miércoles, diciembre 30, 2009

Mis tres décadas - Segunda parte (Los 90's)




En diez años hay casi 3700 días, encierro los mismos como diez años de mi historia, culminando esta década con dos hechos trascendentales en mi vida, que fueron mudarme solo y recibirme; sin duda fueron saltos positivos en mi vida, pero hubo que transcurrir primero.

Comencé los 90’ en una situación económica deplorable, me vestía con la misma remera varios dias seguidos, no tenía ropa, más la que me regalaba la madre de Juan Manuel, lo cual me daba mucho pudor aceptarla.

Con mis amigos juntábamos diarios por las casas con la excusa que eran para el viaje de egresados; con mi hermano recorríamos estaciones para recolectar diez mil boletos de cartón para no se quien. Así podíamos vivir unos días.

Recuerdo que en enero de los 90’ me fui de vacaciones junto a mi amigo Hernan Gil, a Mar del Plata, y no tenía dinero para irme, mi padre solo me dio para el pasaje en tren ida y vuelta y migajas, el mismo día que me iba a mardel, encontré en un cordón 10000 australes, lo cual me podía comprar muchas más cosas y estaba re-contento, hasta escribí que fue el mejor día de mi vida en el diario.

Ah una costumbre que comencé en el 90’ era escribir un diario todos los días, contando lo trascendente o lo rutinario en una columna de agenda.

Esas vacaciones estuvieron bien, junto a mi amigo, sus padres, sus tios y su primo.

En el 90’ seguí a todas partes a All Boys, que llegó a la final para ascender al nacional B y perdió con Laferrere, habia ahorrado plata todos los dias del viaje, para poder pagarme la entrada a la cancha cada sábado, pero el destino quizo que el equipo elegido no satisfaga mi capricho.

En el 90’, un año bastante vital y trascendente, entre muchas cosas tuve mi primer orgasmo sexual, luego de un partido de las canchitas, obtuve mi primer trabajo en el barrio de Once de cadete en una perfumería, dejé de ver a mi madre ya que no soportaba sus intentos de suicidio en la clínica Guadalupe, y era fuerte para mi hermano y para mi.

En la secundaria tuve que soportar que por mi delgadez, me llamasen poca vida, y mi reacción era con intolerancia e ira.

El 91’ fue uno de los peores de los 90’ junto al 92’. Recuerdo mi interés hacia las mujeres, donde las mismas eran inllegables y abominables, tengo nostalgias a irme llorando de muchos bailes y boliches, sobretodo de un boliche llamado “La France”, caminando del centro a Paternal, el trato soberbio y la injuria sin anestecia era lo que hacia que me amargue en semejante recorrido.

El viaje de egresados fue de terror, tratando de seducir, me vine vacío y sin besos, además de que se solidifico que mi lejanía con mis compañeros de la secundaria.

El primer beso, fue dado forzosamente en un baile del San Pedro Nolasco.

En el 91 y 92 fueron años donde la depresión, la soledad, la angustia, el odio, el resentimiento, el no tener del otro lo que yo quería, , me hicieron fortalecer y potenciaron el poder reflexivo, pero así también el de desconfianza, el de la asociabilidad, y de las quejas hacia el mundo.

El CBC fue una isla en mi vida, la verdad lo recuerdo con mucha alegría ese año vivido, tenía muchas reuniones copadas y que me sentía bien, estaba de novio en forma infantil con una chica conocida en Parque Rivadavia, junto a mis amigos Poly y Juan Manuel.

De sexo mejor no hablemos, ya que no funcionamos.

En los 90’ si bien tuve noviazgos, el primero (de tres meses) bastante desconcertante y manipulador con una mujer de Lomas de Zamora, que alivio cuando me separe…¡Puf!, hoy lo recuerdo y me digo que bien que estuve.

El resto de la década se dividió en búsquedas desesperantes de trabajo, con tres cuadras de fila buscando un puesto de cadete, teniendo un tercio de la facultad aprobado.

El gobierno de Carlos Menem me daba asco, así como la idiosincracia rescatada de la gente noventosa, que pensaba que, al obtener créditos, viajes baratos, y tener la suerte de un trabajo, defendía con otra re-elección al señor este, es por eso que ya lo que escoge la masa era lo contrario a lo que me pasaba, entonces preferí no meterme en situaciones de grupo. Mucho de mi entorno pensaba y soñaba en yanqui.

La música que corría en esos años era mi fanatismo enfermo de The Beatles, luego la ola de Queen y cuanto grupo extranjero había por esos años, porque yo también había sido conquistado por el colonialismo psicológico de los paises anglosajones. Es por eso que asistía a los mega-recitales, algo que encendía aún más la fiesta menemista y las relaciones carnales con Estados Unidos e Inglaterra

En la segunda mitad lo nacional priorizó, me di cuenta que ver un tipito extranjero y tan lejos que cantaba canciones en otra idioma no entraba directamente en mi sensibilidad, si la música, como Calamaro y los Rodriguez, Babasonicos, Autenticos Decadentes, Los Guarros finalizando con Caballeros de la Quema y Bersuit, sobretodo el primero me pego hondo.

Del 95 al 97 vivimos solos con mi hermano, y fue una experiencia, si bien mi padre mi madre(que ya estaba bien) nos mantenían, mi hermano ya tenia los sintomas de esquizofrenia y no se supo, por su enfermedad, mantener en los trabajos, así como en su adolescencia no se mantuvo en los colegios. Contaba con muchas reacciones violentas en la que pudo matar a alguien e incluso a si mismo.

En el 96’ comencé a dar clases en un colegio con poca edad, de la cual habia un alumno que me daba mucho miedo por su conducta, estuve dos años y medio en este trabajo, que alternaba con otro. Lo cual estabilizo mi situación en la facultad, donde tenía una novia en la misma, si bien era persecuta (como todas las que tuve), fue muy buena persona que me contuvo y me apoyó en diversas situaciones y estados vividos.

En el 96’ tuve un año más estable, a pesar de que mi pareja no me daba bolilla, pero mi madre ya estaba bien de salud y se mostró generosa regalándonos a mi hermano y a mi, un viaje a Mar del Plata, lo cual fui por primera vez al casino y me causo una euforia enorme de la cual mi cabeza pensaba todo el tiempo en jugar a la ruleta.

En el 98’ tuve la suerte de tener un trabajo en sistemas, y en el 99’ poder irme a vivir solo, con poco dinero, pero al fin solo, al margen del trato horrorifico que tenia con la esposa de mi padre y con mi padre, mi hermano, sin embargo, tuvo que soportar los embistes, las humillaciones y subestimaciones de esta atroz pareja.

En el 99’ concluí el año y la década recibiéndome de Licenciado en Análisis de Sistemas en la faculta de Ingeniería, institución que me pudo solventar económicamente, ya que directa o indirectamente me otorgó muchos trabajos.

En definitiva esta década fue donde la adolescencia se dio a conocer de la peor manera en la escuela secundaria, hoy día tengo los peores recuerdos y que me siguen marcando, donde sufrí muchos problemas económicos e inserciones labores, donde quise destacarme a y lo logré y lo sufrí por mi desconocimiento y por confiar en un potencial que no poseía, que sexualmente todavía no había llegado a la plenitud, pero si en la pareja, una persona que me ha dado el amor que tal vez no merecía, pero que sí, hemos vivido cosas fuertes, pero ya pasaron diez años y la inocencia de esa época no la tengo.

martes, diciembre 29, 2009

Mis tres décadas - Primera parte (Los 80's)



“El que no salta es militar”, corría el año 82’, un dia de sol, la gente en una cancha de fútbol unanimamente se manifestó en contra del tipo de gobierno. Ante la “derrota” de Malvinas, cual partido de fútbol, la masa mostraba su rabia. Justamente esta viendo junto a mi padre, a mi tio y mi hermano el partido en que jugaban, en Floresta, All Boys y Gimnasia y Esgrima La Plata.

Los ochenta, ay los ochenta, la etapa de mi niñez, de la cual me forjaba una personalidad pero con poco poder reflexivo, era llevado por sensaciones y por movimiento, siempre recuerdo hacer algo, ya sea alguna actividad deportiva en el club Comunicaciones, los partiditos improvisados en las vereda de mi calle, el patrón de la vereda, el quemado, la escondida, la mancha, trepar árboles y hacer casitas de maderas, juntar bichos, como lombrices o cualquier otro bicho raro en un terreno cerca de la estación de Villa del Parque, los videos y la droga que corría en los mismos, pero sin molestia; la plazoleta enfrente de la estación, los amigos efímeros que conocía en la calle, etc.

Si bien antes de los 80’ viví no tengo mucha conciencia de cómo era antes de esos años, sólo imágenes borrosas y ya no recordables.

Un momento feliz con mi familia fue cuando luego de ir a la Republica de los niños, los cuatro gritamos los goles de All Boys rodeados de hinchas de Gimnasia, en La Plata, con un dos a cero inolvidable, lo cual hizo un retorno feliz y agradable en familia. Poco tiempo después las peleas entre mis padres eran intolerables y sangrientas, desembocando en una separación impostergable.

Las frustraciones cuando me sacaron de la titularidad de un equipo de fútbol, o de basquet, ya que no era muy constante en los deporte.

Los torneos de ajedrez en las escuelas, por equipos y las copas otorgadas al colegio, pero individualmente perder un torneo por no soportar la presión de ser primero. La fealdad manifestada por los mocos, mi desprolijidad, mis manchones de tinta en el guardapolvo y en los cuadernos, y mi suciedad en general, ya que vivía arrastrándome por el suelo.

Los animadores en las fiestas para chicos, y soportar a los grandes en la fiesta de la noche de mi cumpleaños.

Los malos chicos que me cagaban a trompadas y retornaba siempre llorando a casa, el chico que me extorsionaba: prestándome un juguete y luego el mismo robármelo, y amenazarme para cobrarme, lo cual yo me sentía obligado a robarle a mi padre, a mi madre o mi hermano para pagarle a este chico.

Mucha inocencia, mucha soledad, mucha sociabilidad, muchas alegrías, mucha vida en mi infancia que viví a pleno en la década del 80’.

