miércoles, enero 08, 2020

El 2020 con dudosos buenos presagios















Este año se cumplirán 15 años de este blog ¿Cuantos cambios tecnológicos absorbidos en todo este tiempo? El hecho de escribir blog y presentar la "individualidad" de cada uno estaba en voga. Hoy los blogs están en extinción, y pasando por tweeter, por Facebook, youtube, hoy las historia de Instagram, con voces, fotos y todo lo demás forman una tribu mucho más social.
Acá estoy, desamparado, con limitación a la tecnología, escribiendo este blog, como una manera de sentar bases antes símbolos que adopté, sin profundizar "los por qué", en la transición de los años, como sumando tiempo a la vida. 

Permeado en la primera estrofa del tema "Que se yo" de Cielo Razzo:

¿Qué sé yo, mujer? ¿Qué sé yo?
Si a este juego ya entramos perdiendo
Se juega la vida, se vive a la sombra
De los gigantescos devoradores


El 2020 ya ingresé perdiendo, luego de un pedo madre en que mi metabolismo se debilitó aún más, donde para las actividades habituales se les ajusta un poco más la cuerda y entonces camino y es como si un gigante me agarrara el tobillo y la rodilla, además de dolores insoportables de los hombros y de la cintura... Me deja abyecto y me paraliza, entonces los propósitos se van al carajo y la vida es, como expresé mil veces, tirar pelotazos a la tribuna.  
Además que en la pileta, durante me dan escalofríos y luego me toma una suerte de Sindrome de Raynaud, dejando blancos los dedos de las manos, durmiendo las rodillas y los pies. El frio se absorbe aún con mucho calor y lo único que siento es frio, a pesar de mi prolongado baño con agua caliente. Así que este padecimiento se enfila a los que acumulo y me fue imposible mitigar el año pasado.

El primero de Enero luego de tomar en la transición de años, sidra, vino y vodka, donde creo que viví en una burbuja de gran jarana, tuve que pagar un precio muy alto que estoy pagando hasta el dia de hoy.

Mi cuerpo no me da respiro para trastornos emocionales ni psiquicos, si los hay son consecuencia de lo que el cuerpo me regala con sus puntadas todos los dias, comenzando con la rigidez al despertarme. 

El 2020 trae una coyuntura dificil, si bien no profundicé sobre el tema, se puede ser limitado en saber que los empresarios siguen siendo avaros y codiciosos, peleándose por el combustible en el mundo, entonces a través de los administradores hacen temblar al mundo con sus armas de destrucción masiva. Además están aquellos que están deseosos de tener más hectareas para cultivar, queman pastizales y producen incendios como el que ocurre en Australia matando hasta mil millones de animales y esto sigue.  Entonces, si, como la canción, en el juego del 2020 ya entramos perdiendo. 

En esta semana del 2020 quise realizar algún cambio, trasladé las cosas de lugar, quise cambiar el "cuerito" del baño e inundé el baño, lo cual tuvo que venir un plomero a cambiar las canillas. Además comencé un challenge de Yoga, llamado "Yoga with Adriene", un programa de 30 dias con una instructora texana llamada Adriene Mishler, la cual hay tips que no tenía en cuenta para realizar las diferentes asanas, aunque mi cuerpo sigue manteniendose destrozado, hay una "ventana saludable" en este programa.

Este 2020 también tengo que resolver el tema de mi hermano, donde su obra social, le sacó los medicamentos y el subsidio a la internación, y se lo tiene que pagar él, donde Anses y el Juzgado N°83 no han emitido respuesta alguna sobre el reclamo.  Además, yo al no pelear ni por mi mismo ante situaciones burocráticas, sigo perdiendo. 

En fin, el 2020 tengo intenciones de caminar para transitarlo y padecerlo, donde todas las actividades me duelen, inclusive caminar y leer. Los profesionales de salud comenzando con kinesiologia por ATM, el ortodoncista, el problema de oclusión, siguiendo por los problemas metabolicos y de articulaciones me acompañaran en este amargo camino, pero avanzar en el mismo, porque cualquier otra alternativa de sosiego o de pereza es más perjudicial, asi como los planes intensos.  Al fin y al cabo, elijo lo menos malo, con la esperanza de realizar algo extraordinario más allá de los cuidados diarios paliativos.

