martes, diciembre 23, 2008

Los patitos del mediodia

Los patos antiguos

La nueva ola



En un lugar y tiempo que jamás iba a imaginar, tuve la suerte de lidear con patitos o anades reales.
Al principio eran 4 del estilo del gráfico de arriba y una patita con aire antisocial, pero que debes en cuando pedía comida.
Entre ellos había un lider bautizado "sin cuello" ya que no tenía la raya marcada en el cuello y era el que atacaba a un pato con manchas marrones.

En un hecho desafortunado manchita murió atacado por los teros, cuando ya se le plantaba a "sin cuello" y este último termino herido.
Uno de los otros dos tomo el liderazgo y la maldad, ya que no dejaba entrar a la laguna a "sin cuello" que era constantemente atacado por este pato. Pronto la patita también iba a ser herida por este pato llamado "pechito" ya que tenía unas marcas en el pecho, el otro pato era pacifico ya que estaba un rato con cada uno(sabia del mando de pechito, pero consolaba a "sin cuello")
"Sin cuello" fué desterrado de los almuerzos porque estaba realmente enfermo.

Un mes después la patita desapareció y quedaron solo dos patos inseparables, que todos los dias nos esperaban en la puerta del comedor para que le demos de comer. Muy graciosos su forma de moverse, de subir bajar la escalera.
El comedor yace a unos 70 metros de la laguna donde viven, y estuvimos alimentando a ellos con los peces de colores que practicamente salian del agua para comer. Un pes grandote blanco fué bautizado como "el cabezon" por su enorme y fea cabeza.

Hace muy poco tiempo trajeron tres patitos, primero trajeron uno y luego dos patitas más.
El primero fue atacado por los otros dos, pero llegué a empujarlo para que se zambullera en la isla de la laguna. Luego llego el adiestramente de los tres patos, donde el primer dia salían disparando cada vez que le tiraba pan o cualquier alimento, hasta que de a poco se animaron y comenzaron a comer.
Mi segundo paso era que se metan a la laguna, donde costo muchisimo hacerlo, por los reiterados ataques de uno de los otros dos patos.

Hoy los cinco patos caminan los 70 mts, para pedir comida, es decir los cinco han sido domesticados, para la sonrisas y hasta risas de la gente.
Esto de domesticar es un arma de doble filo. Es sacar el savajismo natural de este tipo de pato, y facilitarle la comida, pero a la vez generales una dependencia y costumbre que puede que no sea para siempre.

++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Anade Azulón - Características


IDENTIFICACIÓN:
50-65 cm. Macho en plumaje nupcial con cabeza
y cuello verdes; partes inferiores y dorso grises; plumas centrales de la cola recurvadas hacia arriba. Macho no nupcial, hembra y juveniles de tonos pardos, moteados y estriados de oscuro. En todos los plumajes espejuelo del ala azul enmarcado de negro y blanco.

HABITAT:
Habita todo tipo de humedales (naturales o artificiales) independientemente de su extensión, profundidad y grado de humanización. Nidifica alejado de las zonas húmedas, en cultivos o baldíos. También puede criar en árboles. Ocupa perfectamente cauces fluviales.

COMPORTAMIENTO:
Es un ave muy gregaria, bastante arisca y desconfiada, que raramente permite el acercamiento a corta distancia, siendo normalmente el primer pato que huye ante la presencia humana (en este caso no huye porque le proporcionamos la comida).

martes, diciembre 16, 2008

"No es posible correr dos veces la misma maratón" – MDP 42,195 km.



Homenajeando, de alguna manera, la frase del filósofo griego Heraclito: “No es posible nadar dos veces en el mismo río”, el título “No es posible correr dos veces la misma Maratón”, es un tanto cierto. Tal vez en este caso, el terreno, el tiempo en hacerlo, la gente sea la misma que algún año anterior, pero las sensaciones cambian. Cada maratón es una novedad, y para aquellos que no justificamos el puesto ni el tiempo, es difícil cansarnos de la distancia. El solo hecho de recorrer tanta distancia y de moverme, me da cosquillas en el estomago entre euforia, ansiedad, alegría y un poco de temor. Toda esta mezcla forma un cóctel del cuál, cuando me pongo nostálgico, hace un poco más linda la vida.

Pero como digo siempre, mi justificación puede ser totalmente rechazable, ya que no tiene solidez, pero que bueno es sonreir por la nostalgia de haberlo pasado bien.

Todo comenzó cuando llegamos a la Juan B. Justo, junto a Pablito Marengo algo menos de una hora antes de largar. Desagitamos, hablé con muchas personas de mi agrado y largué.
En este caso con un temita que tiene que ver con el contexto donde corría: “Del Mar” de Intoxicados. Este año no sentí una salida apretada y por suerte estaba fresquito para empezar a correr.
Al salir del puerto corrí junto a Monica Cortez y Andrés Diaz, mientras cantaba el tema “Bastará” de Los Cafres, en el cual trataba de moverme a ritmo. Canté y canté durante gran parte de los 10 km. Además hablé con los españoles de Santander que eran muy agradables y en el Hermitage me lo encontré a Gerardo Ré que, como siempre, nos abrazamos, charlamos y luego me pasó (al ritmo de Silvina Garré). Al llegar a la Perla mi euforia crecía y saludo a Javier Frega, al grito de “Perdido, perdido, perdido” al son de “presente”(Sponsors). Canté luego temas brasileros de Capital Inicial y tomaba agua y me refrezqué en los puestos que encontré. En el 15 lo supero al Flecha(que corría 21,1 ) y le dije que : “El tema me hace picar”, era “Nos vacian la casa” en donde ensayé un cambio de ritmo. Bajé el ritmo con “Refugio” de Ella es tan cargosa, mientras lo saludo a Gastón que venía a buen ritmo.
Al llegar a Camet, estaba un tanto cansado de cantar y en el kilómetro 18 paro y tomo gatorade. Salgo volando y empiezo a cantarle y a saludar a todos los que chocaba en el retome (pablo, Florencio, Carlos, y un montón más).
Paso la media con el tema que esta sonando de Airbag y luego de “Momentos de Gloria” me duermo 2 kilómetros y pico hasta cantar “La noche que me diste” y ahí tuve en el pico más alto el volumen de mi voz y la euforia. Ya se cagaban de la risa todos de mis alaridos.

Al dar la vuelta y tomar el camino que me conduce a Camet, el viento se hizo en contra. Tomo nuevamente hidratos y se me cae el Mp3, le digo que no pierda tiempo al corredor que se agacho a darmelo, el me contesta: “En una maratón dos o tres segundos no es nada”. Corrimos juntos y yo callé la voz y el cambio de viento me cortó un poco el combustible.

En el 28 y pico viene Florencia con la bici y me carga la botella de Gatorade, a partir de allí cambié la estrategia, que es manterneme blandito y caminar al menor dolor. Un corredor me dijo: “Cantante algo”, yo le contesté : “Estoy cansado”. Llegar al 32 costó machisimo, pero mi sonrisa estaba ahí, trataba de cuidarme la presión y mi salud. Un corredor que me dijo que tenia 60 años: “Dalé corré”, mi excusa fue : “Hace dos semanas corrí en Rio Tala”.
Otro corredor me preguntó como estuvo. Le contesté: “Terriblemente mortal”. A esta altura las ambulancias iban y venían los corredores ya no saludaban tanto (algunos timidamente, otros con una simple mueca).

“Todas Esas cosas” me hizo cambiar de ritmo por última vez. Luego fui al baño(arbolito) y “Pasos al costado” lo mantuvo. En el 36 vuelve Florencia y entre correr y caminar fueron mis ultimos 6 kilómetros que eran realmente sofocantes por el sol y el calor. Me mojé mucho, y tratamos de ayudarnos entre todos. Los cambios de ritmos me fatigaban: “Reclamale a la vida”(Adicta) no sirvió.

Me sentía cansado, pero sin una nausea terrible. Llegué avivando al público con una gran sonrisa con el tema “En las alturas” de la Mancha y disfrutando de una maratón que si bien fue en el mismo lugar y en tiempos parecidos, no fue la misma.

viernes, diciembre 05, 2008

No sé




En una actualidad de incertidumbre, en que la cabeza se cuestiona todo y no sabe contestar a cada estímulo más que con un “No sé”. Muchos de mis escritos son cuestionados, al menos por mí, ya que no puedo jugar al rol de abogado para justificar porque es X o porque es Y, hago agujeros por todos lados y no tengo bases sólidas en mis argumentos.

Me podría hacer el inteligente y justificar que los grandes científicos, filósofos entre otros intelectuales que vivían en una burbuja llena dudas, para poder actuar y llegar a la claridad que deseaban; lamentablemente mi duda me conduce a los confines de la incertidumbre.
Pienso en que la mayoría de preguntas cualificables que podrían formularme, mi casi constante respuesta sería un “No sé”. Las excepciones son respuestas de ubicación y de algo en concreto o medible.