Las canchitas, ese juego solitario en que tuvo que ver con mis primeras excitaciones, el fútbol fue motor en mi vida como espectador.

Las primeras películas eróticas o con desnudos, que veía en casa de mi padre cuando lo visitaba.

Los shows que le daba a mi madre, y que luego que pude cantar en vivo hacia un grupo de personas, gracias a las clases de canto que tomaba. Zas era mi grupo más repetitivo y el que me causaba tanta euforia.

Los primeros bailes organizados por Juan Manuel (mi amigo de toda la vida), el hecho de apoyar a una mujer y la vergüenza de hacerlo, las posibles chicas que no fueron a la edad de pre-adolescencia, por ende se postergó el primer beso.

Los inocentes robos a fruterías, luego de Gimnasia del colegio secundario, o manguear por la calle para jugar unas fichas en los videos.

Terminé la década con hiperinflación y con saqueos, sintiendo personalmente angustia por como aumentaban las cosas de una hora a otra, y odiando profundamente a Susana Gimenez por su ostentación de joyas y ropa cara, en medio de la terrible crisis que vapuleaba la salud mental y económica del entorno en que vivía.

Mi depresión creció aún más viendo la asunción del presidente payaso Carlos Menem.

La década del 80’ culminó con mi madre internada, Recuerdo soportar la última fiesta de fin de año(o década) en casa de mis tíos y soportando con odio y rencor la falta de interés y de existencia de sus sobrinos, por suerte fue la última vez que compartí una reunión con esta gente.

martes, diciembre 01, 2009

Signos, intensidades y sentidos





Al leer el libro de Pierre Klossowski: “El círculo vicioso de Nietszche”, me quedaron flotando estas tres palabras y algunos conceptos que dieron origen a mi curiosidad para investigarlo.


El círculo envolvente del sentido de la vida, según el libro, es revivir intensidades, es decir, si se siente cansado, descanse; si desea que alguien lo guíe, obedezca, y así formando el círculo de la ilusión que le depara el signo del deseo de revivirlo.
Los pensamientos están provistos de signos, Klossowki expresaba que “Los pensamientos son los signos de un juego y de un combate de los afectos; dependen siempre de sus raíces ocultas”, tomemos la palabra significado, como el origen de signos, es así que darle signos a las vivencias, actitudes, materias, es lo que actúa como puente, es decir el signo, entre el estímulo externo y el pensamiento, por ende, cuando nos adentramos a nosotros mismo, igualmente habrá un agente externo invocado en este diálogo.

“Intensidad, excitación, tonalidad: así es el pensamiento, independientemente de lo que enuncia y más allá de lo que pueda enunciar. Su aplicación suscita a su vez otras intensidades, otras excitaciones, otras tonalidades”, decía Klossowski y agregaba: “Lo que el Eterno Retorno implica como doctrina que la insignificancia del “de una vez para siempre”; si todas las cosas acontecen de una vez para siempre, la falta de intensidad hace que caigan en la insignificancia del sentido. Pero debido a que la intensidad es el alma del Eterno Retorno, las cosas sólo adquieren significación merced a la intensidad del círculo”


Si las cosas repentinamente suceden de una vez para siempre, se pierde la intensidad, ya que se volverá predecible la sucesión de estímulos para fluctuar el grado de intensidad. Si uno sabe que va a suceder, y como va a suceder, el factor sorpresa tenderá a nulo, por eso el nivel de intensidad bajará al recibir tal estímulo, si hay cierta incertidumbre en lo que uno sabe que va a suceder, la intensidad aumentará.


Según la R.A.E tiene como una de sus definiciones: “Vehemencia de los afectos del ánimo”, es justamente lo que hace al grado de intensidad.
Pongamos el ejemplo de estrellas mundiales, que “todo” lo tienen o aparentan tenerlo, al saber que todo es predecible, y que el grado de intensidad baja, precisan realizar ciertos ajustes a sus intensidades, es por eso que, generalmente, buscan sentidos distintos a lo que expresan, el conformismo (ese de una vez para siempre) se debilita y suelen ambicionar lo que le da cierta incertidumbre “no tener”. Esto pasa sobretodo cuando hay quantums enormes de energía que despilfarrar, de los cuales fluctúan los niveles de intensidades.

El círculo, según Klossowski, se puede resumir en: “La palabra, desde el momento en que significa una emoción, la hace pasar por idéntica a la emoción experimentada, que sólo es fuerte en el momento en que carece de palabra. La emoción significada, más débil que la emoción insignificante”, y con esto trata de revivir la emoción, lo que es significado e insignificado es el agente externo, donde se coloco una determinada emoción.
Para designar la coexistencia entre intensidades, signos y sentidos, Klossoski define, a la voluntad de poder “como principio de estas fluctuaciones o intensidades que se interpenetran. Y también el eterno retorno como principio de estas fluctuaciones o intensidades que retornan a través de todas sus modificaciones. En suma, el mundo del eterno retorno es un mundo de diferencias, que no presupone ni lo Uno ni lo Mismo, sino que se construye sobre la tumba del Dios único y sobre las ruinas del Yo idéntico. El eterno retorno es, en sí mismo, la sola unidad de este mundo que no tiene unidad si no es retornando, la única identidad de un mundo que sólo tiene mismidad en la repetición.”.


Por último Klossowski expresa: “No somos más que una sucesión de estados discontinuos con relación al código de los signos cotidianos, y sobre la cual la fijeza del lenguaje nos engaña: en la medida en que dependemos de ese código concebimos nuestra continuidad, aunque no vivamos más que discontinuos: pero esos estados discontinuos sólo conciernen a nuestra manera de usar o de no usar la fijeza del lenguaje: ser conciente es usarla. ¿Más cómo podremos saber lo que somos si callamos?”.
Los estados cotidianos se refieren a las intensidades de los signos, y es por eso que el callarse, no es justificar el signo, sino que se vuelve insignificante, es, por ejemplo, como leer un libro, sin entenderlo o pensando en otra cosa, el olvido actuará como intensidad baja o nula, solo el tiempo transcurrirá sin darle funcionalidad o interpretación a lo leído, traduciéndolo como olvido, es decir, el único significado de lo que estoy leyendo es el acto de que lo estoy haciendo, pero no la atención que atiende la memoria en la lectura.


miércoles, noviembre 18, 2009

A esta altura del año


Seis menos cuarto se prende el televisor, señal de que tengo que abrir los benditos ojos, para levantar la conciencia, y comenzar un nuevo día a un horario que me es forzado empezar.
Mi primer balbuceo de estos últimos días al primer centelleo de la TV es:”La puta madre, otra vez”. Me quedo remolando en la cama, subyugado al televisor y los noticieros cuya costumbre de dar malas informaciones me parece irritante, pero no quiero mover un dedo para ponerme en pie e ir a lavarme los ojos, que yacen semicerrados, mover las piernas cansadas de tanto estar sentado o parado a lo largo del día anterior.

Pero a esta altura del año no puedo hacer grandes cosas ni grandes cambios, especulo con todo, con tal de abstraer mi mente a un agente externo que me entretenga o me tenga embobado: TV, música, Internet, etc; la cultivación del desarrollo intelectual o de razón involuciona, es por eso que a esta altura del año me conviene minimizar el dialogo, porque seguramente mi nivel de conciencia será muy primitivo con respecto a mis idelogías.

A esta altura del año están las reuniones, y como el desarrollo del habla y de la atención disminuyen por el estado estenuado, desembocando en somnolencia y aburrimiento; de por sí la gente me agobia con sus logros, sus conclusiones, su lucidez, su manera de ver el mundo, que teniendo a mi favor la injustificación de mi presencia que atengo a mover afirmativamente la cabeza, casi sin saber que me quieren comunicar.

A esta altura del año mi nivel de concentración fluctúa en la boludez, tengo que leer miles de veces algún párrafo o frase de libro, diario o revista, para dar con la idea expresada.

A esta altura del año, no me interesa conocer gente nueva, siquiera lugares nuevos, me podría sorprender, pero no me da la memoria para recordar un nombre, un paisaje, un momento, una frase, una canción.

A esta altura del año reflexiono si tengo que ir a correr, entre el dolor en el tobillo y mi fatiga mental y muscular, siempre gana: el ocio, el paquete de papas fritas, la levité y algún partido o comentario de fútbol, que hablan cosas concretas del juego y sus chismes. Las pruebas atléticas y las aguas abiertas, a esta altura del año, están totalmente descartadas.

A esta altura del año, siquiera puedo planificar, el mismo no culmina, y no hay un camino claro para decir voy a hacer esto y lo otro porque no, los planes son frágiles y débiles, por ende mi actitud sigue siendo la haraganería y el ocio, algún día dije que mi pecado capital preferido era la pereza, a esta altura del año lo rectifico.

A esta altura del año, en el ambiente laboral, miro el reloj a cada momento, me siento incómodo, y eso que el contexto es gustoso, pero me mata, a esta altura del año, la rutina impuesta.

A esta altura del año, me doy cuenta que numéricamente se me va otra década, y el haber vivido muchos años y pensar como si tuviera menos edad, me da incredulidad de cuanto tiempo pasó de que sigo pensando y actuando casi igual.

A esta altura del año, me da ganas de escribir estas cosas superfluas y opacas, porque a esta altura del año florece mi decadencia.

martes, noviembre 10, 2009

El yoismo




Partiendo de la base del significado del término yoismo, si nos referimos al latín, “yo” tiene origen al ego, y “ismo” se refiere a la palabra "práctica", por ende, es la práctica del ego, colocar el mismo en primera persona.
Utilizando el sentido común el “yoismo”, en el orden linguístico, puede ser el abuso del término yo, en el habla.
Por ejemplo: “Yo estuve ahí en Finlandia, porque yo me morí de frío, pero igual yo lo pasé muy bien”; como para dar un ejemplo burdo. El repetitivo uso del YO y/o el gran egoísmo, son parte del uso de esta palabra, inexistente en la Real Academia, pero decantada en el lenguaje cotidiana.
Ahora, ¿ Por que el yoismo está tan mal visto, si realmente focaliza el ser?
Cuando uno escribe en un blog, por ejemplo como lo hago ahora, sin duda hago práctica a una subjetividad desemboca en un yoismo; sea para el halago como para la crítica, proveniente de uno mismo como del exterior. Como bien leí en una pseudo-definición:
“La persona reconociendo a su yo, se convierte en su propio SOBERANO. Esta visión del egoísmo ve en el otro a una persona con igual capacidad de gobernarse que la que uno tiene, por tanto no se trata de una visión competitiva de la persona en relación a las demás, sino de una actitud ante uno mismo que en nada impide la cooperación mutua o el compromiso voluntario, y que incluso puede alcanzar su mayor desarrollo en el ejercicio de estas.”