En fin, el 2020 entré perdiendo. Veremos si no me dejo avasallar. 




viernes, enero 03, 2020

Estadísticas 2019














Continuando el camino desde hace mucho tiempo, para mí un propósito en la vida es sumar estadísticas Sé no tiene sentido para nadie, pero en cuanto a los dias es un tratar de revertir comenzar perdiendo el dia con los dolores varios que me irritan, a pesar de la libertad y el campo de acción para no ser careta que tengo el privilegio de contar.
Este 2019 fue mejor que el 2018, pero está entre los 3 peores de los 28 ejercicios que llevo realizando éste tipo de estadísticas. 4 puntos por abajo del 2005 y 9 puntos por encima del peor año vivido: 2018.
Este año contó 67 dias buenos, 172 normales y 127 malos. El segundo en cantidad de dias malos, luego del 2018.
El mejor mes fue Mayo con 8 dias buenos 15 normales y el resto malos, supongo por lo economico y cierta estabilidad con la salud. El peor mes fue Agosto, por el 12 de Agosto y lo economico, ademas una operación que me llevó a padecer más.
El que contó con más dias buenos fue Diciembre con 9 y Enero fue el que menos dias buenos contó, con solo 2. El que menos dias malos tuvo fue Mayo con 8 y el que más Agosto con 14
En la global de meses positivos, Diciembre sigue siendo el mejor mes del año y el que mayor porcentaje de días buenos (por muchisimo) , el segundo lugar lo sigue ocupando Enero y el tercero es Febrero (el verano me sienta bien, últimamente). En el podio de los peores lo lidera Octubre y tiene el mayor porcentaje de días malos, seguido por Agosto (retrocede dos lugares), y completa Junio.
El que tiene el menor porcentaje de días buenos son Mayo, Agosto y Junio (idem hasta el 2018), el menor porcentaje de días malos es Enero, Diciembre y Julio en ese orden. El mayor porcentaje de días normales, parece obvio, es Enero, donde es la transición de cambio de año.

El mejor día de la semana, quebrando la racha de los últimos 3 años fue el Sábado, luego le siguió el domingo y tercero el viernes. El último lugar fue para el Lunes : no consigo despertarme de buen humor este dia. Hace más de 20 años que se alternan el Sábado y el Domingo en el primer puesto anual. La última vez que tocó un día diferente fue en el 1996 donde el Miércoles lideró. Solo dos veces en los cómputos anuales no ganó ni un Sábado ni un Domingo.

En la general va primero el Domingo, segundo Sábado y tercero el jueves. El día que tiene más días buenos en la general es el Domingo con 425 días, el que tiene más días malos es el Lunes con 560 (por escándalo encima del martes y miercoles con 479). Domingo fue el mejor en 14 ocasiones, seguido por el sábado con 12, viernes y miércoles apenas 1 vez. En la lista de peores el lunes lidera con 14, luego el martes con 6 y el miércoles con 5.

En cuanto la actividad física tuve 162 dias de movimientos sobre los 365 dias del año (44,39%). El que mes que más actividad fisica realicé fue junio con 21 y el que menos Enero con 0 (aunque no computo caminar al centro muchas veces y son más de 6 km).

A partir del 2020, habrá un cambio importante: no dividiré dias de actividad sino la actividad en si como Yoga (mas de 20'), Natación (mas de 1,2 km), Caminar (más de 40'), Estiramiento (más de 30'), jugar a la pelota, bici (más de 6 km), por condición fisica ya no troto más.
En cuanto a redes sociales el señor JM comenzó el 2019 con 158 amigos, y terminó con 186. El más superficial, pero no deja de ser yo mismo, comenzó con 251 y terminó con 272 amigos.

Este año leí 10 libros: 3 en inglés, 2 en francés, 1 en portugués, 1 en italiano y 3 en español. Estoy terminando uno en inglés y otro en españo, pero computan para el 2020.
Este año vi 67 películas, 2 novelas, 25 miniseries y 12 documentales. En cuanto a las películas que coloqué 8 puntos (mayor puntaje) fueron "The Joker", "El kiosko", "Pasajeros de una pesadilla", "La república perdida 2" y "Buenos Aires Viceversa". Las películas que puntué con un 1(uno) fueron "Thor" y "La fiera y la fiesta". Los documentales que puse 9 fueron "Soy el pueblo" y "Mentira la verdad".