Hace poco veneraba a la filosofía hedonista y veo a flor de piel que los que la cultivan son los adolescentes convirtiéndose en robot y pensando en el placer que les da peinarse y mostrarse, más que conseguir un oficio como tornero, técnico eléctrico y demás actividades que le haría muy bien a la convivencia entre los habitantes. Pero me pregunto ¿Le haría muy bien? o ¿Esta bien que la gente se entretenga y se sienta linda la mayor parte de esto? ¿Qué pasa aquellos que cuestionan esto? ¿Son amargos? ¿Cuál es el punto de equilibrio? Mi respuesta a todas estas preguntas es “No sé”, supongo que cualquier porteño medio contestaría a cada una de ellas como si tuviese la fórmula de la convivencia ideal. A veces por etiquetar, uno se cuelga de esos patrones, pero yo sigo diciendo : “No sé si está bien o mal”.
El gusto especial por las canciones, el repetir todo el tiempo estrofas que ya escuché miles de veces. ¿Esto no robotiza? ¿Por qué me hace supuestamente bien, decir una y otra vez lo mismo? No lo sé.
No puedo cuestionar a ciertos dogmas, ciencias o pseudos-ciencias que tienen una idea concreta y establecida. Es así que no puedo considerarme ateo, en el caso de la existencia de Dios. Recuerdo que un filósofo francés cuestionaba el ser agnóstico, que se era teísta o ateísta. ¿Yo entraría en la categoría nada? Porque puedo aceptar los argumentos del que cree, como el que no. Y cualquiera de los dos casos en el momento me convencería para tomar partido, pero al rato volvería a ser un mar de dudas.

Las críticas a determinados grupos de poder. ¿Quiénes son lo que lo hacen? La clase media y derivados de esta y ¿Por qué? ¿Por qué le brillan los ojos cuando ven algo ostentoso conseguido por un hombre de este determinado grupo? ¿Por qué le es mas fácil humillar y descalificar al pobre y venerar al rico? Por interés sería una fácil respuesta, pero igualmente no la sé, porque en realidad tal vez estableciendo este tipo de jerarquías es más fácil la vida.
Tanto el capitalismo puro y el socialismo puro hacen agua en muchos sentido, sobretodo en el práctico. Mis palabras están llenas de grietas cuando cuento algo de mi vida, que carece de estructura para contar algo. Esto quiere decir si me preguntan: “¿Tenés alguna anécdota?“, volvería a contestar un “No sé, no me acuerdo”. Así como no sé que espero para el año que viene ni para los próximos días.

Puedo justificar que soy un ser humano de pocas palabras porque mi duda hacia lo que digo es más fuerte que el camino incierto que llevo.
Sin duda soy parte de la historia de un hombre sin galardones y que duda de cuales son los laureles, que duda de ser individualista o abstraerse a la comunidad, entre tantos “No sé”.

sábado, noviembre 29, 2008

Cronica del calor anunciado - Rio Tala (50 km)




Las agujas del reloj daban las 8:30 horas, junto a varias personas nos dispusimos a correr 50 kilómetros, no eramos muchos, un poco más que una veitena, así que íbamos a estar solo durante gran parte del recorrido. Mi táctica era musicalmente numérica: una suerte de canciones de un artista cada cinco kilómetros, por ende, iban a pasar por mis oídos 10 artistas.

El primero de hechos fue Andres Calamaro en que escuché “El compositor no se detiene”, cuya voz era acompañada por Litto Nebbia. La primer vuelta fue suelta y tranquila, solo aceleré en “La gente que habla sola”(Attaque 77) con la frase: “Pienso en vos estés en donde estés”.

El recorrido era ir 5 kilómetros y volver lo mismo(una vuelta de 10 km), pero en una ruta que ya se estaba calentando y no había ningún tipo de sombra posible, tanto el cielo sin nubes, como un árbol donde reposar.

El tercer artista era Adicta y resumía lo que iba a acontecer más tarde: “Se aproxima el sol, ya no me hace bien, me hierve las ideas, hasta enloquecer), concentrado llegué al 15, que me refresqué y cambié a Sponsors, llegando al 20 al grito de “Pérdido, pérdido, pérdido”. Hasta aquí los corredores nos saludamos en cada retome.


La tercer vuelta ya acrecentaba el calor, caminé poco, solo para tomar líquido o para pasarme una esponja, donde el kilómetro 4 y 6 de la vuelta nos esperaba un señor con un barril lleno de agua y esponjas. El paisaje de la ruta era desolado y sofocante, a pesar de que Intoxicados me hacía gritar

Pregunto en el 30 si va a haber un puesto de agua, me dijeron en el 32, pero la misma ya estaba caliente, me tiré la bolsita y corría y sufría, Turf me llevo al 35 en buen paso, pero Bulldog me trajo a los tumbos al 40, en el camino corrí con el corredor de Gral Pico, que estaba destrozado, como muchos de los que pasé en esta vuelta. Traté de gritar y darnos ánimos a ambos, pero yo solo corrí.


En el 40, por suerte estaba Florencia con el Gatorade que vino bien, porque ya estaba acabado. En el 41 saludo al tercero y al segundo que venían muy juntos pasando el 49.

Yo tomé el cuarto lugar gracias a los temas de Guasones : “Brillar” y “Cien años”, donde hacía morisquetas, pero después morí en el 45. Mercedes me guió porque yo estaba mareado, insolado y de mal humor. La levantada me duró hasta el 46 cuando otro corredor me pasó, pero ahí la caminata se hacía larga y entonces en el 48 me pasa otro corredor que levantaba un poco el ritmo, yo podía correr apenas 50,100 o hasta 150 metros seguidos, luego me mareaba o se endurecían los gemelos y caminaba.


En el 49 lo veo cerca al corredor, pero tengo arcadas y vomito caminando, asi que lo caminé hasta el 49,80 km y trote 200 mts, para figurar y llegar insolado y destruído.

Esta carrera más que ultramaratón pareció una prueba de supervivencia para ir al desierto.

Las consecuencias fueron un calambre en el gemelo, baja presión y vómitos sucesivos.

Con Florencia decidimos irnos al hotel, porque me sentí insolado


La Reacción de Cadena Perpetua fue el tema que recuerdo en el final, como propio legado en esta carrera me dejó un parrafo:


¿Cuanto más podré resistir?

¿Cuanto más podré resistir?

Se que todo viene y va.

Se que siempre hay algo más

Estoy buscando algo especial.

Levantate y mirate

viernes, noviembre 21, 2008

El fracaso



Hoy voy a ensayar este término, una palabra catastrófica para cierta parte del mundo civilizado.
En el día a día los habitantes de Buenos Aires solemos usar mucho está palabra tajante para desmerecer a otra persona.
Los programas de TV hacen mella de cuan ridícula e inservible son la gente conocida, popular y/o mediática.
¿Pero que pasa con el Humor? El origen del humor está (en películas de cine mudo) en gente desesperada por algo, es decir, una personita al que le pasan cosas que no desea ni quiere que le pasen. Aquí es adonde quiero llegar, el fracaso o frustración es originario aquí y esto se traduce al humor. Hoy día se observa un montón de ejemplos que muestran a un tipo que es ridiculizado por el humor. Y arrojo la siguiente pregunta: ¿El fracaso, en algunos aspectos, no desemboca en el humor?
Como somos seres sociales y hay un orden en la sociedad que va del primero al último, muchos ven a un ser fracasado a aquel que no gana lo que espera la sociedad, ni vende los discos que espera la gente, ni llega a desempeñar determinado rol en una empresa, negocio o cualquier ente de escalafón, que a determinada edad no aprendió determinadas cosas más por una cuestión ideológico o de poco convencimiento.
La gente que quiere superarse y superar al prójimo, día a día, puede tener más angustia del que sabe que puede perder y le da lo mismo.
El tipo que tiene más riesgos al fracaso es aquel que desea ganar en todos los aspectos de la vida, y por ende depende de factores externos (competidor, registro numérico, reconocimiento, etc) .
El fracaso impuesto por la sociedad no está pegado con la falta de talento, simplemente puede estar asociado a las ganas de no demostrar éxito. Igualmente un fracaso es algo temporal y no definitivo, porque uno mismo no puede vivir llevando el mote de fracasado, por más que algunos otros lo etiqueten así.

En el caso particular me considero en muchos aspectos un fracasado carente de talento, alguna vez hablé de antihéroes, aquí mi falta de adaptabilidad a ciertos patrones hacen que no sepa manejar ciertas conductas sociales, por eso mi conducta antisocial en algunos contextos, porque no paro de escuchar cuan exitoso o fracasado es tal.
Y creo que, al no ser exitoso y no pretender serlo(relativamente hablando) he tenido el privilegio de que muchas personas hayan pasado de largo.
Yo soy de la idea de que cuando dependo de algún ente externo no lo conseguiré y si lo consigo lo festejo sorprendido.


La definición del fracaso, según la RAE, son las siguientes:
* Malogro, resultado adverso de una empresa o negocio.
* Suceso lastimoso, inopinado y funesto.
* Caída o ruina de algo con estrépito y rompimiento.

En proverbia.net destaco algunas frases:

"El fracaso es una gran oportunidad para empezar otra vez con más inteligencia." ( Henry Ford).