¡Ojo! que el yoismo es una arma de doble filo, ya que por situaciones de enaltecer el propio ego, la persona puede ser cínica y perjudicar a los otros, ya que el yoismo carece, en esencia, de la voluntad comunitaria, exceptuando que el hecho filántropo sea hecho para satisfacción personal, con consecuencias beneficiosas para el otro.
Particularmente opino que las grandes personalidades han practicado en su vida, el yoismo, ya que al ser líderes y hacer poco caso de ajenas opiniones, sino hacer uso para construir un mundo mejor, lograron su propia satisfacción extendida, como consecuencia, a muchas personas, estas personalidades pueden ser: San Martin, Gandhi, Shindler, etc.
Otro quisieron refugiarse en su propio “yo” y aislarse, pero sin embargo fueron grandes referentes en lo artístico, como por ejemplo: Fredrich Nietszche, Van Goth, Kafka, etc.

Pero aquel que no práctica el yoismo proveniente de su propio ego, sinceramente en mi opinión, es una persona parásita, es decir dependiente del “yo” que lo manipula, para el cual el hombre (o la mujer) es dócil y sumiso, para conformar un yo obsecuente y repetido.
En mi opinión, la libertad y el desarrollo del yo, puede construir bases para un mundo mejor, siempre y cuando el yo hace inmersión en cada uno de los contextos que mira, y repitiendo solamente cuando provenga una auto-reflexión de lo que ocurre.
Pablo Gomez describe en una nota interesante de "MDZ online", situaciones del yoista argentino y de otros paises en el siguiente link http://www.mdzol.com/mdz/nota/55870
A pesar de que hay una paradoja en su última frase: “el antiyoísmo bien entendido, empieza por casa”, porque el antiyoísmo, no tiene poder reflexivo, ya que uno focaliza la mirada del yo, a partir del otro.

Particularmente no conozco una persona que no haga uso de la práctica yoista.

Haciendo una exaltación del yoismo, escribí esta entrada en mi blog

lunes, noviembre 02, 2009

Las pérdidas


Al fin y al cabo, el mundo y la naturaleza te sorprende.
La semana anterior, incluso hoy mismo, tuve que soportar las pérdidas de muchos crías de patos, hasta de una de las patas adultas.
Los patos, las crías de la semana pasada que eran 10, hoy solo quedo uno y encontré a uno muerto, sin saber la razón, los otros ocho ni noticias.
La semana pasada desapareció la otra madre, Matraca, y sus dos hijos, yá de tres semanas y bastantes grandecitos. Con esta última tenía comunicación, sentimientos y hasta confianza, pero yo no soy el dueño durante casi todo el día, es por eso que no pude saber nada de ella.
El lunes pasado, al no encontrar rastro de ninguno de los tres, me sacó el sueño, me angustió hasta sentí desgano por algo que tal vez ni tengo que alterar, simplemente porque sentía cariño por esta pata.

Hoy luego de un fin de semana veo a la otra pata con solo dos cachorritos, y al mediodia encontré uno muerto, es decir está la patita escondida La actitud de la madre pata es desesperante, se agazapa, no para de cuak-cuak pero de desesperación. Está asustada y escondida, los patos machos están volviendo a arremeterla y acosarla para intentar copular con ella.

Estas situaciones, en las cuales, los animales son vulnerables, ante los embistes de la naturaleza y de lo que lo rodea: vaya a saber si tragaron algún veneno, si se lo comieron ratas o algún que otro bicho, o los mismo patos machos han matado a sus propias crías, aunque el rol de padre no existe en los patos.
La tendencia está en que otra pata va a desaparecer y sería la ultima pata del lugar, los 2 machos tienen vida normal y controlada, el habitat jamás les puso la vida en peligro, ya que hace más de dos años que se encuentran en el lugar, las tres patas no llegan al año de vida (hay dos desaparecidas)
Sin duda la vida de las hembras en este lugar, las ha llenado de stress, de miedo y luego de muerte. Y justamente al dar vida y tener paciencia para empollar un mes, se encontraron muy repentinamente con la muerte y/o la desaparición.

En definitiva la historia de estas tres patitas me trae congoja y angustia.

viernes, octubre 23, 2009

De familias propias, ajenas, adoptadas y rechazadas.


En el trabajo donde ejerzo, al ver una mujer embarazada de un hombre que hacía dos años fue padre de un hijo con otra mujer, me dio cierta curiosidad de como se iba arreglar, en un futuro inmediato, con dos familias.
La familia propiamente dicha, es establecido por el ser humano, los animales tienen instintos, sobretodo las hembras (en la mayoría de las especies) para cuidar en un periodo corto de tiempo a sus críos, el macho copula y luego queda absuelto de su rol de padre.

En el ser humano podría pasar lo mismo, pero hay una responsabilidad, ya sea genética o cultural, en el que el hombre debe hacerse cargo de los hijos.
La responsabilidad del hombre se puede hacer más sólida aún, con la identificación propia, a través de su hijo, ya sea a imagen y/o semejanza. Todas esas coincidencia hacen(o pueden hacer) que la relación filial entre padre-hijo se aferre más, ya que el padre psicologicamente es el sustituto de la madre sobretodo en los primeros años de vida del niño.

Volviendo al caso del principio, y en el mundo de hoy, donde el tiempo apremia, y el hombre se tiene que hacer cargo de un hijo fuera del hogar, y otro en el propio, siendo las criaturas dependientes de un ser adulto, teniendo la ventaja de convivir con uno de ellos,
¿Qué pasaría si fuese al revés ?, es decir el caso que la madre tenga dos hijos de dos padres distinto en un corto tiempo. Supongo que exactamente lo mismo, pero comúnmente con los niños adentro y en convivencia con la madre.

Un niño de hoy en día, además de su familia concebida, adopta o rechaza familias, sean el vínculo elegido con las nuevas parejas de sus progenitores.
En la actualidad, se va perdiendo la estructura de la familia tradicional, si bien, continúa en muchisimos casos, se va aceptando este tipo de mezcolanzas, que viéndolas a la distancia se hacen muy complicadas para desarrollarse individualmente.

Algunos dicen que le afecta al niño psicológicamente, los que tienen una mirada más conservadora, otros que mientras el niño sea educado con amor y buenos valores, se podrían sustentar muy bien y salir adelante.
Los niños simplemente se adaptan, el ser humano, a la corta o a la larga, generalmente es un ser adaptable, ya que se han cambiado los ritos y tradiciones.
La ventaja que un niño (adolescente o adulto), al tener tanta diversidad, y no basarse en lo tradicional, puede tener la libertad de elegir cúal es su verdadera familia, es decir, su sociedad primaria.
En la actualidad, se ve mucho más, como imagen enternecedora, la procreación, que la familia en sí.

La familia tradicional, sin dudas, entró en crisis, pero la misma desemboca en un nuevo modelo, donde una persona puedo concebir hijos, de tres familias distintas, por ejemplo, otrora, la negación de la construcción de un grupo familiar tradicional y simplemente la necesidad de estar en pareja con otra persona adulta. Generando un grado de incertidumbre, en cada cambio de los componentes familiares.
Ante tanta tecnología, las personas viven enajenadas en un chat, blog, foro, red social, generándole ilusión, a veces valorándolo más que el ser humano que se tiene al lado. ¿Será que la concepción de objetos despreciables o sujetos significantes no hacen distinción entre lo real y lo virtual?

Las cartas están echadas, los hombres y mujeres están inmersos en un nuevo modelo donde padres y/o madres adquiridas o rechazadas pueden formar parte de la familia elegida.

viernes, octubre 16, 2009

Maraton de Buenos Aires 2009: La loca, loca maratón



Contento por terminar la maratón número 22, prácticamente sin rasguños ni un gran esfuerzo. Se aparejó al hedonismo, simplemente por darse así y por sentirme bien al ritmo que llevé.

Comenzamos muy temprano el día, para largar de mañana, a las siete y treinta. Más de diez mil personas envueltas alrededor de una meta: completar 21 o 42 kilómetros de la mejor manera posible.

Al comienzo, tuve ganas de orinar, y es por eso que me separé de la carrera y en un arbolito meé. La gente me encerraba, la fobia hacia las personas crecía, hasta que veía a alguien conocido y me ponía a charlar. El kilómetro 4, fue adonde me acomodé con el camino, sufrí mucho la presencia de tanta gente estos primeros kilómetros. Aquí, con el tema “Como Ali”, rebotaba en vez de trotar.
Me aparejé, sin querer obvio, al ritmo de Gustavo Polzunkov y charlamas un kilómetro, hasta que apareció Vazgrial (un competidor nato) y tuvo la amabilidad de parar, tras mi grito: “VAZGRIAAAAAAAAAL” y saludarme con un medio abrazo. Acá mis gritos eran de placer y monocordes, el periodistas Martin Liberman me mirá con megalomania y dijo “jaa, ¿y este loco?”. Tuve la deferencia de putear a alguien que me ve como un pelotudo, total es gratis insultar a alguien que no tenés interés.

En el 9 km me acomodo aún mejor, con la música de Intoxicados, y Eduardo me pregunta si era Pitty, le digo que si y ya teniamos la subida de Viamonte bastante salada, en el 10 paso a Flecha y por Corriente sigo cantando, a viva vos: “Estamos enfermos, perdonen-nos”. Alcanzo a Felix y a Jackie en el 13 y me dicen: “Segui cantando”, yo pido disculpas, al igual que Richard que troté junto a él 500 metros. Aparece Calamaro por el 13 km, no fue muy cantado, pero canciones como “lejos”, “Acto simple”, me hicieron mover.
Al pasar el Ministerio de Economía, me encuentro a Marianito que compartimos Rio Tala. Hablamos un rato y el se despegó, pero fueron unos 400 metros de plática, como si no estuvieramos corriendo.
En Paseo Colon como una banana, y en cada puesto (cada 5km agua, o cada 7,5km gatorade) fueron respetado, no me gusta ingerir liquido corriendo, es por eso que caminaba unos 10 o 20 metros, bajaba las pulsaciones y volvia.