Este año, entre guardias, prácticas kinesiologica, neurologos, traumatologos, clinicos, cardiologos, reumatologos, gastroenterologos, oftalmologos, dermatologos, dentistas, cirujano maxilo facial, analisis de sangre y otras prácticas fui 136 veces. Supongo que en el 2020 pinta igual, ya que no cuento con mejoras, a pesar de esfuerzos por moverme.

En fin, viva el ego, de eso vivo ya que no me sienta cómodo ser util.

martes, diciembre 31, 2019

El 2019 fue un año estoico










Hace tiempo atrás insultaba al estoicismo, no me quería dar cuenta que hay actividades, comportamientos, tratamientos que lo realizaba con esfuerzo, a pesar de enmascarar al hedonismo como una forma de vida.  Hoy es, practicamente imposible vivir una hedonista, sin antes ocuparme y sembrar las bases, para poder disfrutar, o en otros casos calmarme.  Se que recurro a estupefacientes, más una dieta tirando más a verde, aunque aún no apreté la soga con la comida que contiene gluten o leche, esos gustos son los que disfruto comer.  

Hoy, al cerrar el año, me retrotraigo a la adolescencia, por mi físico muy delgado, supongo que con eso va emparejado el crecimiento de mi fealdad.  Mi delgadez en el camino a la seducción (o incluso en la imposición) no me trajo buenas historias en esa materia, y me afectaba ¿Y por qué no? 3 o más pajas por dia y siquiera besabas. Un "poca vida" caminante.  Ahora soy ese "poca vida" solamente caminante y al que le nefrega las entidades que le colocan, e incluso no hice ningún esfuerzo para aparentar ser una persona interesante.  Y no me lo recrimino, lo tomo como un cambio positivo, porque de ahí, de la nada, surgieron ideas en la que me acompañé y salieron dias felices.  Pocos, contados, pero surgió de mi para mi, sin trabas, ni trajes acordes ni nada de eso.  2019 fue un año casi asexuado, y supe que aparejado a eso esta la libertad de elegir por mi mismo, que no digo que sea una elección perfecta, pero si una elección con mucha menos tensión y apuro y eso sumó

Pero, igualmente este no fue un buen año, aunque mejor que el 2018, donde recordando lo que coloqué, más o menos lo cumplí
"Espero del 2019 un año, donde el tensiómetro disminuya, y que sea mejor que este (no es mucho pedir), a pesar que vendrán frustraciones y decadencia, asi como situaciones de calma y satisfacción, donde los juicios de los demás me nefregan, porque yo estoy por debajo de todos los que me juzgan.
Adios orgullo."

Pues claro que no me tomé en serio casi ningún tipo de valoración, casi todos los dias los viví solo y algunos padecía y otros sentía el alivio. Lamentablemente, cada vez que me despierto padezco de diferentes dolores físicos
Y ahi, justamente está mi tristeza, mi irratibilidad, mi humor de mierda al amanecer con rigidez, dolor de cabeza, y las sensaciones antes mencionadas. Y comparado con el año pasado, el 2019 me trajo más estos síntomas y no pude dar con un paleativo más contundente para descronificar el dolor.
Acá, sobre todo en la última parte, aparecieron mis propias "obligaciones", que es tomar agua con limón o ajo, depende el dia. Luego, es mandatorio hacer ejercicios tales como Gi Gong, estiramientos posturales, cardios, etc, de una duración de entre 8 y 15 minutos. Después ducha, y ahi hacerme el "jugo verde" donde prevalecen 2 o 3 verduras por fruta, además, luego lavar la juguera. 

Eso es esfuerzo, y ahi es que subrayo esta rutina, para poder palear las sensaciones que, aún, podían continuar durante todo el dia y hasta arruinarlo porque no podía ser más fáctico y me agotaba, no pensaba, no nada.  Como expresé, algunos analgésicos ayudan a mitigar un poco, pero el dolor no cesaba.  Nunca pensé que el dolor hubiese sido tan incapacitante.
Algunas actividades como ir a recitales, tener una reunión, ir a la pileta (esta era más frecuente), jugar a la pelota, tenía un antesala de preparación mental y fisica para poder llegar a realizar tal eventa de manera "normal" y sufrir lo menos posible.  Los recitales y el futbol me hacía pagar un precio más caro, pero volvía eufórico.  Las reuniones con personas conocidas, era el mismo precio que el de la 
pileta o el gimnasio. Pero siempre moviéndome (caminando reflexionando como en la adolescencia), por eso bajé tanto de peso!!!