"Un fracasado es un hombre que ha cometido un error, pero que no es capaz de convertirlo en experiencia." (Elbert Hubbard )

"La vida del hombre es interesante principalmente si ha fracasado. Eso indica que trató de superarse." (
Georges Benjamin Clemenceau)

"Los que renuncian son más numerosos que los que fracasan."
(
Henry Ford)

"El fracaso fortifica a los fuertes."(
Antoine de Saint-Exupery)

"Da igual. Prueba otra vez. Fracasa otra vez. Fracasa mejor." (
Samuel Beckett )

"El fracaso es, a veces, más fructífero que el éxito."
(
Henry Ford)

"Después de un fracaso, los planes mejor elaborados parecen absurdos." (
Fiodor Dostoievski)

lunes, noviembre 10, 2008

El máldito calor.



Para mi, que salgo a trotar como "una tortuga", según trascendidos, tuve que aguantar el máldito calor.

Yo que soy un humanoide que sale a correr y siquiera lo disfruta (es por eso que me autocalifica humanoide, porque no sabe justificar para que mierda lo hace) por este abrasivo calor de más de 30 grados.

Muchos te dicen que es la cabeza, pero los síntomas de baja presión, de agotamiento, de falta de piernas: ¿ No provienen del cuerpo hacia la cabeza?. No sé, acostumbrar al cuerpo a este tipo de clima no es del todo placentero. Pero la terquedad van de la mano de la paciencia y de la ridiculez, que tal es así vamos a seguir preparandonos para los pronto 50 km en San pedro (22/11) y finalizar el año con los 42 en Mar del plata.

Prefiero estar desnudo con frio, que aguantar de cualquier manera este insoportable calor.


Transcribo un artículo para darme cuenta de la adaptación del calor, hallado de fcmax.com

"Correr en tiempo caluroso entorpece también la circulación de la sangre con el consiguiente perjuicio para el corazón. Por supuesto, usted suda mas, lo cual quiere decir que su organismo pierde mas agua de lo normal. Para compensar la pérdida beba un baso lleno de agua antes de empezar a correr y uno cada quince o veinte minutos a lo largo de la carrera. Si su estomago esta vacío omita la sal ya que podría ocasionarle retortijones. Si viste una remera ligera y transpirable creará una cámara de aire sobre su cuerpo, lo cual reducirá su temperatura y le ayudara a soportar el calor.
Un detalle importante que debe recordar es que su cuerpo tarda un par de semanas en adaptarse al calor. Tómelo, pues, con calma y espere a que sea él el que le diga cuándo está dispuesto a correr."


Mientras tanto a esperar al 7 de diciembre y coronar el año con mi futura maratón número 18.

viernes, octubre 24, 2008

El fenómeno Facebook



“Quisiera tener un millón de amigos y así más fuerte poder cantar”. Cantaba el artista brasilero Roberto Carlos y el Facebook lo puede hacer posible de una manera simple y directa.
Cierta parte de la humanidad necesita sociabilizar más y más, es casi una ambición desmedida, el cuantificar todo: desde cuanto cuesta mis pares de medias, cuanto tengo de busto, hasta cuantos amigos tengo en el Facebook
Como reseña de este nuevo juguete de Internet, el Facebook, que fue creado en universidades en Estados unidos, para que los estudiantes coloque perfiles, cree y opine sobre debates, construya o se haga socio de grupos, participe en “fans club”, etc, etc.

El facebook cuenta con los siguientes servicios:
Amigos = para intercambiar fotos, mensajes, etc
Grupos y páginas = para pertenecer a una comunidad con gustos semejantes o lugares coincidentes en la vida
Fotos = para que la gente opine cuan bello soy
Regalos = para demostrar cuan generoso soy obsequiando íconos con algún mensajes


Las razones que personalmente encuentro para ser miembro del facebook son:

--> Cuando alguien siente que cuanto más personas tenga involucrada, tiene más posibilidades de generar amigos, amantes, vínculos laborales o de algún otro interés, y por consecuencia mayor cantidad de opiniones sobre uno, para poder formar una identidad que es sensible a estos juicios.

--> Los que se anotan como “mis amigos” me elogiaran en la mayor parte de tiempo, tendré más referentes para levantarme el ánimo y vivir con alegría, podré asistir a eventos y conocer gente nueva, me podré identificar con personas que tienen los mismos gustos y hasta formaré una tribu en la que me sentiré cómodo. (Ojo con las sub-tribus)

--> Podré, no solo contarle a mis amigos carnales, sino también a mis amigos virtuales en que lugares maravillosos estuve y lo feliz que me siento.

--> El facebook, como así otros medios, me comunicará con amigos que viven lejos de casa y verán mi realidad.

--> Construir redes de servicio social, es decir gente a favor o en contra sobre determinaciones gubernamentales, empresariales o lo que sea.

--> Podré recurrir a la nostalgia y volver al pasado realizando o yendo a eventos con gente del colegio o de una empresa y juntarse a platicar y revivir aquellos bellos años.


Pienso que a medida que pasan los años y generaciones, las exigencias y necesidades aumentan, es porque la crisis de existencialidad, y buscarle el sentido a la vida, puede ser generando y satisfaciendo necesidades. Por ejemplo me siento solo, entonces tengo a mano diversos medios(como la redes sociales) para que me levanten el ánimo y me digan que la vida es maravillosa.

Supongo que el carácter cambiante, las sucesivas tragedias y desgracias que ocurren diariamente, fortificada por los medios de comunicación, hacen que las personas vivamos en un constante temor y angustia, es por eso que necesitamos refugiarnos en momentos felices y ser contenidos por personas que virtualmente nos identifican.

Me parece que gran parte de los que participan en las redes sociales con las necesidades básicas cubiertas va a dar mayor uso al pedido desesperado de salir de sus momentos de soledad.

Andy Warhol dijo que en el futuro, cada habitante (incluído y no marginado de esta sociedad) tendrá sus 15 minutos de fama. Y con los Blog, los fotologs y el gran Facebook le están dando la razón.

miércoles, octubre 22, 2008

Crónica de la ciclotímica maratón de Buenos Aires 08'



En la vida uno va mutando de sensaciones, en realidad yo voy sintiendo, como si fuese una rueda diferentes estados de ánimo. Pero me voy a enfocar en esta maratón y su preparación.

Hace unas tres semanas odié la preparación de una maratón, odié ponerme los cortos y las zapatillas después de una jornada laboral agotadora, durante apenas 14 días elegí mirar TV, tocar la guitarra o irme a tomar un cafecito. Todo porque tomarme en serio esto, luego de una pérdida familiar, me parecía absurdo y ridículo (aún hoy me lo sigo planteando)

Un domingo(21/9) se me ocurrió volver a correr y me observé bien, y pensé en participar en la maratón de Buenos Aires. Viaje a Brasil, fonditos salvadores de 11 a 13 kilómetros a las 6 y media de la mañana controlaban la ansiedad de las grandes jornadas de trabajo de 13 horas.
Llegó el día, el factor climático no ayudó, a mi me ahoga mucho la humedad y la baja presión atmosférica.

Aproximadamente a las 7:30 hs de la mañana larga el maratón de la Ciudad de Buenos Aires ( 4ta. vez en la misma ciudad, 17 en total) . El primer kilómetro se absorve con el tema “Chance” de Attaque 77, buen tema para comenzar “Tu chance es hoy”, luego elegí un bloque reagge de tres temas. Iban recorridos 3 kilómetros y tenía sed, en el 4 lo encuentro a Richard Umanti y me quejo con un “Está pesadisimo”, es que ya me pesaban las piernas y no había recorrido el 10%, un atleta me pregunto si eran los mismos temas que el año pasado. “No, cambié”, le contesté.

Me tranquilicé y llegando al Parque Chacabuco, un tema depresivo pero con dolor me lleva a desprenderme de Richard : “…es que ya no tengo nada, ya no trato con la vida…”(Adicta). Y me desperté definitivamente con un “Buenos días Buenos Aires, buen dia mi amor”(Guasones). Eso hizo que buscara los rostros cómplices de los corredores de alrededor, excepto de dos que me observaban con cara de furia. En el 13 me pasan Gerardo Ré y Marcelo Muzyka ensayando un cambio de ritmo loco para mis limitadas velocidades. Al llegar al 14 y bajando del autopista los paso a Matías y a Cecilia con un tema de Estelares: “Doscientos monos” que me aconsejaba con un “Ya no puedes correr”, cuanta razón tenia.

Antes de llegar al obelisco (Pelegrini, entre Sarmiento y Perón), saludo a unos vagos con “Aguante la cocaína”, es que estaba escuchando “Magia Blanca” y se me antojo gritar eso. Esta canción me sacó energía hasta el 19 que con “Nada”(Sponsors) :”…El amor sobretoda diferencia social…”.

El olor, al llegar a la bombonera se hacía cada vez más asqueroso e intenso. Aquí me tragué un montón de pozos y sentía algunos mareos. Recién en el 21 tuve mi levantada, gracias a “Pienso en vos estés en donde estés”(Ataqque 77), esto me sensibilizó y se me puso la piel de gallina, como reacción pasé picando y gritando a viva voz la media maratón. En el kilómetro 22 me divertí con los corredores, en su mayoría concentrados, con “…recién empezas a correr…la segunda parte es mejor…”(Calamaro), mientras les decía a los de alrededor:“Hay que estar re-loco para correr con este día”. Para llegar al 24 había que dar unas volteretas insoportables, aquí resbalo. Junto otro corredor compartí calladito un kilómetro, hasta que se me fue, y no alcancé más.