Paso la Boca en el 17, y del 18 al 20 me pasó un montón de gente, más de lo que yo podia pasar, es por eso que no paraba de saludar. En el 19 paré, nuevamente, para orinar, y Estelares fue lo que sonó. La llovizna se hacía lluvia

En el 21, Eduardo se encontraba al lado mio aún, pero en el 22 km, al escuchar Cristian Castro, comencé a correr más suelto y más alegre. “Azul “repetí innumerables veces. Uno me dice: “Sos la diversión de la carrera”, yo me lo pasé boludeando todo el trayecto de Cristian hasta el 27, que era lo largo de Costanera Sur…Aullando “Volver amar”, “Necesitas amar”. En el 27 lo encuentro a Marianito nuevamente, me mete el verso de que le explotó el gemelo, pero agarramos ritmo y pasamos gente, en el 29 no me soportó más y me fui solo.

El 30 lo paso con “la argentinidad al palo”, gritando a viva voz el título de la canción y jugando con un ciclista que ayudaba a otra persona y se bancó mis desafinados gritos hasta el 32, que no lo vi más. En el 33 comenzaron los Rodriguez, mucha gente camina y mucho más en el tunel de Sarmiento que teniamos sus respectivas bajadas y subidas, pero con viento fuerte en contra, para desembocar en el 35 y por fin doblar. Aquí tuve que hacer fuerza contra el viento, pero al doblar sentí como un ahogo ya que no corría aire e hizo calor.
En el 36 lo encuentro a Daniel Hernandez, lo saludó con un apretón de manos y le doy unos higos que la organización me dio.

En el 37 masticando un higo y entrando a los lagos de Palermo, me tropiezo con una loma y me queda un pedazo de higo en la garganta, al cual no pude escupir, recién en el 40 mediante una parada y un trabajoso gargajo lo escupo…Quedaban solo 2200 metros y canté “Todos atrás y Dios de 9”, “Malvenido” y “Sapo de otro pozo”, y la gente me miraba raro.
Mientras hice este eterno, lo ví a Nestor que era como mi zanahoria, y yo no lo reconocí porque me molestaba el sol en los ojos, también a Edgar tornillo y leo Carabatta.
Arribo a la meta y el “colo” Martinez me nombra y me pregunta si escuché a Calamaro.

La verdad fue un gran viaje, esta maratón, sabiendo que lo mio no es la práctica del atletismo en sí, porque ni paro el reloj al arribar a la meta, sino paro y festejo haber llegado.
Fisicamente culminé con el predecible cansancio, pero sin dolores ni mareos, y animicamente con una gran euforia; esta lucidez en el final y la alegría en el camino transcurrido me hicieron realmente feliz.

martes, octubre 06, 2009

Los patitos: Milagro de la naturaleza









Matraca me hizo feliz, ya me causó mucha ternura, viendóla empollar con paciencia, con nervios e histeria de una madre que espera a sus 8 hijitos: 3 amarillos y 5 grises.

La verdad tanta curiosidad y cariño me da ver moverse a la madre con sus pollitos. Es todo un aprendisaje
Gracias naturaleza por generar estos seres tan bellos y enternecedores

miércoles, septiembre 30, 2009

San Miguel del Monte Ultra de 100 kilómetros: Yo puedo resistir





“Se um dia eu pudesse ver, meu passado intero”. Cantamos en forma unísona con los compañeros de mesa brasileros, que durante la charla técnica les iba traduciendo, más o menos, lo que explicaron.
Mis compañeros de habitación: Washintong y Daniel hacian palmas y Pierpaulie y Fernando se reían
Así de distendida fue la cena.
Luego me costó enormemente dormir, me desplacé de un lado al otro, fui innumerables veces al baño y por mis nervios no concilié el sueño.
Además Washington se despertó a las 4 de la mañana y, al tener el sueño liviano, me despabilé.
Luego del desayuno y de pasar por el baño, caminamos un kilómetro para la largada, dos borrachos amenazaron a un corredor para robarles las zapatillas, y otros dos les pegaban con los buzos a cada auto que pasaba por el lugar, se veían las primeras luces del día y hacia mucho frío.

A las 6:30, aproximadamente, largamos, esperé con ansiedad pasar por el primer kilómetro, y la primer vuelta de 12 kilómetros no usé música, solo escuche los miles de pájaros posados en la laguna, paré para orinar y atarme los cordones de las zapatillas, fue una vuelta sin apuro y casi sin cansancio, paré en dos puestos solo a beber agua.
La segunda vuelta, me tuvo otra vez orinando y corriendo con Chien y Fernando del Parque Chacabuco, en ciertos tramos de la carrera, la gran bola del sol y el cielo despejado me dio algo de temor por lo fuerte que podría pegarme.

En el 20,5 tomo el gel, voy al baño y comienzo con “No lejos” de Ella es tan cargosa. La música que me deparaba hasta el kilómetro 28, era aleatoria, aquí me saqué el buso y comenzó Adicta. El colo Martinez me preguntó justamente lo que oía.

Al concluir la tercer vuelta me sentí bien, ya rumbo la cuarta las paradas para cambiar de artista de rock eran más seguida, porque lo hacía por puesto de hidratación, tal que Miranda, Tipitos y Juana la Loca, me ayudaron a completar 44 kilómetros sin sentirlo.
La quinta vuelta me sentía rápido y bien y ya habia hecho más de 50 kilómetros, aquí alcancé a Sergio el Coyote, y a un corredor de Mar del Plata de Legroup.

En la sexta y parte de la séptima vuelta el sol se hizo sentir en los kilómetros que iban del cartel del kilómetro 3 hasta el kilómetro 6, ahí me cuidaba de no hacer mucho esfuerzo. Igualmente en el puesto del 9,5, siempre Gerardo Ré nos recibía con comida, aliento y compañía: a mí y al Sergio Coyote (donde nos arreglamos para llegar juntos)
A pesar del sol pude aguantar hasta el 76 que tomé el tercer gel con un gusto asqueroso y artificial donde el estomago no aguanto y comencé a marearme, a tener alucinaciones: bichos, estilo polillas, que se me pasaban alrededor.

Al pasar el 78, corriendo, como todos los pasajes, “El colo” Martinez(relator de la carrera) me puso Calamaro, porque yo le dije lo que escuché en la anterior. Al igual que Dardo, casi un kilómetro después, que me pidió un canto con una gran sonrisa y el ya entraba en la última vuelta
Eso me animó, pero el estomago siguió en erupción. Tal es así que en el 79 escupía hasta el agua. Acá comenzó una larga caminata. Si bien mis ráfagas de corridas eran cortas, era bastante valorable caminar en esta etapa de la carrera. Ya que en ocasiones bajaba la cabeza, porque me mareé y porque tenía un fuerte dolor en la cervical, es tal así que me agachaba y me acordaba de dos cosas, una caminar como Pierpaulie, con los brazos sueltos y no en jarra. La otra estrategia era pensar en la canción de TURF/Sponsors: “Y tengo que moverme aunque me cueste avanzar”, cuando sonó en mi MP3 ese tema.
Al entrar la última vuelta y ver las caras de Pablo Marengo, Mercedes, el secretario de deportes hincha de Ferro, Daniel y un montón más. Y oír a Pablo Martinez : “Sebastián entra en la última vuelta, vamos”, me dio ánimo para hacer 600 mts corriendo y caer en el mareo.
El puesto del kilómetro 90 me desbastó, no sabía que hacer porque todo me daba asco, mi boca aún poseía el gusto del gel asqueroso es.
Nico y Fernando (a los que llevaba una vuelta) me pasaron y luego el Sergio Coyote. Del 90 al 94 los hice caminando, me faltaban motivaciones, a pesar de la última vuelta, el mal humor era más fuerte y mi cuerpo y mi mente estaban sin resistencia. En el 94 decidí parar para sentarme (acto que tenía que haber hecho 10 kilómetros antes) tome coca y asi como la vomité, expulsé todo lo demás. Un efímero dolor de cabeza me cubrió mi ser, y luego empecé caminando, comenzó a sonar “Me hace sentir” de Turf y empecé a correr y a sentirme mucho mejor.
Tenía 40 minutos para hacer 6 kilómetros y así bajar las 11 horas. Al menos agregué la motivación de la música al reloj. Paso a Fernando en el 95 y medio, lo paso a Sergio Coyote en el kilómetro 96. Y con Cuentos Borgeanos, con el tema “Resistir”, tomo todos los machetes(papelitos) y pasó la meta tirándolos al aire y dando una gran vuelta llena de emoción, abrazo a Francisco, a Mercedes y demás y la verdad me sentía desequilibradamente. Por suerte me sobraron 5 minutos y bajé las 11 horas, en cuanto a tiempo, pero que me dejó un gran sabor a pesar de los kilómetros recorridos.

Este evento es mi laurel deportivo conseguido en este año. Me quedará en el pensamiento por lo compartido con los corredores y organizadores, por la propia fortaleza, por el aprendizaje, por los errores de ingesta, por la alegría y por el camino tan largo, a pesar de que eran vueltas en la laguna, pero el mismo río cambia a pesar de que sea igual el trayecto de 11 kilómetros, pero son las sensaciones las que se modifican.