Los dolores de mandibula que me impiden, a veces tragar , el del cuello, el ojo que titila, la pierna que se duerme son los desafíos que, todos los dias, tengo que afrontar como primer escollo, luego de planificar el dia.  Entonces ¿Como voy a compartir con alguien este primer tiempo, si me aturdo, si aprendí a salir solo de eso?. Igualmente el ser liviano, hace que levantarse sea más fácil que ser pesado, otra razón para eso.  Además desde que tengo los brackets hay una exacerbación de los estímulos de dolor cervical.

Al fin y al cabo el dolor fue predominante y asi hubieron diagnosticos, guardias, kinesiologia, intervenciones en la mandibula. No estoy mejor con ese tema que el 31/12/2018, pero tengo la esperanza de algún dia ir menguando lo que siento.

Por esto, muchas cosas dejé a mitad de camino y no me dediqué a planificar más a mediano ni largo plazo, entonces no estudio más con profesores para que me examinen.  La única persona que mantengo una disciplina disfrazada es con Amalia, mi profesora de inglés particular, pero porque me alivia hablar con ella, muchas veces salí en mejor estado que cuando entré. 

En el plano económico, a pesar de la revolución del las "PASO" y demás, fue mejor año que el 2018, resolví muchas cosas y no me desesperé. Si me deprimí un poco en los meses bajos como Agosto y Abril, pero después salí mejor de lo que preveía y por eso, puntualmente, el 2019 no fue peor que el año pasado. 
Para mi hoy es un dia importante, porque se cierra un ciclo con nuevos propósitos, nuevas rutinas, nuevas disciplinas y nuevas esperanzas de sentirme mejor. Pero haré un último esfuerzo que lo pagaré muy caro que es tocar la guitarra, cantar, beber alcohol y fumarme un canuto. Sé que me anasteciaré y el 2020 comenzaré desahuciado (y con problemas nuevos y sopesados), pero están previstos los embistes que el cuerpo me va a martillar por realizar y "celebrar" que viví un año más, haciendo un esfuerzo para que sea mejor que, quizás, fue demasiado y me dejó agotado.


La novela del 2019: ATAV (Argentina tierra de amor y venganza)





















Era un 11 de Marzo, yo estaba en Mar del Plata viendo el programa de Guido Kafka y dije: "Me interesa" una novela de época a la cual la ficción le ganó por goleada a la historia. Donde la historia de amor me digustaba, pero se dividió en dos partes y además contó con actores, actrices y colaboraciones harto interesantes.

205 capítulos fueron de esta telenovela que comenzó el 11 de Marzo del 2019 y culminó el 30 de diciembre del mismo año.
Es una novela y hay mucho que escribir, comentar, observar, reflexionar, comprender, intuir, digerir y todos los verbos de apreciación que alguno que lea esto se le pueda ocurrir.
Hoy dia, donde los streaming lideran o socavan la costumbre de muchas personas con algo de sed (o mucha) de entretenimiento, y cuyo final es lo más importante que la serie en si, por eso se habla más de "spoilear" que de disfrutar la serie.
Con los libros voy de a poco, y en paralelo a la noche, o alguna vez de dia (cuando me perdía un capítulo) me acompañó gran parte del año.
Entonces, a partir de hoy es el duelo de la novela y de los personajes, que me gusten o no, se unieron a mi cotidianeidad. La voy a extrañar aunque la misma tiene puntos que me hacían sacar los dientes al juicio cómodo: "uyy no puedo ver esto".
¿A que me refieron? A que la misma digería y reducía a los buenos como buenos, a que las personas son así y no salen de ese esquema, que la esencia no se cambia, o por lo menos que uno es fiel a lo que muestra y a lo que esconde.
Para destacar:
El personaje que siempre quise que muera, cada vez que su vida era amenazada fue el de Aldo Moretti (Gonzalo Heredia) que se convirtió un actor que sólo hace de galan y se mueve por la imagen. Poco conmovedor y muy empalagoso su "amor" con Raquel. Y la forma de decir "Alicia", puaj daba asco.

La "china" Suarez jugaba el rol de lider y consejera, igualmente muy buen desempeño del papel, aunque no me banqué su seguridad y que todas las sigan a ella y se equivoque nada.