Antes del 25, Rolo y Rubrunner me despiertan mencionando mi sobrenombre; los saludo, paro en el puesto a caminar, me dicen “Dale, dale”, y yo le contesto: “Tomo y sigo”; entonces otro responde con un: “Te cagaron a pedos”, reí y comencé a recorrer mi mejor momento de la maratón, donde cante 5 kilómetros (seguramente porque en la mayoría tuve viento a favor) y temas como “Mi alma lloró”, “Brillar” y sobretodo “Oh! Dios que sacrificio”, me hicieron correr y gritarle a todo el mundo en forma cómoda y confianzuda.

Pasé el kilómetro 30 en 2 horas 32’ 40’’ y ya costaba un tanto correr, me callé la boca y los siguientes kilómetros escuchaba y no cantar, es por eso que en corredor me preguntó “Si no cantaba más” y con todo el dolor le dije “Prefiero calladito”. Los mareos y la baja presión persistían, la música, algunas personas y los puestos de hidratación eran mi salvación. En el 35 tomé mi primer y único gel, es por eso que me concentré con “Hombre espacial suicida” (Juana la Loca) y decidí correr y parar cada 2 temas, pero como máximo caminé 50 mts entre que corría más de un kilómetro, y sentía que tenía dos sopapas en los pies (estaban llenos de agua).

En el 37 me pasa un compañero de rutas Matías, yo lo insulto de puro envidioso y como no pudiendo creer el ritmo que generó. El 39 sirvió para deprimirme por la vuelta abrupta que tenía. Una constante en la carrera(cada vez que quería salir de la misma) fue contar las vueltas a la pista al Chacabuco que me quedaban, es decir que todavía tenía que dar 8 vueltas de 400 metros!.

El 40 junto a “Basta de Penas” pude transitarlo a un ritmo constante y sin parar, el 41 km fue un kilómetro largo, se me volvió a erizar la piel con “Imposible de olvidar, siempre vas a estar en mi mente”(Villanos), llegando a la meta justamente con “El corazón sobretodo”(Estelares), en 3h 36’ 33’’, con frío, nauseas y múltiples dolores físicos(espalda, gemelos, pies, etc).
Sin duda está maratón va a quedar en mi historia personal y en mi recuerdo, por todas las sensaciones vividas.

martes, octubre 07, 2008

Pepsi 2008 Feliz



¿ Dominador o dominado ? Cuantas veces uno juega ese rol en distintas situaciones de la vida. Bueno en este caso elijo ser dominado y depende de los despliegues musicales del escenario, sin exigencias, solo esperar que toquen y cantar al son de sus melodías y de la voz cantante.

Llegamos con Florencia, un domingo 05 de octubre a las 15 hs. en el club Ciudad de Buenos Aires. Un dia espectacular y la espera con unos patys, nos decidimos a ver Ella es tan cargosa que arranco el Pepsi con "Donde están las melodias", cantaron un par de temas y culmino con "Ni siquiera entre tus brazos". Arrojaron puas al público y me llevé una
Luego comenzó la fuerza de Smitten con una linda versión de "Come Together". Banda que recorre varias melodías anglosajonas, mezclándola con las propias.

Luego el momento esperado, con Joaquin Levinton (ex Turf, banda que sigo escuchando con fervor) y sus Sponsors". En una ubicación privilegiada, adelante y en el medio; se vivió una gran jornada musical : comenzando con "De vuelta", pasando con los hit turferos "Pasos al costado", "Magia Blanca" y "No se llama amor", llegué a la afonía y al cansancio.
Descansamos un poco con florencia y sentados escuchamos y entonamos a "Los Tipitos" en el escenario principal.
Luego un licuado, el final de "Loquillo". La alegría de Decadentes: "Somos", "Loco tu forma de Ser" "Gran señor", "Raquel", entre tantos exitos, hacía reir a la gente.
Luego disfrutamos a Estelares con un set de ocho temas que contaban los últimos tres discos. "Camas Separadas" fue el comienzo, pasando por "moneda corriente", "Aire"(dedicado al turco hijo de puta, según las palabras de Juan Manuel Moretti) y culminando con "Un dia perfecto".

Luego estbamos algo cansado y las instalaciones llenas y vimos a Andrés Calamaro, pensar que mucha gente esperaba justamente al Salmón, luego de aguantar muchas bandas, yo estaba lleno de alegría por las anteriores.
Andrés sorprendió con temas como "Todavia una canción de amor", "El dia de la mujer", algunos tanguitos, una presentación de banda interminable y un final a todo "Paloma". Fue raro ver a Calamaro tocando muy poco, es decir solo se dedicó a cantar durante casi todo el show(excepto un par de temas).

Finalmente llegué agotado pero feliz, después de vivir practicamente 8 horas de música, de cantar, sonreir y disfrutar del tipo de show que más me gusta. Me fascina entregarme a esta rama del arte. Y lo lindo que queda como un gran recuerdo.

miércoles, septiembre 24, 2008

El odio como autodefensa



En estos días donde los arrepentimientos, la autocritica y la tristeza esta en voga. La intolerancia y el odio se apodera de mi.
Pero basándome en la gente distinta, no me identifican las mayorías.
El pasado domingo siguiendo la media maratón de Buenos Aires hubo cuatro puntos de la gente participante que no me gustaron:
* La burla descarada y soberbia de la gente contra los autos que querían pasar y los pobres policías dando la cara por estos corredores.

* El gasto de energía de aquellos que se quejaban de otros corredores porque se subían a la vereda, el marco de agresividad demostrado por algunos corredores en que querían que no corran por la vereda, daba asco...pero además los que se jactan de tal tiempo habiendo cortado camino.

* Los que obligan a correr a un ritmo diciendo cosas: Dale que la subida la matamos...Pareciera como si estaría en un regimen militar

* El correr lesionado, en mi caso particular les advertí que se van a hacer más mierda, pero es asi los que venden las marcas publicitarias. Hacete mierda que los demás te lo van a reconocer, eso si si después no corres nunca más no nos hacemos cargo. ¡En fin! Como me dijo un referente a esto : "Rescatate Percho!" Lástima que no quiero ser como él.

Por eso digo, me gusta correr pero no formo parte de la identidad media del corredor.

Por suerte hay dias que correr me salva y me baja varios cambios, asi como nadar, pero no entiendo a los que entrenan 7 dias a la semana, teniendo trabajo, amistades, familia y se tienen que atener a un regimen, que para mi, sobrepasa el sacrificio. Sin dudas, no quiero ser como ellos, prefiero apartarme.


En la vida social odio a los que se lo pasan criticando y exigen de los deportistas lo máximo, sino creen en los rumores, asi como también en los programas de televisión que abarcan competencias.
Me plantan una vida perfecta, me dicen que la vida es una y hay que dejar todo.
Yo prefiero reir 62 veces al dias que apretar los dientes todo el día y acelerarme y contar el tiempo que hago, aunque muchas veces caigo en esto último y algunas tantas me odio por ello.

Por suerte estoy estable y voy siguiendo un rumbo, descartando lo que no quiero, a pesar de que voy a correr la Maratón de Buenos Aires (sin convencimientos) esperando no sobrepasar mis limites, pero descarto ver ciertos sitios que me hacen mal!.

Volviendo al título cuando aparece la tristeza en mi, automáticamente es reemplazada por gente que odio, que es mucha y no lo puedo evitar. Sin duda para etiquetarme entre blanco y negro, la gente que odia puede caer en la miserabilidad, yo solo pienso y a pesar de muchas tentaciones me hecho un costado y evito a estas personas, porque son más fuerte que yo.

martes, septiembre 16, 2008

¿ Que quiero demostrar ?




La verdad que me cansé de correr o por lo menos de prepararme para maratones.

Toda esa motivación que me quitaba tiempo libre, o mejor dicho que usaba el 80% de mi tiempo libre para esforzarme la quiero convertir en algo más llevadero y no tan acelerado...que llegando a las 19::30 salga volando para no llegar mucho despues de las 22:00 del parque o vestirme rapido para arribar a la horas o dos horas de pileta.

Hoy quiero terminar ya que me empaché de esto y no me hace realmente bien. Quiero manejar mis tiempo, no quiero apurarme o apurar el medio de locomoción para vestirme rápido e ir a entrenar o a lo que me marque el reloj...Me cansé.

El foro de internet me cansó y me hace mal, pero igualmente conozco excepciones lo que pasa no escriben mucho allá... El exitismo, el estocismo, el sacrificio es muy notorio y mi persona no se adapta a escribir allí ni a integrarse.

Se que este tiempo aprendí que la gente por agradar miente o dice pavadas, yo prefiero callar.

Se suspende Concordia, como la maratón de Buenops Aires, lo cambio por despertarme a la hora que sea un domingo y tener todo el tiempo del mundo para ir a un café y leer el diario suavemente.