Todo esto es mi legado en el pensamiento.

miércoles, septiembre 23, 2009

Planificación y desconfianza



Falta poco para avistarme a locura de enfrentar una carrera de 100 kilómetros (Ultramaratón). Tengo la opción de no cometer este acto absurdo y hasta estoico, pero no sé porque lo quiero hacer, como broche de oro (de no se qué) o por lo menos exagerar los kilómetros que tan bien me hacen cuando corro solo con mi pensamiento y la música.
Mis pensamientos conducen a como seré en la carrera, aparecen gran cantidad de miedos, como la posibilidad inevitable de que me bajé presión y no pueda moverme con facilidad, que tenga alguna complicación física, en fin, son muchas horas cargando mi cuerpo y con cierto apuro en el tránsito.
Apunto a correr, los primeros 20 km, encerrado en mi pensamiento y en la auto-disciplina; de que no me tengo que pasar de ciertos ritmos cada kilómetro recorrido, luego comenzaré con la música, y a partir del 35, son pequeñas carreritas de 3,5 o 4 kilómetros.
La desconfianza está asociada al pasado año y a los temores descriptos de presión, deshidratación, calambres y mal humor.
Aquí contaré con muchas sensaciones introspectivas, ya que si lo hago es por, no me gusta mucho la gente y sí estar conmigo mismo, saliendo de competencias, roces, ironías y criticas hacia el mundo exterior. Nadie me juzgará, solo el tiempo y la música me acompañaran

Dejo como legado mi planificaciones de música y distancias.





















KmBanda
0-20Nada
20-27,5Ramdom
27,5-35Adicta
35-38,5Miranda!
38,5-42Tipitos
42-46Juana la Loca
46-49,5Mancha de Rolando
49,5-53El Bordo
53-57Estelares
57-60,5Calamaro
60,5-64Bulldog
64-68Smitten
68-71,5Attaque 77
71,5-75Capital Inicial
75-79Guasones
79-82,5Guasones
82,5-86NTVG
86-90Cadena Perpetua
90-93,5Villanos
93,5-97Turf
97-100Cuentos Borgeanos

martes, septiembre 15, 2009

Maratón de Punta del Este: La “mar”atón estuvo serena



Hoy escuchaba al gran Diego Capusotto y reflexionaba cuando se burlaba del informe en que hacia una humorada de las carreras de calle: “5000 pelotudos para el mismo lado, porque una marca de zapatillas dice que corras y que la consumas para comprarte otra”. En definitiva para el sector que ve correr como algo para evitar el sedentarismo y no para hacer un show tipo película norteamericana, para este sector sería un pelotudo.
Pero ¿que pasa para los que practican atletismo, aquellos que corren una maratón, con intención de bajar la marca, sino no lo hacen? ¿Qué opinan al que trota, porque ve como una especie de hito pasarlo bien en el camino y poder llegar? Y, no me entenderá y dirá (como Capusotto, pero con otro viraje) que soy un pelotudo.

Punta del Este me significo un regreso a la maratón, ya que en Rosario abandoné.
Titularía esta entrada como “el regreso del pelotudo” que volvió, cuan deficiente mental, a sonreirle a la gente y a cantar a viva voz cada vez que podía, en vez de controlar el tiempo y pulsaciones kilómetro por kilómetro.

Todo comenzó después de las 8 de la mañana, los primeros 500 metros se hicieron difíciles, ya que tenía ganas de hacer pis, así que me desvíe y oriné, luego pasé y saludé a las liebres de 4 horas, de 3:40 y de 3:50, en el kilómetro 3 un corredor del grupo Correcaminos, me dijo que me conoció en Colonia y yo le dije: “No cambio más”.
A otra persona que debutaba en maratón, luego de correr 10 km y media durante diez años, se mostraba algo sorpresivo, al verme cantar. “Lo importante es pasarlo bien”, le dije.
Luego me aparejé con un corredor porteño, un uruguayo y un brasilero. Y me dice, sacando conclusión de mi remera: Si iba a preparar un Ironman, saqué a flote mi odio a los ciclistas de la Reserva Ecológica y parafraseé a Ricardo Iorio (ex-V8): “Para mi los ciclistas son todos putos” y me despegué de él

Escuchaba a Adicta mientras gritaba a viva voz, persiguiendo a “El Fati”(por la inscripción en la remera) y a un brasilero de Porto Alegre.
En 10 kilómetros jamás vi al mar, me pareció que estaba en San Isidro por la dimensiones de las casas. ¡Eran enormes!

Cruzamos el puente de la barra en el kilómetro 13, anduvimos por ahí y salimos de la barra, allá por el 15, comenzó a sonar Bulldog por mi MP3, y cantando:”Una niña vi correr hacia el mar ella se fue y remojo sus pies”, se deslumbró el mar.
El viento era a favor. Sponsors me acompañó hasta pasar la media. Florencia me saludó y me sacó unas fotos.

A partir del 23 digo que “buena música me puse”, a lo que un señor responde: “Que buen humor que tiene el corredor”. Al pasar la península en el 27, el viento se apagó, mis fuerzas un poco también y en el 30, cruzando con “Cien años” caminó para tomar, vuelvo a para en el 32,5 km paré a tomar lo que me quedaba en la botella, y ya sentía mareos y calor, pero me reincorporé con ganas en el 34 cuando en mis oídos, el grupo No te va a gustar con los temas “Poco” , “Fuera de Control”, entre otros, me reestablecieron unos 3 kilómetros, para que en el 37,5 caminara nuevamente.

En el 37,5 concluyó la vista al mar y comenzó el barrio aristócrata nuevamente.
Algunas subidas, y el cansancio hacia que camine y corra en forma intermitente, pero renovando las fuerzas con las canciones y los aplausos de los habitantes del lugar.
Sin duda las fuerzas habían mermado un poco, pero así y todo pasaba gente, exceptuando a gente como Sergio coyote que en el 40 me pasó como palo, antes de una subida de 500 metros y devastadora que, bajaba aún más la glucosa.

Del 41 al 42 me pareció el kilómetro más largo (supongo que el más lento), pero ver que se acercaba el 42, trote y canté, y llegué con un baile ridículo, digno de un pelotudo más que un atleta. El Colo Martinez que, fue el locutor de la carrera, nombró, sorpresivamente, mi nombre y apellido, agregando el mote exagerado de ultra-maratonista, reverencia a la llegada, y una gran sonrisa acompañó a lo que yo llamo otro logro personal y otra fiesta en mi cabeza…¿Qué tonto, no?. jaaaaaaaaaaaaaa

jueves, septiembre 10, 2009

Pienso en vos





Hoy después de un año las cosas no son igual sin vos.
"Pienso en vos", la letra del tema musical de Smitten, es la mejor forma que tengo para recordarte y homenajearte en palabras, lo demás son imágenes y momentos en mi mente.

Cierro los ojos al pensar si estuvieras acá
ya no sería extraño, ya no tendría que escapar


Sería bueno que podamos hablar
hay tantas cosas que no pude contar
hoy no estoy bien, y te escribí una canción
y siempre, pero siempre pienso en vos

Y desde esta posición te veo a vos mejor
subir y prescindir del aire
del tiempo y la razón

Debe ser cierto ahora que Sueiro volvió
acá nos hace tanta falta algún Dios

Y aunque la música nos calma el dolor
yo siempre, pero siempre pienso en vos

Y aunque sigo pensando
en volarme con vos
queda tanto por los dos

Cierro los ojos al pensar si estuvieras acá

Conocí a una mujer de verdad
ella me entiende
y me ayuda a pensar
con los chicos ya sonamos mejor
y siempre, pero siempre pienso en vos

martes, septiembre 08, 2009

Klaus Barbie (1913-1991) - El carnicero de Lyon


Hoy me referiré a la historia de uno de los seres más nefastos que tuvo la humanidad, no solo por el rol de ejecución de torturas en la segunda guerra mundial, sino también como organizador en pos de la colonización de los EUA, a través de la CIA, sembrando dictaduras y terror en todo Latinoamérica.

La historia de Kraus Barbie, es como la de hombre normal, con una crianza rígida, pero con los cables acomodados. Kraus Barbie se recibió muy joven de abogado y fue miembro del partido NSDAP a partir de 1937, teniendo afinidad con el nazismo y trabajar para el en Francia.
Kraus en la segunda guerra fue el responsable nominal de la desaparición de 43 niños judíos en la villa de Izue y el autor material de la muerte del lider de la resistencia francesa Jean Moulin.
Mientras tanto se encargaba de matar de hambre a parte del ejército ruso, y de torturar a miles de personas en los campos de concentración.
Barbie luego, en la postguerra, tuvo la habilidad de cambiar de identidad y de cosechar contactos (a través de su cabaret) con miembros de la CIC de los EAU, en lucha contra el comunismo soviético. Lo cual fue apañado su nueva identidad y se le dio libertad a organizar y planificar actividades. Las SS de EUA y la iglesia católica, a través del pontífice Draganovic, lo apoyaron en su enjuiciamiento de los crímenes contra lesa humanidad cometidos en la segunda guerra.
Sin duda, Kraus, era imprescindible para la CIA y los intereses de los poderosos de los Estados Unidos.
De 1951 a 1964 se estableció en Bolivia en una serraría y luego, nuevamente por influencias, fue gerente general de la empresa Trasmaritima boliviana, lo cual más allá de los viajes, se dedicaba al tráfico de armas y drogas con EUA, a traves de capitales privados y públicos (si, los impuestos pagados por los ciudadanos).
Luego de la quiebra de Trasmaritima, a principios de los 70’, Barbie fue descubierto, por fotos y por ser persona pública, por los cazanazis. Barbie finalmente confesó que no era Altman, pero no fue condenado es que la CIA, lo necesitaba nuevamente para planificar un golpe de estado en Bolivia.
Siendo lider de los paramilitares del golpe, a través de la tortura, con de picanas, de bañeras, de palazos y finalmente asesinatos.
Barbie impuso el naciosocialismo (nazismo) en el periodo de Luis García Mesa Tejada.
Finalmente Barbie fue deportado a Francia, por el presidente democrático Siles Suazo.
Barbie admitió sus crímenes de guerra, pero el se justificaba que el olvidó, que la guerra se terminó hace mucho y que el hacía lo que creyó mejor para su nación.
Su abogado, Jacques Verges, un provocador defendía a Verges con dichos como:
“"¿Qué nos da derecho a juzgar a Barbie cuando nosotros, en conjunto, como sociedad o como nación, somos culpables de crímenes similares?", juzgando a Mitterrant, al sucesor de Hitler y a toda la comunidad por aceptar a líderes como esta gente.
[

Finalmente Kraus tuvo cadena perpetua, de lo cual estuvo tres años, a los 74 años, muriendo de cancer. Ya anciano y senil, no le era funcional a la CIA y siembra de terrorismo en el mundo.