En el mismo plano y con una rigidez poco sentimental es el de Bruno Salvat (Albert Baro) que los autores lo hicieron como cualquier hombre de bien aspiracional de ética, inteligencia, justicia y todo ese verso que creen que el mundo es solucionable siendo este señor, a pesar de los errores. Todos, pero todos, para "los buenos" perdonables.

Benjamin Vicuña se destaca, cada vez más, haciendo de villano, gran actuación por su brutalidad y ahora me pregunto: ¿Por que los malo son los que tienen los defectos? ¿Por que soy aquellos quedan con enfermedades crónicas? ¿Ser "bueno" es señal de buena salud? Y eso que "los buenos" sufrieron heridas, y todas reversibles.

Personajes que tuvieron intenciones pero no consiguieron el rumbo son Virginia inocenti (la madre de Lucia), Julia Calvo y Ariel Perez Maria, sus historias quedaron diezmadas o fueron forzadas a algo muy imponente. Los 3 fallecieron.

Diego Dominguez me enterneció mucho, si bien quería a la minita para toda la vida, mostraba inocencia lealtad, brutalidad y mucha docilidad. Gran actuación la de Cordoba, como así la de Mati Meyer que hacía su fiel amigo "Gallo", enamoradisimo de la acongojada hermana de Lucia, Lidia (Minerva Casero) que tuvo su tiempo de fama en la misma.

Lucia (Delfina Chavez) tuvo una buena actuación, saliéndose un poco del papel preconceptuado de heroe de "Mujercitas", y que tuvo sus idas y vueltas, sobre todo cuando estuvo cautiva en la residencia de Torcuato Ferreyra

Paco Jamandreu, interpretado por Mariano Saborido le dio el rol de "loca", siendo amigo del hijo legitimo de Ali, Malek (Franco Quercia). Alambre, Franco Bengoechea, si bien actuó desde el primer episodio, fue intermitente e intrascendente.

Destaco la labor humoristica de Vivian el Jaber como Alfreda Sforza, y ese toque de saña y cinismo, vendiendo putas y desquiciando la novela y fue potenciad cuando apareció su hijo Alfredo (Francisco Lummerman) que con su torpeza le dio un giro gracioso a la novela.

Un momento culminante en la novela fue cuando Candela Vetrano (Ana) tuvo su hijo en una casa de campo, sola y enferma, cuya actuación fue de lo más destacable y emocionante en la tira. Su hermana (Francesca) que enviudó antes de casarse, le dieron cierto protagonismo feminista pero cayo en las redes adulcodaras del amor.

Culmino con los mejores personajes de la novela: Mercedes Funes (Alicia) que fue construyéndose capitulo a capitulo, con su "r" mal pronunciada, con sus ideas locas y sobre todo por su amor incestuoso con su hermano Torcuato Ferreyra, que le daba un quiebre a los establecido. Al fin y al cabo "los malos" rompen las reglas.

No me gustó el giro que le dieron a Salaberry, interpretado por Luciano Caceres, donde muy bueno se convirtió en muy malo, para justificar más la "bondad" de Gonzalo Heredia. Soledad Fandiño, caia donde podía, y muy curioso el cambio de nombres como el cambio de amante (buena idea)
La parejita de Tomas Kirchner con Maite Lanata, le dieron su dramatismo y su particularidad, uno siendo hijo reconocido tardiamente por la madame Ivone (Andrea Frigerio) y la otra siendo adoptada por Samuel Trauman, donde tuvieron sus tiempos de acción. Asi como la impulsiva Helga, que hacía una Ucraniana con potencial de justicia por su propias manos.

Y Fernan Mirás con muchas salidas perversamente graciosas. Psicópata, reflexivo, ambicioso, tirano, con una lógica totalmente diferente a los hombres y mujeres de bien (como vos), grosero y hasta con la ambiguedad de la inteligencia y la azucarada búsqueda del amor de Raquel. Fernan Miras se destaca en los últimos años como un actor versatil con tintes muy graciosos.

En fin, fin de año. La novela que me acompañó el 2019, como una "mala costumbre".

martes, diciembre 24, 2019

La lista 2019





















Siguiendo el ritual, elijo, las consignas salientes (que me acuerdo) en pocas palabras del año.