Mis actividades deportivas no van a pasar la hora, ya que lo haré como descarga o como una instropección a mi mismo....Así que hasta luego maratones, nos vemos cuando tenga ganas de correr y no cuando tenga de pertenecer a una tribu efimera y estoica.

Nota: La foto se debe a que no me considero Superman ni pienso jactarme en parecerlo.

viernes, septiembre 12, 2008

Memoria para mi madre.



10 de Septiembre del año 2008, a las 20 horas, aproximadamente, recibí la noticia más absurda y más triste que ni hubiese imaginado. Mi madre fue muerta porque se atragantó con una empanada y no pudieron hacer nada.

Unos amigos que no sabían como tratarme, me acompañaron a la clínica, donde Florencia me esperaba con su semblante un tanto demacrado.


Los policías comentaban que era lo mejor, lo peor, los pasos a seguir, yo escuchaba pero no analizaba alternativa alguna.


Mi mente se vaciaba mirando el pasar del tiempo, se había ido la persona que me dio la posibilidad de ver la primer luz en mi vida, mi protectora, mi sol, mi madre.

Si pienso a ahondar cuan es dura es la vida para las personas que sufren alguna afección cerebral, acumulo la bronca para aquellos que se consideran normales y fijan a los humanos mediante sus talentos, virtudes y descaradamente discriminan en sus limitaciones.

Mi madre fue abandonada, porque ella no fue responsable de eso, por sus amigas, por su hermano y por la gente que compartía cosas en las buenas, pero una persona fue leal toda su vida: su esposo Eduardo, quien se jugó y le salvó la vida muchisimas veces, la verdad estoy orgulloso de alguien tan humano y con tanta entrega como él, para mi es un ejemplo de vida, como también lo fue mi madre.

En este vacío, en el cual no cerraré, me tendré que adaptar, porque jamás olvidaré de mi madre su sonrisa picara, su inocencia, su generosidad, su simpleza, su infantilidad y sus ganas de compartir, aún ahora escucho su vos.


La última imagen, por suerte es alegre, es haber compartido los cinco: ella, Florencia, mi hermano(que hacia un año que no lo veía), Eduardo y yo una merienda con sandwichs de miga y jugos, donde la risa, el cariño, la complicidad y la compañía nos había invadido a todos los que rodeamos la mesa y nos había parecido, inesperadamente, un tiempo corto de reunión, hasta que nos dijeron las palabras no deseadas de “La visita”.

Mi ser está un tanto disperso, des-lúcido, tedioso, y sorprendido por este hecho. Anhelo la paz de la gente que me acompaño en esta situación y estaré agradecido eternamente, ya que no me esperaba que ellos presencien algo tan feo como el entierro: Bibiana, Eduardo, Guillermo y Tamara (que dejaron atrás el vínculo laboral para contenernos y compadecernos de esta gran pérdida ), Cacho y Haydeé (los padres de Florencia que me apoyaron en este momento).


Hoy voy a tratar de hacer cosas que me hagan bien y homenajearé al Hospital Estevez (una de las clínicas que estuvo internada) porque se que hay gente abandonada por sus familiares, amigos o quien sea que necesitan de mucho material.

Lo único que me quedó decirle a mi madre “Es que nunca la olvidaré y que fue( y es) la luz de mi vida”.

jueves, septiembre 04, 2008

Los 100 km que no fueron


San Miguel del Monte, Provincia de Buenos Aires, Argentina. 30 de agosto del 2008, 12:47 del mediodia.
Yo estaba preparando una alikal en un vasito de plástico con agua, mi mente estaba pidiendo a gritos que no siga, mi humor era cada vez peor, las nausas era moneda corriente, pensaba en la gente que odio, es decir, la que me subestima por mis funcionalidad en esta vida, los insultaba en el aire, sentía frustración y los hallaba culpables de eso, sabía que después de haber realizado 57 kilómetros era lo mismo que nada, aunque mi cuerpo decía lo contrario.
Tres personas a mi alrededor me daban papas fritas, me levantaban las piernas y me veían blanco y pálido.
"Buen momeno para morir" me decía a mi mismo, con dolor y con desconsolación.
La doctora me cantaba "9/7 tu presión", yo quería yacer acostado con el sol acariciandome, pero una camilla me llevó a un hospital, me colocaron un respirador y me aplicaron una inyección.
Dormí unos minutos, porque estaba extenuado, y los pensamientos se absorvieron en los sueños.
Todo comenzó 24 horas antes de correr esta carrera, cuando tuve un viernes lleno de stress y ansiedad porque el destino quizo que se me presentara un día así.
Llegamos a las 10 menos cuarto a Monte, luego de 3 horas y media de viaje lleno de tensiones y frustraciones. Comer con nervios hace mal, no me tranquilicé. En mi cabeza tenia mi viaje a último momento a Brasil, el tremendo trabajo que se me venía, donde varias personas no hacemos más que atacarnos y encapricharnos con el otro y destruirnos, en vez de conciliar y valorar al otro.
Igualmente está es una de las realidades, en tono autocompasivo. La otra es mi rendimiento para aguantar 100 km, sea corriendo, trotando. caminando o arrastrandome.
Desde la largada la ultramaratón salió mal, me costo correr a un ritmo menor y me agitaba mucho. Solo disfruté los kilómetros que van del 25 al 30 (acá metía menos de 5' el kilómetro), antes y después se mezclaron sensaciones de suplicio, de malestar y de depresión.
Correr no me hizo feliz esta vez y la palabra revancha se las dejo a todos los virtuosos ( o que se creen) que habitan en este planeta y no a los mediocres como yo.
Las cosas las trato de hacer con el mayor placer posible y no para llegar a la meta y obtener placer por esfuerzo desmedido.

martes, agosto 26, 2008

Maratón Voladora en Mendoza



En un clima frío, con la vista una montaña nevada espectacular, cuya alfombra roja era el dique adonde nos alistaba a más de doscientos corredores.

La largada, a 1200 mts de altitud fue con el tema “Catedras” de Adicta, pero me esperaba una gran bajada ( de 2 kilometros de largo y más de 100 mts de alto) , la gente me sobrepasaba entusiasmada, creían que tenían en el bolsillo la carrera en los primeros 3 kilómetros. Hasta el cinco corrí incómodo, balbuceé las letras de algunas canciones, pero corría pesado y agitado. En el primer puesto de hidratación me escondo en un arbolito y me descargo. De repente me abraza Gerardo Ré a quien le doy un piquito y se va disparando atemorizado de que lo vuelva a hacer, más que ya entoné una canción de los Decadentes: “Veo”. “Esa Luz” y “Luz de Marfil” me hacían ver el sol encajonado en la montañas y alumbrando a un río angosto, los corredores que me pasaban me decían: “Dale, seguí cantando” ( como diciendo que poca vida que tiene). Yo empezaba a “des”entonar con “…Tarde gris en la ciudad y nadie me esperaba…”, el cielo opaco y sin sol hizo juego con la canción.

Del 10 al 15 se hizo difícil las subidas y la luchaba en las bajadas, pero trataba de estar alegre y volar con la música y el paisaje. Aunque pedía deseos cada vez que pasaba un tren imaginario, se sentían las subidas pero no se iba mi alegría, ya estaba sorbiendo mi primer tercio de botella maratoniana.

Del 15 al 20, pasó a un grupo de tres corredores, incluído Jorge Sanchez en una subida, es decir me hacía fuerte en las subidas, me relajaba en las bajadas. Mientras escuchaba el tema “Planeta Carmesí” de Juana la Loca, charlaba con un chico que corría su primer maratón y me siguió un kilómetro, le dije que mis ritmos son cualquier cosa ya que no corro mirando el reloj.

En la media me fijo el reloj y marcó 1h48’20’’, y de repente Turf me ayudo a gritar con “Nos Vacían la casa” y luego del grito piqué y exploté con “…este vacío de repente se desata, no hay problemas que no llaman la atención”, mi ritmo comenzó a cambiar con “…Vamos dale vamos animate a despertar, salí de tu casa…” de Cadena Perpetua, en la que pasó a un grupo de 8 corredores en el kilómetro entre el 23 y 24.

“No quiero ser un espía, no quiero se solo un puto espectador “de Turf, me aceleró en el 27, un señor se reía a carcajadas y yo también, al final me lo hizo ver El puesto 30 lo pasé con “hombre espacial suicida” (Juana), ya me acomodaba con mis ritmos y los temas, pero los autos me rozaban la nariz porque pasaban muy cerca y no les importaba. En la curva del 33, entrando al autopista y al arco de la largada de los 10 km, me agarró un cambio de clima en el que me bajones, caminé 10 mts y salí disparando con “el fucking tiempo” de Bulldog. A esta altura de piernas me sentía muy bien, porque me hice muy amigo de las subidas.