Si bien Kraus Barbie estuvo convencido y seguro de lo que hizo y que no fue el verdadero lider de originar tanta tortura, muerte y terror, el fue un ejecutor y un ser convencido de que lo que hacía era lo mejor que le podía pasar a su nación y a él mismo.
Se dejo llevar por un camino, por una ideología del cual se hizo cargo, que viéndolo décadas después resultó ser condenado y escrachado por la sociedad.
La culpa de tanta destrucción no es solo de él, es como la sociedad permitimos que el ser humano siga destruyéndose a través de estos procedimientos.
Hoy día grandes grupos económicos vapulean Africa, Latinoamerica y ciertas regiones de Asia, sin embargo no hay condenados, porque mucha gente que puede comer y tener una casa mira para un costado.

jueves, septiembre 03, 2009

Legalización de drogas





Hoy en día está en voga, si conviene si se despenaliza el consumo de la marihuana o no.
La pena impuesta a un tipo que se autodestruye puede ser exagera, pero ¿que pasa cuando perjudica al resto de la gente? La marihuana trae, de por si, más riesgos de cáncer que el cigarrillo, además de causar efectos retrogrados al cerebro, que con el tiempo lleva a un progresivo retraso.
Los medios de comunicación, dan cámara a gente opinando, que la represión, que la cultura, un debate más inservible que el verdadero efecto que causa el cannabis.
La palabra estupefaciente, tiene el mismo origen que la palabra estúpido, es decir, desde el cannabis, hasta el crack bloquea el intelecto del ser humano. El alcohol tiene efectos parecidos y su acostumbrado uso, eleva el nivel de estrógenos y extroversión, pero causa estragos en el sistema hepático y el cerebro.
El consumir estos “productos” incentivadores de dopamina, la sustancia asociada a la alegría y al sexo, favorece la sensación del consumidor, pero pagando un precio por ello.

La revista THC muestra diversas maneras de cultivar y consumir el cannabis, y engañando a la gente mostrando solamente los efectos placenteros que está aparejado su consumo cotidiano.
No hablar tampoco de la paste base, el crack y demás drogas, donde el síndrome de Popeye, y las ganas de poderlo todo, se hacen omnipresente en la juventud.

En la actualidad se sabe un 100% más que nunca sobre el funcionamiento del cerebro, los fabricantes de drogas para combatir cualquier trastorno de ansiedad, además de poseer severos controles de calidad, conllevan un conocimiento de sustancias dañinas para el cerebro y la calidad de vida de las personas.

Con los estupefacientes cocinados “en caso” favorece la destrucción de cada individuo.
En definitiva, no estoy a favor de la decadencia de la sociedad, como no estoy de acuerdo del manejo que se lleva la comercialización de las drogas duras.
Pero tampoco me cierra que estas sustancias sean musas inspiradoras para el ser humano, que lo engañen, que lo hagan más omnipotente, que se adapten a las exigencias de la sociedad, todo por tener una identidad, o, con el pasaje del tiempo de ingesta, para seguir consumiendo y consumir su vida.

viernes, agosto 21, 2009

Ultramaratón Rio Tala (50 km): Volver a correr por placer


Antes de la crónica me surge la reflexión de al anotarse una competencia, conlleva a tener cara de perro casi toda la carrera y ver cuanto tiempo se hace por cada kilómetro, que la verdad puede resultar divertido, para sacar estadísticas y hacer comparaciones en la evolución.
Hasta ahí es la esencia del atletismo que incluye maratón y ultramaratón.
Ahora, ¿Que pensaran cuando un tipo sonriente, cuan porreado o alcoholizado de boliche, volado por estas sustancias, aparece en estas carreras? Ahí aparezco, alegre en todo el recorrido, como distribuyendo la energía en el recorrido y en el tiempo que me causa el trayecto, tal vez sea el camino más largo, pero que maximiza la alegría, y si no sale, es un fracaso porque quiere decir que el mal humor me invadió, cual atleta que no puede superar su marca.
Lo que me molestó realmente fue que el entrenador, lo único que le importó fue el tiempo, cuando le respondo que “llegué contento y feliz”. Se me hace dificultoso tener empatía por la frivolidad de este sujeto, es por eso que con mayor ahínco tendré como referencia, como siempre, el 25% de lo que me propone como entrenamiento, ya que no se basa tanto en el reloj el mismo, sino en la resistencia y en la descarga de tensiones cotidianas. En definitiva, no lo coloco en el lugar de semi-Dios como muchos entrenados lo hacen.
Este párrafo posee una connotación resentida e ignorante, pero mi intelecto es básico y las sensaciones de intolerancia o de no ceder, cuando se tienen puntos de vistas distintos, es difícil romperlo. Pero bueno la alegría y el odio me mueven con respecto a la consecuencia de este relato, confiando en mi memoria selectiva en lo que quedo de esta carrera que describo su crónica en las siguientes líneas.

Antes de salir me di cuenta que no habia actualizado el ipod, por ende, no podía prenderlo( todo por culpa de vulnerar el itunes), le digo a Sergio: "Sonamos no tengo música". La primer vuelta largamos con algo de lluvia y viento sobretodo en el 1 kilometro y del 6 al 10.
Cuando estaba en el tres troté medio pesado, era la primera vez que hacia uso de unas plantillas nuevas, y mis pensamientos eran negativos, por ende mi conclusión era que necesitaba música. En el 7 pensé que era mejor usar el de backup, por ende cuando culminé la primer vuelta, corrimos una cuadra con una señora para buscar el mp3 en el bolso, de lo cual perdí unos 4/5 minutos, hasta volver a llegar al kilometro 10.
Caminé unos pasos y me puse Estelares para escucharlos hasta el 15, en el 15 paré y me coloqué Sponsors, canté poco, pero alentaba a los demás corredores que me pasaban...Aqui pasé a muchos que me habian pasado por la perdida de tiempo.
Del 20 al 30 fueron tranquilos con NTVG y El Bordo, este último me hizo pegar gritos. El viento en contra se hacia irresistible y me tiraba un poco. La verdad mi estrategia era parar cada 5 km, y caminar mientras me acomodaba con la comida y la banda que escuchaba.
Los alientos de Daniel, del pollo, de la madre de Veronica de uruguay, asi como con los demás corredores el aliento era permanente. Siempre el pulgar hacia arriba o "el cantate algo" o "Vamos Chacabuco", entre otros gestos o dichos. Del 30 al 35 sali contento Guasones, a pesar de no resistir el viento que fue al llegar al kilometro 31.
Pasando el 34 se pone al lado una camioneta y me pregunta "Que estan corriendo?", me saco el auricular y le digo "Monica como estás? Estamos corriendo 50 km", de lo cual Cesar Massetti me dice" Uh cuanto, ¿hace cuanto están?" "3 horas y pico le digo" y los dos me dicen "Felicitaciones, hay que tener voluntad", yo contento les digo: "Chau Cesar, Chau Monica, gracias".
El 35 arrancó con Smitten y en el 36 se me pego un corredor y no dejaba de hablarme, atino a decir:"No escucho nada", el me pregunta por mi forma de correr "¿Tenes alguna discapacidad?", me enojo y le digo "vaya con el de adelante"..."No, si vos lo vas a alcanzar". Ahí decidí acelerar y entramos a pasar gente...El señor me dice: "paremos un minutito, paremos un minutito flaco".
Cuando llego al 40 se me va la concentración. Gustavo Caporizzo, Jorge de Mardel y el señor que corrió esos 4 km me pasan. Camino bastante, tratando de ponerme el grupo Cadena Perpetua, mando un grito y salgo corriendo contra el viento.
Las piernas se aflojaban, pero ponía el cuerpo y mis gritos desafinados para llegar al 45. Paro, como, y me pongo Turf, las fuerzas en el 46 se desvanecieron, corría a pesar de tener el estomago revuelto, del dolor en el aductor y de mi mareo por la baja presión. Fueron vertiginosos y psicológicos estos últimos 4 kilómetros, respetándome y trotando cuando podía. Fue la vuelta que se me fue el ritmo de las demás (que fueron parecidos), ya que no resistía ni el viento.
Llegué con toda la alegría porque lo pasé bien en casi la totalidad de la carrera, me sentí contenido por la organización y acompañado por todos los corredores, además recupere la confianza para volver a sentir el placer de lo que es recorrer las distancias largas.
En definitiva soy un agradecido de estos momentos imborrables que serán perpetuos.

viernes, agosto 07, 2009

Crónica en un seminario como espectador desconocido




Una persona común, normal o social, cuando le interesa ir a la presentación de un libro, casi seguramente tendrá un amigo, contacto, cómplice, conocido, lo que sea, para que lo acompañe.
Mi caso es distinto, yo fui solo, como voy solo a muchos recitales, seminarios, etc
La cita era a las 19:30 horas, muy cerca del Congreso Nacional Argentino, casi pegado a la casa de las Abuelas de Plaza de Mayo. Llegué a un bar de sillas de madera, con gente no muy cotidiana a mi vista de bares de Caballito y Palermo, sino mucho más desestructurados, algo más excéntricos y relajados; y no si tienen la comida afuera y se le corrió el rimel. Sufrí mi desconexión hacia mi entorno, manifestándolo con rubor, con la vista fija en mi botella de Sprite.
Caía las 20:30 horas y todavía no comenzaba, media hora pensando y analizando la gente, en la barra del bar, mientras la gente preguntaba si las empanadas eran caseras, en ese momento pensé “tan bohemios, tan bohemios, pero igual de consumista que al ente que se fija en su imagen”.
Comencé a impacientarme, los camareros se movían de un lado al otro, aceleraban la gran demanda de cervezas, empanadas, coca Light, me sentí(como en tantas otras situaciones) una columna más.
A las 21 horas, finalmente comenzó, apareció un ventrílocuo con su muñequito para presentar su libro, no se escuchaba nada, pero luego acomodaron el micrófono y una mixtura entre la voz del expositor, los chicos detrás, se me hacía un bodoque en mi cabeza.
Igualmente, de repente, sin darme cuenta, comencé a reirme no sabiendo por qué, y me convertí en un espectador haciendo tal rol de la mejor forma, porque ya me estaba divirtiendo y la gente no me interesaba, solamente focalizaba a los actores-lectores y finalmente pasé un buen momento, dejando los calores y el rubor fuera de mi cuerpo y de mi mente.

viernes, julio 31, 2009

Julio Verne ( 1838 - 1905 )





En el rincón de personalidades que admiro, aparece el francés Jules Verne, un sujeto con un don especial, donde sus escritos son el legado de la gran apertura mental que tuvo.