Un libro:
!0 libros que completé este año, de los cuales fueron 3 en Español, 3 en francés, 2 en inglés, 1 en portugués y como novedad (aunque mucho esfuerzo) 1 en italiano.   El libro que elijo y es uno de los libros mejores que leí en mi vida es: "El hombre que amaba a los perros" del escritor Leonardo Padura
Una canción:
Del ranking de 3, a pesar que no estuve muy ligado a novedades. "Vivo" del grupo mendocino Orbis Tertius,  "Revancha" de La nueva luna (por el programa de Vernaci), "Siempre libre" por los 20 años del disco
Un grupo musical:
Turf, por los 20 años y fui muy feliz al verlos,  Orbis Terfius como novedad y Caballeros de la Quema por el recital en Argentinos.

Una película:
"The Joker" una película de Todd Philips
Una miniserie:
"Soy del pueblo", documental sobre celebridades populares de Argentina
Una serie/novela
"Argentina tierra de amor y venganza", porque fue la única novela que vi y seguí.
Un actor
Fernan Miras

Una actriz
Erica Rivas,  por peliculas que vi de ella

Podio de Youtubers
Elena Malova por yoga cardio y streching del cuerpo. Adam Fields por mandibula, hombros y cuello. Finalmente Austin Goh por ejercicios express en todo el cuerpo.

Honestidad bruta:
Meo en el lavabo del baño, y no uso el inodoro.
Una mujer:
Amalia mi profesora de inglés, por verla frecuentemente
Un hombre:
Don Nestor, un señor que veo en el bar de la esquina, aunque muchas veces siento deseos de no verlo para leer, y además no me gusta hablar tanto con él y escuchar sus anecdotas. Pero fue lo más cercano del 2019
un viaje:
El viaje a Mendoza en junio, sin uda
Un lugar:
Sigue siendo el bar de la esquina y Bonafide al frente de Parque Centenario
Un deseo cumplido:
Que este año, si buen fue un año de mierda, fue mejor que el año 2018 (es decir no me sumergí en un pozo mayor)
Persona perjudicante:
El  doctor maxilofacial que lo única que le interesa sacarme plata y los dolores de mandibula se extendieron y solo quiere ofrecerme servicios que no me ayudan ni lo hicieron-
Un maestro:
No sé
Una actividad:
leer, caminar, ver series 
un acto solidario:
Ninguno, y además uno no se da cuenta.
un autor:
Leonardo Padura
una novedad:
Los brackets
una situacion de calma:
Leer
un paisaje:
Copahue las termas y el pueblo.
un evento:
Los 20 años de "siempre libre" en Niceto y San Isidro
una reunion
Con Eduardo y con Pablo
un mes:
Mayo por lo economico, y porque me senti un poco mejor.
un mes pesimo:
Agosto, me fui al tacho después de "Las Paso" y después recuperé, pero no en Agosto, asi como el frio. Además la operación me hizo doler mas la mandibula.
un deseo no cumplido:
No poder mitigar el dolor y se acentua más y más (idem 2018, es insoportable y cada vez mas limitante)
un exito:
Bajar de peso, me hizo más agil y liviano para movilizarme que cuando estaba más pesado. A pesar que mi apariencia es la de muerto vivo.

domingo, diciembre 15, 2019

El hombre que amaba a los perros






















Corría el dia 27 de Agosto del 2019, una pausa bajo en un invierno frio, gris.  Salía del cine la película "Afinadora de arboles" con la actriz Paola Barrientos, vista en una sala del primer piso del cine Gaumont. Caminé y me dirigí al traumatologo que me atendió por vez primera en la Clinica del Sol, saliendo de allí tipo 19:30, arrivé a una cadena de pizzerías que se impone en la Ciudad de Buenos Aires, pedí dos porciones de muzzarella, dos de faina y una bebida gaseosa de limón
Retiré de mi bolsa mi libro electrónico y comencé a leer un libro que me iba a envolver durante un tiempo: "El hombre que amaba a los perros" que, su inicio comenzaba con la muerte de la pareja del personaje que escribe en primera persona, tras sufrir de manera contundente un cancer de huesos y describiendo el dolor humano en segunda persona, donde no es imposible convivir en la desesperación y "la calma" es la única sensación que importa, fuera de toda reflexión y cuestionamiento a cualquier sentido de la vida.