En el 35, como banana y empieza a sonar el tema “Poco”, y luego canto con “Loco un poco”, pasando una corredora que fue irónica conmigo 25 kilómetros antes

Pasando el 39, bien de la cabeza, pero con algo de sed, ya que un ciclista me prometió agua pero se me fue, porque le dije en la subida paraba a tomar. Una camioneta hacia de liebre de un corredor. Grito “A la mierda con tanta ingenuidad” y la camioneta se corre y sobrepaso al corredor, me alcanza en el 40 mientras tomo y como una banana y luego lo vuelvo a pasar y no paro hasta la meta donde, al llegar, entono “A brillar el sol por vos… y por mi” (Guasones) y trato de captar miradas cómplices con la gente. Llego en 3 horas 33' 20'': eufórico, afónico y feliz, con una gran sonrisa de niño dibujado en mi rostro aunque mis cuadriceps estaban comprimidos y duros.

domingo, agosto 24, 2008

Era en abril




Dedico este mensaje a todas aquellas personas que tuvieron que afrontar la pérdida de un hijo y salieron adelante.

El tema “Era en Abril” interpretado por Juan Carlos Baglietto (no en si su autoría), pero tanto la música, la letra y las voces (junto a Silvina Garré) hacen que mi mente haga que mi cuerpo me sacuda con un escalofrío.

Pensando en aquellas mujeres que tienen por un acto sexual, en su vientre, una futura personita que va a nacer. Que supongo que todos esos días, de aquellos nueve meses, la atención es puesta sobre las dudas, incertidumbres, sueños, ilusiones, aspectos, características, etc. de esa bebé que vendrá con toda la inocencia y necesidad al mundo.

Como una mujer tiene la tolerancia en el caso de que tanta espera y tantas ilusiones, sean quebradas porque el destino hizo que no naciera, más allá de los cuidados que tuvo esa madre.

En el siglo XIX (y principio del siglo XX) y los siglos anteriores, las pérdidas de embarazos era tomado como algo normal, ya que no existían los partos por cesarea ni contaban con la tecnología de hoy.

Pero en la actualidad, es realmente una frustración y puede causar estragos, ya que la cultura ha cambiado y estas sensaciones son más dramatizadas que antes.

Un ejemplo de un personaje famoso es el de Kart Marx, en el que perdió cinco futuros hermanos.

La verdad destaco la fortaleza de las madres que salen de esta situación y vuelven a vivir y a permitirse otra oportunidad.

La canción “Era en Abril” es un viaje a este proceso y oscila con las frases: “las mejillas llenas de Sol y dulzor”, pasando por “con los pechos llenos de leche y dolor” y culminando con el párrafo que connota un nuevo sueño: “Estamos pensando, sería mejor, el marcharnos tres, que quedarnos dos”

**********************************************************************************

Transcribo la letra completa: Era en Abril ( letra y música : J.C. Baglieto y Jorge Fandermole)

Sabes hermano lo triste que estoy
se me ha hecho duelo de trinos
y sangre la voz
se me ha hecho pedazos
mi sueño mejor
se ha muerto mi niño, mi niño, mi niño,
mi niño hermano.

No pudo llenarse la boca de voz,
apenas vacío el vientre,
de mi dulce amor.
enorme y azul, la vida se le dio;
no pudo tomarla, no pudo tomarla,
de tan pequeño

Yo le había hecho una blanca canción
de un amor entre una nube
y un pez volador, lo soñé corriendo abrigado en sudor
las mejillas llenas las mejillas llenas
de sol y dulzor

Era en abril el ritmo tibio
de mi chiquito que danzaba
dentro del vientre un prado en flor
era su lecho y el ombligo
y el ombligo el sol

No busques hermano camino mejor
que ya tengo el alma muda
de decirle adiós
que hacemos ahora mi dulzura y yo
con dos pechos llenos con dos pechos llenos
de leche y dolor

Era en abril el ritmo tibio
de mi chiquito que danzaba
dentro del vientre un prado en flor
era su lecho y el ombligo
y el ombligo el sol

Estamos pensando
sería mejor, el marcharnos tres, el marcharnos tres
que quedarnos dos.

miércoles, agosto 20, 2008

De descarte



Estos días en el que estoy con fiebre, luego de un viaje espectacular a Mendoza.
Se me dio plantearme una situación en la que fui despreciado o descartado. Tiene que ver con los mails y ciertas situaciones mediante a esto.
Por ejemplo, el grupo donde estaba corriendo, me descartó en los mails en donde contaban sus entrenos.

El otro son de ex-compañeros de trabajo en el que me caian bien y he sido ignorado para una salida, después de tanto tiempo.
Una visión optimista podría ser confusión en ambas partes, pero tengo a prueba varias situaciones de ignorancia sobre mi persona.

Los que corren, creen que soy un pelotudo que arruina el mundo del atletismo y, al no ir por una marca ni siquiera por un triunfo, es ignorado y humillado. Pero el parrafo de recién es la visión más pesimista y exteriorizada. El ser, mi ser, en el que la marginación por ser aburrido, poco protocolar y desagradable es como moneda corriente.

Carente de triunfalismo, nulo de talento, poca capacidad para venderse y por ende desinteres del otro por mis actividades. Sumándole mi caracter agresivo, depresión y limitación fisica y verbal.
Viendo el otro lado del asunto, sigo agradecido de la poquita gente en no solo me trata para sumar, sino que cuando nos juntamos puedo llegar a construir algo.

La cagada es el concepto confuso y el encasillarse cuando realmente sos despreciado.
Me he sentido despreciado muchas veces, supongo que desprecié también, pero el cambiar de concepto de las personas a veces duele y acrecente la desconfianza Y paradojicamente, que cómodo me siento cuando puedo confiar en alguien y que incómodo cuando creo confiar, y es solo un artilugio de agradabilidad.
Igualmente mi madre y mi hermano vivieron día a día la marginación cuando empeoraron de salud.
Siento que todas estas personas son talentosas, que todos son famosos y que todos tienen razón excepto yo.

Hoy, día con llovizna, con un trabajo que se volvió stressante, con algo de fiebre, puedo afirmar que soy material de descarte para una parte de la humanidad que seguramente estableceré otro concepto, para mutar con otro y así sucesivamente.

miércoles, agosto 13, 2008

Identificación y grupos sociales



Hay etapas en la vida, sobretodo en las metrópolis, donde muchas de las personas necesitan pertenecer a un grupo social determinado con convenciones e ideologías.

Hoy, con tantas vías de comunicación, sobretodo la televisiva o por Internet, las personas, en su mayoría adolescentes necesitan encasillarse en grupo, que le podemos llamar, tribu social.

Lo que me parece que en estas tribus se traza una línea o un camino, de actitudes, de ropa o cosas para comprar, música que escuchar, formas de vestirse, de peinerse, de pintarse y siguiendo una ideología.

Generalmente las comunidades nacen por música y se origina estas formas de encarar la vida.

Hoy día, cada vez más adolescentes tienen la necesidad de ser parte de la comunidad elegida y hasta pertenecer es más importante que el ser. Es más fácil tener una vida ya diagramada (amigos, costumbres y cualquier otra repetición marcadamente trazada, que crear una propia y oscilar en coincidir con varias de estas tribus sin limitaciones, pero sin encasillarse en alguna)


Los EMO, que tiene raíz a lo emocional y el dolor como laymotiv de coexistencia con los demás seres humanos, pero teniendo como pauta que el mundo se va a acabar.

Se define un esquema de ser social pero algo introvertido y autista, ya que le agobia y lo confunde tanto dialogo. Necesita reflexionar pero sus reflexiones son negativas, ya que las influencia (musicales sobre todo) le dispara ese tipo de sensaciones. Tiene un cuidado extremo de la apariencia, y tiene muchos rituales para preparar su imagen. A la vez usan Internet constantemente para mostrar sus estados de ánimos


Los Flogger, como todas las tribus, mantienen una imagen, pero aquí la imagen es todo, es por eso que necesitan producirse todo el tiempo. Son modelos de imagen en potencia, es por eso que se reproducen por cada foto cuelgan en su Fotolog (o algo similar). Son una especie de conchetos (dandies) cibernéticos


Los Punk, que nacieron en los 80’ con una ideología existencialista, hoy se cree que el punk es violento por la música que realiza, y la verdad es todo lo contrario, su música pide a gritos un mundo mejor, sin violencia y más justo; y no intolerante y agresivo como lo hacen muchos de sus seguidores.


Los rockeros o los rollingas, suelen vestirse con remeras de los Rolling Stones, le gusta bailar rock donde sea y están siempre sonriendo al hablar. La idea es ser lo más rotoso posible en la apariencia y tomar mucha alcohol. En un rollinga no puede faltar la cerveza en la mano.


Uno que me parece el más creativo de todo es el hip-hopero. Requiere de un gran entrenamiento físico para bailarlo y una gran creatividad para zapar. La diferencia con las otras tribus es que el hip-hopero es más protagonista musical que espectador.


Los cumbieros o villeros, se visten con pantalones anchos, remera, gorrita y zapatilla de marca conocidas (por más que su origen no lo sea). Su voz es reventada por la cerveza y el cigarrillo y por cada frase que emite agrega el: “eeeeeeeeeeeeee”,


Además están los hobbits, los raftas, los rockabillys, los hippies, los skin-heades, entre otras comunidades bien marcadas.