Una pequeña reseña de él, nos dice que nació en Nantes, siguió leyes por los deseo caprichosos de su padre. En 1848 escribió cuentos y poesías y a sus jóvenes 22 años ya era doctor en leyes.
Sus primeros escritos no tuvieron el éxito esperado, se trataban de piezas de teatro que no le solventaron para mantenerse, es por eso que fue docente hasta que en 1862 conoció a Hetzel su editor de casi toda su vida de escritor, y con “Cinco semanas en globo” se lanzó a la fama, principalmente porque después un viajero (Samuel Fergusson) realizó ese viaje junto otras personas y tuvo una trascendencia de tal magnitud que su obra fue una de las más vendidas del siglo XIX.


Verne era misógino, concluyó que la mujer perturba su concentración, tal es así sus reiterados viajes al conocimiento y a la aventura.
El matrimonio le desespera rápidamente en vez de ayudarle. Cada vez que se le presentaba la oportunidad escapaba de sus deberes de cónyuge. Cuatro años después de contraer matrimonio, Julio planea un viaje, que se traduciría después en abandonar a Honorine mientras daba a luz al único hijo fruto del matrimonio,
Michel Verne.

Michel Verne lo molestaba constantemente ya que en una carta escrita a su editor, él le dice “Que no puede concentrarse con tanto llanto de niño”, es por eso que Verne es limitado para la vida familiar, tal es así que llega a internar a su hijo en un manicomio.

Verne adquirió sabiduría en geología, mineralogía y paleontología.
"Veinte mil leguas de viaje submarino" es uno de los libros que conserva más íntegro su encanto. La peripecia se inicia cuando una fragata americana parte en busca de un monstruo marino de extraordinarias proporciones al que se atribuyen múltiples naufragios. El monstruo aparece, se precipita sobre el barco expedicionario y lo echa a pique.

Resultará ser un enorme submarino, en el cual tres hombres pasarán cerca de diez meses hospedados por el enigmático capitán Nemo, artífice del invento.
Nemo, hostil e iracundo, no tardará en revelarse como un proscrito, un sublevado solitario cuyo manto de misterio esconde una identidad principesca y una pesadumbre tenebrosa. Se ha señalado que Nemo es un trasunto del propio Verne. Ambos viven encerrados, solos e incomprendidos, el primero en su coraza de acero, el segundo en la burbuja de su gabinete, ambos refugiados tras el disimulo y el secreto.
El capitán Nemo, que lucha por la liberación de los pueblos oprimidos, detesta a la convencional y adocenada colectividad que lo persigue y enarbola dos veces el estandarte negro del nihilismo.

Verne predijo la vida social del futuro en Paris en la novela "Paris en el siglo XX", con automoviles, trenes de alta velocidad, calculadoras, internet (red telegrafica mundial), sillas electricas, la torre Eifel, etc


Siguiendo con sus predicciones, es bastante llamativo la descripción, en "De la Tierra a la Luna", del peso de la nave, del lugar de partida y el abistamiento.


Verne, a través del personaje del capitán Nemo, mostraba su lado social y nihilista sobre el mundo. La paradoja se debe a que los grupos de poder siempre iban a triunfar sobre la gran masa de la población y tal es así es como ocurre ahora.

Pese a todo, la vida de Verne no fue fácil. Por un lado su dedicación al trabajo minó hasta tal punto su salud que durante toda su vida sufrió ataques de parálisis. Por si esto fuera poco era diabético y acabó por perder vista y oído. Su hijo Michael le dio los mismos problemas que él mismo había proporcionado a su padre y, desgracia entre las desgracias, sufrió una agresión por parte de uno de sus sobrinos, que le disparó un tiro a quemarropa dejándolo cojo. Su vida marital tampoco fue todo lo feliz que él hubiera deseado, y es comunmente admitido por todos sus biógrafos que mantuvo un matrimonio paralelo con una misteriosa dama, que sólo acabó cuando esta murió.


Verne murio abatido en 1905 en Amiens dejando un legado inspirador para otros escritores, inventores, investigadores, cientificos y gente en general.



Verne es uno de los ejemplos que tomo como persona virtuosa en el pensamiento, la gran cantidad de recursos mentales para poder predecir y narrar estos grandes inventos mentales me sorprende de sobremanera. El gran inventor de la ciencia ficción y un precursor para la literatura de este género.


Agradezco su existencia porque fue muy útil para la humanidad y su progreso.

viernes, julio 24, 2009

Es lo que hay


Cuando las cosas no salen como espero, o por lo menos como el otro/a espera mí, surge la expresión de “Es lo que hay”. A veces, como excusa para hacer de un modo alguna actividad, otras para no adquirir un problema y resignarnos a la ambición, haciendo uso de esta frase como consuelo, y varios etcéteras.

Está expresión volví a salir a flote estos días como auto-consolación de mi limitación para conseguir gente en un torneo de natación, del cual se me hace sumamente cuesta arriba y tengo que aguantar la excusas tontas para no participar y el desinterés de mis compañeros de natación. Paralelamente me ha pasado cuando me puse a la cabeza para juntar 12 personas para el Cruce de Los Andes del 2008, que por suerte la cabeza paso a estar en Marcelo Spinelli, que sí pudo recluir y pudimos ir.
Identicamente me ha pasado en ponerme al frente para fiestas en trabajos, donde tuve la suerte que alguien le gusto la idea y no se porqué tuvo un espíritu más popular y logro la cantidad de gente deseada.

Pero sin duda es que es un gasto de energía enorme ser social ya que no suelo ser social, y siquiera hay un click me haga cambiar porque no veo demasiado interés del interlocutor o por lo menos los temas que me suelen apasionar no coinciden con las personas del entorno o tal vez mi forma de expresarme no es atrapante, pero es “Es lo que hay” y no se apareja a mi ser, la convocatoria de gente para determinado evento.
Tendré que ser un seleccionado antes que un seleccionador, en caso de armar grupo de personas.
Mi personalidad está ligada al introspectivo, al dúctil e independiente, pero al introvertido, inexpresivo, al agresivo y al anti-popular.

Volviendo a la expresión del comienzo “Es lo que hay” se apareja al ser y a los recursos que tenemos para determinada actividad, y para ello nos damos el reconocimiento para no sentirnos frustrados, y seguir adelante.
Nacimos en un lugar determinado, con condiciones sociales determinadas, en una familia que nos “educó” de alguna manera, formamos parte de un sistema que nos “formatea” , eso “es lo que hay”, pero también tenemos nuestro permanente anhelo de crecimiento, de desarrollo de nuestras potencialidades, nuestra necesidad de desplegarnos
Finalmente “Es lo que hay“ tiene dos connotaciones:
1) La de excusa, que es determinante, que se puede dar con el ejemplo:”Mirá yo soy así, y si no te gusta, ya sabés lo que tenés que hacer”. Suele ser soberbia y cerrada
2) La del diagnostico: “Bueno esto es lo que hay, esto soy”, vamos a ver que podemos hacer para seguir creciendo y adaptarnos mejor. Suele ser reflexiva y abierta.

lunes, julio 13, 2009

Mis citas por internet


Recuerdo, hace un largo tiempo, cuando descubrí que Internet contaba con el chat, y con lugares para citas.
El chatear por primera vez con una persona, me activaba las fantasías en todo su esplendor, recuerdo que encontrarse a tal hora, con esa persona en “que conectaste de alguna forma”, me daba cosquillas en el estomago y me generaba mucha ansiedad.
¡Cuan atractivo era lo desconocido para esa época! y que fácil uno podía enamorarse por una relación virtual.
Luego pasamos al teléfono y hablamos largas horas, ya nos habíamos instalado en nuestras cabeza, solamente estaba pendiente el vernos y el encuentro fue mágico y grandioso.
Mi primer cita por Internet había sido un éxito más allá de lo que pudo pasar después, el día del encuentro esperado, después de tantas semanas haber chateado nos benefició a los dos e Internet nos acercó y confirmó nuestra conexión a través de situaciones cariñosas.

Pero hubo otras situaciones que me bloquearon y me hicieron sentir el hombre más feo del planeta, por ejemplo la que relato a continuación:
Resulta que yo chateaba con otra mujer y a la hora de describirme, ella mostró un alto entusiasmo por mis características físicas superfluas, le dije que soy rubio de ojos celeste, y eso le bastó para convencerle de que quería verme, por medio de justificarme con “¿para que sirve el filtro o la perorata de conocernos vía virtual?”, etc, etc.
Hablamos por teléfono y le repetí la descripción y ella expresaba en su voz un grado de entusiasmo. Para mis adentros me decía: "Uhh está es la mía se me va a dar", “Que bueno que se den las cosas con esta grado de sinceramiento y de simplicidad” yo mismo me llenaba la cabeza con una imagen mental de que materialmente no soy realmente, hablando de parámetros de belleza, es por eso que me abstraía al imaginario de ellaNos encontramos en Santa Fé y Callao, en la puerta de un lugar que no recuerdo el nombre, ella tardó 1/2 hora, apenas llegó me saludo fríamente y entro al lugar, nos sentamos y antes que omita palabra ella me dijo:
- Ah no te conté!. Pero arreglé con mis amigas dentro de X tiempo.
- Ok. ¿ Que querés tomar?
- Una Sprite

Mis diálogos fueron forzados, incoherente y sin ganas de cambiar el rumbo, yo estaba entregado a su veredicto, y ella no mostraba compasión alguno, solo su privilegio de haberme rechazado.
Luego del encuentro, mi ánimo se fue al carajo, ya no tenía entusiasmo, solo decepción y frustración, pensaba en algún cirujano de turno por ahí, pero bueno finalmente preferí aceptar mi sentenciada fealdad.

viernes, julio 03, 2009

Mirar a los ojos



Hoy, ¿A cuanta gente puedo mirar a los ojos? Lo importante, o no, significa mirar a los ojos. En mi caso significa mi veto de confianza hacia el interlocutor de mi mirada.
Mi mirada hacia otro es compartir energía con otras miradas. La gente social, suele mirar a los ojos, en realidad, casi no me entero de esto, pero clavar los ojos significa un toque de poder o un toque de confianza o un toque de complicidad.
Cuando salía a seducir a bares o lugares para ellos, mi primer arma o mi manera de ganar confianza para entablar un dialogo era la mirada, y justamente eso era un paso, para conversar o simplemente tener otra platica a través de los ojos; que para mi, era más interesante, profundo y sincero que la literal platica.