Pero ahi, iba a comenzar un camino, no sólo al leer el libro, sino los estímulos de aprender sobre el contexto que Leonardo Padura me brindaba, oración por oración sobre la vida de Troski, Ramón Mercader, el autor mismo y el contexto cubano, y finalmente el intento de Revolución Checa.
Describir estos títulos no significa nada, sino que la manera de escribir de Padura sobre personas, lugares en diferentes partes del mundo abría mi inquietud de escuchar otras personas que relatan la historia en años sofocantes para el ser humano.

Una vez alguien me dijo: "Es fácil quejarse de lo que pasa en el mundo, cuando uno no hace nada. No importa lo que pase, sino lo que haga uno".  ¿Y como podía un Ucraniano, comer y cumplir con sus necesidades básicas, cuando Stalin le quemó todos los campos?  Mediante a Padura, me encontré con Stalin, sí, una persona que, con influencia Lenista, echo todo por la borda y reescribió al comunismo.  Es por eso que los burgueses capitalistas dicen que el comunista es malo, cagándose a Marx en Engels y todos aquellos que fundamentaron al comunismo como "un robo" de la propiedad privada, como un arrebato al individuo.  

Si, el ser humano necesita ser un individuo, y al dejar de serlo y estar expuesto a un poderoso asesino como Stalin, en nombre del comunismo, no queda razón de ejemplificar.  Es como la usura y el judío como inventor, el inglés y el conquistador, el negro y el salvaje; el homesexual y el perverso.  Todos estos reduccionismo hicieron que el ser humano permeabilize y piense sobre un origen o comportamiento o religión y lo juzgue apoyándose en subconceptos, y de ser necesario castigarlo porque está en su gen.  Patrañas, pero estos individuos que se visten de "buenas personas" por sus juicios, me dan mucho miedo 

Ahora el libro habla de Caridad Mercader, una señora que se casó con un empresario poderosa y fue abandonada con varios críos, en venganza de eso, se hizo comunista porque quería salvar a España del fascimos.  La interminable guerra civil española colocó al facho de Franco en el poder hasta que se murió, donde la iglesia, la "moral y ética" familiar, la resignación y el trabajo sin sindicatos hizo del español normal un ser docil y responsable bajo preceptos que no le daba la libertad que anhelaba, ni siquiera la alternancia y el poder elegir ser distinto a lo que impartía desde el poder. 
Caridad Mercader entrenó a Ramón, su hijo, en contra del fascismo.   
En esas épocas era muy dificil encontrar una república, excepto en Estados Unidos, a pesar del crack del 29, se luchaba a favor del comunismo o del fascimo.  Hitler, para los Ucranianos, fue recibido como el "salvador" de la hambruna que sufrió ante el desastre que realizó Stalin.  
Stalin, heroe de la revolución de octubre, asi como Troski (Lev Dadidovich), como Lenin, como Nin y como tantos otros.  Stalin, el georgiano, tuvo habilidades para llegar a lo más alto del poder Ruso, y ahí, imponiendo temor: juzgando, torturando e incluso fusilando aliados.

Leonardo Padura, describe el dia de Dadidovich, su relación y amor con los perros, la descripción que hace sobre el trato con ellos. Troski fue reportado a Francia, Noruega, Dinamarca y otros paises, donde con su esposa Natasha, fueron nómades, a pesar de haber tenido hijos,
Padura tiene el poder literario y de un brillante escritor de señalar sus sentimientos, reflexiones, opiniones sobre cada actualidad de los personajes principales sea de Troski, de Ramon Mercader, de Kotov, de Silvia Ageloff, y de otros más.  La inquietud sobre la historia de todos estos personajes, me dio el punta pie inicial que, a través de documentales, se veía la vida pública de cada uno de estas personalidades que entraron en la historia y que algunos fundaron un "ismo" que quedó sepultado en la historia. ¿Quien hoy puede ser un stalinista, cuando el señor mandaba a campos de trabajo, en condiciones paupérrimas, y que por eso asesinó la 3 cuartas partes de trabajadores?
En fin, las obras públicas fueron inmensas, prueba de ello está el tren Tras-Siberiano, pero a costa de muertes con temperaturas de 40 grados bajo cero. 