En los 70’ la ideología si bien formaba parte la imagen, era más bien politica y aperecían los troskistas, los anarquicos, los socialistas, los democráticos, los revolucionarios. Cada uno queriendo un mundo mejor o cambiar el que hay rotundamente.


Particularmente en la adolescencia me he encajado con “los villeros” por la forma en que me sentía discriminado en mi contexto, más allá del artificio que yo mismo generaba, pero odiaba a la gente que ostentaba con su plata y envidiaba a los que compraban cosas que realmente yo no obtenía.. Esa fue mi forma de rebelarme, la rebeldía hay se manifiesta de otras formas, pero no deja de ser un capricho de identidad.

viernes, julio 25, 2008

Ultramaratón en Rumipal - 50 km




La largada me sorprendió hablando con Marcelo Muzyka sobre la prohibición de correr con música es muchas carreras en Estados Unidos.
Se me hizo muy difícil el primer kilómetro ya que había una subida larguisima que recorre el centro de Villa Rumipal, en la bajada de vuelta trate de respirar mejor y llegar contento al segundo kilómetro. Decidí poner en mi MP3 cinco temas de un grupo/solista y uno de cualquiera (es decir iba corriendo con bloques de 6 temas), es que entonces Intoxicados y Calamaro me acompañaron en la primer vuelta, que no crucé en forma óptima, es decir, sentí de alguna forma los primeros 10 km que realizé en aproximadamente.

La idea eran bloques de dos grupos cada 10 km, lo cumplí exceptuando la última vuelta.
El camino fué casi todo de tierra, lo cual, me hizo acordar a la reserva ecológica.

"Sponsors" sonó en el kilómetro 13 y las dobladas de los tres retomes que tenía la carrera se hacían difícil, igualmente yo cantaba tranquilo. Mi pensamiento era cuando me iba a sacar la manga larga de debajo de la remera de corta, pero no tenía calor y seguía pensando cuando me iba a sacar la remera. En el 18 me encuentro con Daniel Hernandez y apostabamos quien iba a ganar la carrera. Yo decía que ganaba Avila, ya que lo conozco, el decía que ganaba Rivero, los dos perdimos en los pronósticos finalmente.

Cruce el 20 con cierto cansancio en 51’, comí algo y Dany en el 21 me dejó atrás sin que lo pudiera alcanzar y sin ganas de hacerlo. Aquí ya empezaba a ver como corrían los de 8 km y comencé con los saludos a Gerardo, a Silvia y a la esposa de Fernando (la Rusa), en el 25 le preguntó a Rosa si Florencia estaba corriendo, y es así que en el 27 la encontré. Particularmente no canté mucho, si algunos gritos de algunos temas, pero el saludo y el aliento a los que me cruzaba no cesaba.

La Tercera vuelta la culminé en 53’, lo que me sorprendió es que Avila realizó la cuarta vuelta en 2 horas 34’ ( es decir 40 kilómetros) y le llevaba a 400’ a Reyes. el viento me hizo pelota en el kilómetro 31, en el 32 me tome un Alikal y ya la nausea se apoderaba de mi, ayudada por el viento en contra.

“Turf” y Rivero me ayudaron a seguir en el 33 y medio. Hasta que “Siempre Libre” y “Loco un poco” me hicieron alcanzar a Rivero, que iba tercero en la competencia y me llevaba 10 km de ventaja. Le di Gatorade, y realmente me molestaba que corriera atrás mío, ya que el es mucho más veloz que yo, recién en el 37 se despegó, porque paré para caminar.
La cuarta vuelta la culminé en más o menos 54’, pero pasando a mucha gente; pero venía lo peor.

Llegué con ganas de vomitar y mareado al kilómetro 40, mi idea era correr y parar cuando se me subía todo.
Corrí atrás del colombiano, y caminaba, y luego corriendo lo alcanzaba o lo pasaba, pero volvía a caminar. Me faltaba fuerza y equilibrio. En el 45 me alienta Jorge Rivero con un “Que estás escuchando? ” “Juana la Loca”…Yo medía lo que me faltaba como vueltas a la Pista del Chacabuco. Cuando Daniel entraba al 49 (y yo salía del 46) tuvimos una charla por una apuesta que perdimos ambos, se lo veía muy animado. Los últimos dos kilómetros resultaron lentisimos, y el colombiano aceleró y yo caminaba y corría poco.

Llegué blanco como Freddy Kruguer, y casi me desmayo, la última vuelta resultó en 1 hora 2’. La verdad esta carrera no pude disfrutarla y aprendí que si no estoy 9 o 10 puntos no puedo hacerme el loco. Sin duda se debe a mis limitaciones físicas, porque la cabeza me dice “corré” siempre.

Pero bueno hay carreras que disfrutó, otras me fortalezco, y otras me ganan por goleada, pero no dejó de estar conmigo y de compartir con otros la alegría que me causa correr, aunque haya un periodo de tiempo que las pago. Cada carrera es un desafío(no del lado estoico) en la que lo paso bien conmigo mismo y la mayoría de los que me rodean.


La foto de Freddy en Pesadilla 50

miércoles, julio 23, 2008

Correr sin música.




Charlando con un futuro participante del Sparthatlon, Marcelo Muzyka, me comentó que en esta prueba (246 kilómetros, para realizarlo en menos de 36 horas, que va de Sparta a Grecia) no se puede escuchar música bajo ningún sentido y además en varias carreras de Estados Unidos (país que no me interesa ir a correr) tienen prohibido el uso de auriculares para escuchar algo por razones de seguridad, ya que se dificulta lo audición y eso restrige la comunicación entre las partes (organización-corredor).

Ahora, esta prohibición, a mi jode de sobremanera, me gusta correr pero no rápido sino trascender con música una distancia X, ya que se asemeja a un baile. Puede que esta censura, dentro de unos años, llegue a la Argentina, y no me hace ninguna gracia.

Las canciones son captadoras de imágenes y sensaciones mentales, en las cuales justifican un poco la parte hermosa de mi vida.
Puede que sea paradójico y que se resuelva no corriendo carreras y simplemente entrenando como los días que salgo a correr.
Igualmente correr a mi manera es muy difícil de justificar, ya que, según expertos, estoy inmerso en la mediocridad por tener al placer como principal objetivo y no la meta en si de tiempos (puede importarme pero no me repercute si es más o menos que una marca), pero el atletismo es reloj y yo corro y escucho música y miro el reloj cuando se me antoja, por consecuencia no soy atleta, por ende no soy deportista, en definitiva soy el inmaduro que quiere jugar, correr y reirse.

jueves, julio 17, 2008

Hay un deseo que pido siempre que pasa un tren



Por la canción "dulce" de Andrés Calamaro, "Mi Gin tonic" , en la que un párrafo del estribillo menciona: “Hay un deseo que pido siempre que pasa un tren”; me surgió la idea de escribir sobre el deseo.
Observo que el deseo está ligado con la necesidad, pero el deseo es algo más fuerte que la necesidad explícitamente tratada. El deseo se anexa con ilusión y con algo que podría alterar parte de la vida.

El grado del deseo cambia según el contexto y el plazo; el deseo sexual puede ser originado en segundos, el deseo de fortuna económica o de poseer salud puede ser de largo plazo. El deseo necesita ponerla en práctica y una vez cumplido, generalmente se confeccionan otros deseos y así sigue girando la rueda.
Particularmente pienso, cuanto más deseos se anhela, más confusa y desafiante es la vida, como queriendo ponerse a prueba día a día en post de la meta trazada.
Según la RAE el deseo es: “Movimiento afectivo hacia algo que se apetece”.
Ese movimiento afectivo es el impulso de pedir o pedirse algo que se anhela. Pero el goce al cumplir los deseos se mide en el grado de la inquietud de quien lo haya cumplido
Personalmente no confío en las personas que viven pidiendo deseos o que no se conforman con nada cumplido, porque ambicionan más y más. Tal vez sea así en ocasiones y realmente no me jacto de ser de esa manera.
Pero volviendo al tema de Calamaro, cada tren es una oportunidad y la misma se cumpla de la manera mejor posible.
Lo constructivo de un deseo es cuando beneficia a n partes, por ejemplo la solidaridad sin uso de terceros, y la cooperación entre ambas. El deseo de dar amor, sin obsesiones, es un deseo constructivo.
La destructivo del deseo es la competencia, ser campeón, tener el reconocimiento de toda la humanidad por tener talentos competitivos y querer ser el número uno y tener a todos a sus pies, esto es común y para la gente es muy divertido y además estas personas son objeto de deseo y no hay nada más beneficioso para ciertos seres humanos tener la vara de controlar a muchisimos seres humanos.

Pero este último párrafo lo reflexiona un ser negado de talento, del montón, de alguien que forma parte de la masa y reniega de ello, pero que no tiene deseos de grandielocuencia, sino de paz, de amor, de cooperación y de arte.

Todos tenemos una misión en este mundo y esa misión se torna en el deseo eterno, algunas misiones son en perjuicio y otras en beneficio, la evolución del mundo es el conjunto de los deseos o misiones cumplidas de cada ser humano

Dejo la canción como legado de el tema planteado:

Para ver bailar voy a un club mientras muerdo el limón
de un gin tonic usado … en tu cadera,
no me digas que voy a tener que ir a ver a tu grupo del siglo pasado,
en la bombonera.