Las miradas son, en mi cabeza, pequeñas fotografías de la persona, se me cruzan las primeras y últimas a personas que ya no veo más. Cuando por última vez ví a mi padre, mis ojos solo esquivaban el choque de miradas, simplemente no tenía la confianza para hacerlo, como me pasa con la mayoría de las personas que conozco, porque desconfío o pienso que la relación es de interés o ajena a la alegría o algún sentimiento que quiero compartir.

Es sumamente importante poder tener complicidad o correspondencia con alguien para mirarlo, porque justamente significa, en mi, que comparto parte de mi vida con esa persona. El hecho de no mirarlo a los ojos, no sólo es juicio de mi desconfianza, sino de mi desinterés, o de una imagen paternalista o superior o de soberbia o de fanfarronería o de cualquier “ganador”(como la sociedad lo define) que cuenta cosas que me ponen mal.
A veces no podría mirarme a los ojos a mi mismo, porque hablo cosas de que realmente están generadas a través de mis impulsos o mis ansiedades y no de mi forma de ver la vida que trato de defender para mis adentros.

Pero igualmente elijo a quien o no para mirar a los ojos y me pregunto ¿A quien puedo mirar a los ojos?-

jueves, junio 25, 2009

El deterioro del fútbol de ascenso en Argentina


Atletico de Tucuman asciende a primera con el festejo de sus jugadores internamente, sin poder dedicarselo a sus fieles seguidores, que solamente lo hacen de local.
El Diario Clarín y La nación al fútbol de ascenso le dedica solamente una página, ya que entre la globalización del fútbol y la polarización de primera división hacen que el ascenso pierda popularidad. Hoy es solo primera y nada más, canal 7 emite solo un partido del Nacional B, y es el único canal de aire, no hay demasiados programas de ascenso y en es acá donde se muestra el barrio y el trabajo a pulmón, tanto como en primera.
De chico no me perdía los resúmenes del ascenso, las tablas de posiciones, las formaciones de los equipos, los partidos por la radio y el famoso : “Hay un gol”. Mientras asistía asiduamente a la cancha con mi familia, y como espectáculo era incomparable, por las canciones, por los estadios, y por la cantidad de clásicos que había en la primera B.
Hoy en el ascenso no hay público visitante, a partir de una medida preventiva y temporaria del 2007, los hinchas visitantes no pueden ingresar a la cancha, y muchos equipos hasta salen campeones sin el aplauso de su público y eso a mi me causa una enorme tristeza y nostalgia.
Cuando observo vacía la tribuna visitante, se incorpora en mi, sensaciones de vacío, y la melancolía me hace acordar cuando vienen los verdaderos hinchas en micros y con algarabía para alentar a su equipo.
En la Argentina el fútbol hace de una identidad al hincha mismo, es bastante trascendental en la vida del futbolero, como le va al equipo que se hizo hincha y hasta siente amor.
Hoy, para los hinchas del ascenso, perder la aventura de llegar a una cancha visitante a “seguir” a su equipo, le da sabor a angustia. Solo 20 equipos pueden realizar esto y son los de primera división.
Esto prueba la incapacidad de los máximos dirigentes para solucionar ciertos conflictos, embolsando a todos los clubes con este castigo, y además, la aprobación silenciosa de los que dirigen el ascenso porque no tienen dinero para seguridad y policía.

Algunos casos que ocurrieron, para violar la capacidad máxima de los visitantes (que son 28 personas dirigentes) fueron:

Un hincha de Chacarita grito en contra de Ferro en la platea de este club y fue atacado violentamente
La hinchada de Los Andes sacó entrada en tiro Federal de Rosario y pareció que jugara de local, donde hubo grandes disturbios
Es la mañana del primer domingo de mayo y Argentino de Quilmes recibe a Deportiva Riestra. Un hincha del Mate, como se le dice al equipo local, hierve de bronca. "Está claro que, al menos en la D, el derecho de admisión no se respeta. Dicen, por ejemplo, que de la delegación visitante no pueden entrar más de 28 dirigentes, pero en la tribuna visitante había no menos de 40 personas, varias de ellas con el torso desnudo...

Igualmente es un dolor de cabeza ser visitante cuando se tiene prohibida la entrada.
El fútbol hoy en día mueve mucho dinero, y podrían aplicar distribución para arreglar la seguridad y censurar la entrada a los que realmente provocan disturbios, que no siempre son precisamente los de la barra.
Mi deseo desde este lugar es:
¡QUE VUELVAN LOS VISITANTES AL ASCENSO!

lunes, junio 22, 2009

Maratón de Rosario 2009: Crónica de un abandono






Con frases estoicas como “La única derrota es el que abandona” o “El que abandona es un cobarde, es como crecí en esta sociedad, luego cuestioné el sacrificio, y hasta subrayé que mi ideología es hedonista, pero siempre me equivoqué, en realidad siempre dudé, todo lo que escribí fueron mis fotografías en ese instante, pero cuando realmente ocurre, mis sensaciones son otras. Las sensaciones de este abandono fueron angustia, bronca hacia casi todos los que rodeaban la carrera y mucha reflexión y planteo de alternativas en mi entorno de esta actividad.


A las 9 de la mañana del domingo 21 de junio, comenzó la gran fiesta de más de 1500 corredores en Rosario, en su mayoría, era concluir la maratón y el resto corría una prueba integrativa de 7 kilómetros. Personalmente salí con el tema de NTVG : “el camino”, pero comencé a cantar con “Corazón en venta” y tuve una aceleración digna de un cocainómano, entonces “Hombre Espacial suicida”, “Crónica TV” y “Pasan las horas”, me hicieron acelerar y mí cuerpo presentó cierta resistencia a esto.


En el 11 me alcanza la liebre de las 3 horas 30’, le canto “Era un abril” y me pasa, luego en el 12 lo vuelvo a pasar y corro como un loco, bailando, cantando, pero con cierto esfuerzo en la euforia.



Corro con Guillermo e improviso cambios de ritmos mamarrachamente, En el 16 me atraganto con el Gatorade y saliendo del tunel (más o menos en el 18) me vuelve a pasar la liebre de 3 horas 30’ con 40 adeptos succionados a él. Acá pensé que era imposible que lo alcance

Luego el camino se me hizo cuesta arriba, me faltó aire y concentración. En el 23 paré a caminar y con un gran mal humor. Volví a cantar gracias a bulldog : “La vida”, y Microdancing de “Babasonicos”, en el 25 vuelvo a parar. En el 26 retomo y cuando, en los tres temas de Cadena perpetua, que teoricamente me iban a levantar, no lo hicieron. Yá en el 28 pensé en el abandono, a pesar de que Richard me alienta y me dice “tranquilo, aflojate”. Además tenía una ampolla debajo del dedo gordo del pie derecho y molestaba cuando pisaba.



En el 30, cuando la reina Diana me pasa, me arranco el número de la camiseta y decido abandonar, me tiro en un asiento en la plaza donde tuve mi deceso, y me retire caminando cantando a gritos, sobretodo el tema “De vuelta” que el estribillo clama “Yo quiero volver a nacer, para todo vuelta”, porque pensé que entré en un quiebre, en una etapa aún más decadente en cuanto a mi físico y la nostalgia se hizo presente.

Sentí que los imbéciles que me dijeron que lo que hacía era una locura o que era imposible, les terminé dando la derecha y cuando, "obligatoriamente", se los conté, terminaron regodeándose.
Pero esos 8 kilómetros que tuve que caminar en medias, en donde, solo los perros eran mis compañeros; en donde todo el ego se volvía a minimizaba, que pensaba que llenarme la boca con gente diciendo que corrí esto y lo otro, cuando la verdad soy un pobre tipo que tiene problemas en la cabeza cuando hace esta distancia, y que la justificación es invalorable e incoherente.

Llego al monumento y los que me contuvieron o escucharon fueron: Richard y Rosa así como Fernando y familia, y dos corredores : Guillermo y Carlos.
Los demás se basaron en teorías que los libros o sus profesores le inculcaron en su cabeza: “No podés correr 2 maratones en tres semanas”, lo cual, en mi caso, tengo muchos casos para demostrar que no es así, pero mi resultado les dio la razón esta vez, y a mi me dejaron sin palabras.

Este año en esta actividad algunas cosas fallan:
* No adaptarme a lo social: decir pavadas a partir de lo que quiero justificar de mi existencia, siempre erré en la adaptación. Por eso meterme en un grupo mucho no me convence.
* Tener un plan de entrenamiento que rompe los esquemas, de los que yo mismo me proponia el año pasado; este nuevo plan me parece súper conservador y más débil que antes.
* Para esta carrera, fue una desventaja el haber hecho caso de tomar sales hidrantes, no paré de orinar todo el fin de semana.

Se qué hay un quiebre a partir de esta carrera, las cosas cuando no salen como se espera, me hace más introspectivo, la mayoría de las personas que conozco sólo son cómplices en las alegrías y se hacen invisibles en las tristezas, por eso crece mi fobia hacia ellos.


Así que voy a fortalecerme y tratar de estar como el año pasado, a pesar del pasaje del periodo y de que en esta actividad, realmente estoy solo.