Hay días para quedarse a mirar,
hay días en que hay poco para ver,
hay días sospechosamente light,
hay un deseo que pido siempre que pasa un tren.

Para ver bailar voy a un club mientras muerdo el limón
de un gin tonic usado … en tu cadera,
todo bien porque voy a comer como un rey
en tu agencia de coches usados … entre colegas.

Hay días para quedarse a mirar,
hay días en que hay poco para ver,
hay días sospechosamente light,
hay un deseo que pido siempre que pasa un tren.

También hay un deseo que pido siempre, que pasa un tren.

Hay un deseo que pido siempre, que pasa un tren.

lunes, julio 07, 2008

Maratón Rosario 2008 - Borrachera en 42k


“Este prologo, introducción o como quieras llamarlo, te dará una pequeña visión de lo que vendrá…Espero que lo disfrutes” se escuchaban las primeras palabras de Cristian “Pity” Alvarez antes de entonar la canción “Casi sin pensar” y yo mientras me acomodaba en mi 15ta. Maratón. Mientras saludé a Guillemo que corría los 7, obviamente pidiéndole disculpas por mis ruidos molestos.
En el kilómetro 3 me acomodo el ritmo con “Eres para mi” de Julieta Venegas y trato de despegarme del pacer de 3 horas 30’ (Martín Paternó) ya que iba mucha gente y me da vergüenza cantar delante de tanta gente.
Llegando al kilómetro 5, “Esa Luz” de Turf me hace cantar con mayor énfasis, todavía no me afectaba la carrera.
Al entrar al parque Independencia, en el kilómetro 8 cantaba seguidamente “Basta de Penas” (Los Piojos), un corredor me hacia con la mano hacia abajo que pare. Aquí estuve acompañado con Marcelo Bariatti y otro atleta más. Volviendo hacia el río, seguí cantando con mayor énfasis “Al vacío” y “Mayonesa” de Intoxicados, y le preguntaba al corredor de al lado “¿Cuanto dura una hora para vos? Si para vos “. En la gran bajada cantaba “Me quiero ir a vivir a la montaña” como si allá estaría la solución de mi vida.
Paso el 16, tomo el Gatorade, y me cayó mal al estomago, es decir me mareó y no pude balbucear “Bastará” de Los Cafres, pero llegando al tunel grito fuerte: “Reggae para mis amigos” de Intoxicados, mientras otro me gritaba de atrás que pare con la música.
Llego al kilómetro 20 con “No quiero ser normal” y “Ya no sé que hacer conmigo” del cuarteto de nos, temas que sumamente me siento identificado.
La media maratón la paso con “Por volver” de Bulldog y grito el “Fucking tiempo” similar a la maratón de Buenos Aires, la misma la paso en 1h42’NN’’
Acá me alimentaba las sonrisas de los banderilleros que tienen el arduo trabajo de agitar las banderas durante hora y quedarse parados en mismo sitio tanto tiempo, es por eso que me enternecía las risas y sonrisas de ellos por mis gritos desentonados o por mi cara de tarado.
Del 23 al 26 fue una pasarela de gente conocida, que me llevaba una cantidad importante de kilómetros: Fertz, Frega, Alberto Martin, Dato, Sugust, Dani Hernandez. Mientras hablaba con una pareja corredora que escuchaba “Chance” de Attaque 77, y me contestó que le gusta Attaque. Y respondí: “Ahora viene Intoxicados” y me replico “Uh”…Yo gritaba “Me quedé brindando. Salud”. Al dar el retome en el 26 y pico, gritaba que era “un puto espectador”, se repitió la pasarela de corredores con Nowi, Horacio, Carlos, Marcela y finalmente le grito a Gerardo Ré, el pacer de las 4 horas, “No me alcanzas, p….” y mientras me reía.
Llego al 30 con Miranda con su canción “Enamorada”, les canto a Esteban, Sabrina y Lorena, mientras el primero me sacó fotos y me alentaban. Y al dar la vuelta me afectó un poco el viento en contra.
En el 31 paro para tomar el gel y comienza mi rincón punk del cual las piernas no me dieron para seguir al ritmo : Villanos y una trilogía de temas de Cadena Perpetua, y mientras grité : “Violencia, violencia”, Martín Paternó, el pacer de 3 horas 30’, me pasa como parado en el kilómetro 33, iba 2h44’ y comienza otra etapa de la maratón.
Esta etapa de la maratón consiste en tomar conciencia de que las piernas reaccionan menos, y a la vez me apasiona, ya que instrospectivamente planeo estrategias para poder correr, más allá de las señales del cuerpo. En el 35 caigo, pero “Fuego” me hace levantar. Antes de llegar al 37, se cruce una cuesta en el puente y la camino. “Mago de la Lluvia” de la Mancha de Rolando acompañaba mi caminata.
“Laten bolas” de Bersuit y “No soy vos” estas canciones las pude correr y pare en el puesto del 38 y pico, y me dice, el que me dio agua: “Falta poco” y le digo “Soy cagón”. Del 34 al 38 me desconcentré mucho y caminé más de la cuenta.
Pero la canción “Poco” (NTVG) me volví a concentrar y correr hasta el 40, y con “Love Parade” de Azafata encuentro el ritmo y con “Dame Pasión” acelero en la bajada y termino gritando “Porque mi generación hoy se caga en tu opinión, porque mi generación algo le pasa” (Babasonicos). Me doy vuelta para la foto de Guille, lo saludo y cruzo la meta sumamente eufórico, lo cual en posteriormente tuve la resaca merecida de mi gran borrachera maratónica.

sábado, julio 05, 2008

pepsi maraton




miércoles, julio 02, 2008

Discriminación y Prejuicio




En el lugar donde trabajo habitan 5 patos y comparten sus vivencias en el contorno de un lago artificial.
Desde del día que ingrese a realizar labores en este establecimiento, comencé a interesarme por su habitat y su comunicación, es por eso que casi todos los mediodias les arrojo migas de pan.
Los patitos se dividen en 4 de la misma especie o raza y otro de una especie distinta.
Desde “el vamos”, estos 4 patos no permiten convivencia con el pato diferente, es por eso que lo dejan solo y no permiten que, “el patito feo”, aprendió a no ser aceptado por los otros patos y por ello recibir la mayor parte de las migas de pan por los humanos, como si fuese un juego.
En este tiempo uno de esos 4 patos, no sé el por qué, rompió los códigos, y es por eso que los otros 3 patos reaccionan violentamente si este patito quiere juntarse nuevamente con los otros tres patos, es por eso que intenta innumerable veces acercarse y volver a ser del grupo de los patos de la misma especie, pero una y otra vez es agredido por los otros tres.
Ahora pregunto: ¿Quien sufre más? ¿El pato que ya aceptó que nunca perteneció ni pertenecerá al grupo de patos? O ¿El que fue parte y ya no es aceptado, a pesar de sus deseos de volver al grupo? La respuesta es mucho más que obvia. El “patito feo” yace mucho más tranquilo que el pato que dejo de pertenecer y se siente marginado pero con esperanza de volver.
Si me pongo a reflexionar ambos roles, los dos coinciden en que son discriminados, pero con distintas sensaciones.

Realizando un paralelismo con el ser humano, que también es de origen animal y navega en las aguas de niveles de tolerancia e intolerancia, como el ejemplo de los patos.
La palabra discriminar es tomada por el hombre como algo malo, como una acción hasta delictiva, y la misma proviene de seleccionar. Discriminar, discriminan todos, porque existe el ego y para desarrollarlo y fortalecerlo, a veces discriminamos.

El encasillamiento y las generalidades hacen que el hombre le ponga identidad a las cosas. Tomando por cosas a los grupos de pertenencia, ya sean por raza, religión, gustos musicales, modas, tratamientos, etc.
Es una paradoja cuando los seres humanos condenan a la discriminación y a la vez encasillan al genero ( mujer u hombre), a las religiones ( católica, judía, etc), a las elecciones sexuales, a las razas, a la actividad realizada, al éxito o fracaso obtenido según determinados reglamentos o pautas, a las clases sociales, a la edad, etc.

Hay que ser conciente de que los contextos culturales hacen al hombre. Englobar a una nacionalidad, como una identidad trae muchas equivocaciones. El juzgar al argentino de determinada manera, es una gran falencia e ignorancia.

Pero con todos estos encasillamientos, el prejuicio está y si uno ve a un Boliviano cree que es un delincuente, a un judío como un garca, a un politico como un corrupto, un músico un drogadicto y así sucesivamente
El prejuicio forma parte de la neurosis de la ciudad y sirve como para alertar al hombre o mujer de ciertos clichés, pero también puede cerrar diferentes maneras de pensar.
Lo bueno, al menos para mi, es que esta persona salga de los clichés establecidos y eso me suele sorprender.

Lo decepcionante, al menos para mi, es que cuando el ser humano toma cierta identidad de estos clichés mencionados y sigue una a una las características establecidas para ese grupo de pertenencia y se convierta en un ser predecible y sumiso al grupo, por ejemplo un hincha de algún club de fútbol o cualquier fanatismo.