Por último la historia de Ivan, el personaje de primera persona, donde tiene un encuentro casual con Ramón Mercader, donde Ivan escribe en una revista veterinaria, y el señor con achaques de su vida, con sus perros galgos borzois, le cuenta la historia de lo que ocurrió en esos "años tremendos" para gran parte de la humanidad y su deseo de novelar su historia.  Además la historia de Ivan y la historia de su hermano homosexual, que tuvo un "affaire" con su profesor en la universidad, y que ambos fueron despreciados y deportados de Cuba, porque el comunismo, ni la familia del hermano lo aceptaban.  En fin, y ni hablar de la caída del muro de Berlin, el bloqueo, y la falta de ayuda de Rusia, hicieron que Cuba culminé desamparada e insolvente, por la cual retrata el éxodo de los cubanos, para poder tener la necesidad básica de comer, y Padura tuvo la habilidad de contar como Ivan para subsistir, para convivir, para intercambiar servicios, alimentos y vestido, asi como toda la imaginación de todo habitante cubano para subsistir.

Hay muchísimo que aprendí o que se desprendió de leer este libro, como la casa de España en rusia, Santiago Carrillo: presidente del comunismo, asi como Dolorez Gomez; Nikita Juchrov, el posible envenenamiento a Stalin, el pacto de no agresión entre el nazismo y el stalinismo, los gulags, la plaza Gorki, etc.

El 13 de diciembre del 2019, luego de más de 4 meses, donde el libro me ayudó a reflexionar sobre otras cosas que no sea del dolor, donde todo poder se ejerce de manera dominante, donde el individualismo no es todo, porque uno está expuesto y es piel de cañon sobre lo que pudiera ocurrir en su entorno, que las condiciones no son las mismas para todos, y por más mérito que se tenga uno es futil al poder de turno o a las condiciones de vida aprehendidas, y no queda otra que "salvarse" de la manera que puede su conocimiento.  Y donde el nombre, la identificación o incluso cualquier título no ayuda para sortear los embistes que los que tienen poder en la sociedad te enfrenta, te agotan.

Luego de salir del cine, de ver una película de Paula Hernandez: "Los sonánbulos" en un lugar de comida para veganos, culminé con un dejo de tristeza, ya que cada libro es un amigo temporal que aprendo a querer, puntualmente si está escrito de esta brillante y lúcida manera.
Dejo escrito la conclusión de Padura, luego de más de 15 años de trabajo para recopilar información, y de darle una manera ficcionada a los sentimientos de estas personalidades tan trascendentes en la historia humana:

"Entre el propósito de escribir esta novela y el ejercicio mismo de la escritura mediaron años de pensar, leer, investigar, discutir, y sobre todo, penetrar con asombro y horror al menos en una parte de la verdad una historia ejemplar del siglo XX, y de las biografías de esos personajes turbios pero reales que aparecen en el libro.  En ese dilatado proceso, me resulto imprescindible la cooperación, el conocimiento, las experiencias y las investigaciones previas de muchas personas que, en algunos casos, compartieron sus vivencias e incertidumbres sobre una historia las mas de las veces sepultada o pervertida por los líderes que durante setenta años fueron los dueños del poder, y por supuesto, de la Historia".

Uno de los libros que con más pasión he leído, y eso no quiere decir que me lo devoro, sino que lo reflexiono y que hago los parates necesarios para que mi limitada conciencia se prepare a comprensión del mismo. 

lunes, diciembre 09, 2019

Recorriendo el cementerio de la Recoleta.





















El cementerio de la Recoleta es uno de los paquetes del mundo, junto a uno en Paris y otro en Genova.  A esta altura de la valuación de los muertos y con una población que crece. ¿Vale la pena tener cementerios y poblarlos? Cada quien tiene su creencia, y no puedo agregar nada más, solo un comentario nimio para darle lugar a la visita guiada que asistí la mañana del 7 de Diciembre del 2019. 

Comenzamos por la especie de cuadros en escultura que tiene la entra de este cementerio inaugurado en 1822, las figuras hacía alegorías sobre la finitud de la vida, como la antorcha apagada, la serpiente que se muerde la cola, etc.  El primero en hablar fue de los Alvear, donde lo más importante que escuché fue sobre la esposa del ex-presidente oligarca, Regina Pacini, una cantante clásica italiana que hizo mucho por el teatro Argentino, de hecho puso los cimientos de la casa del teatro, donde cuenta con el homenaje a través del teatro Regina.

Luego, aprendí sobre el "San Martin" de los mares, donde evitaba que los colonialistas españoles atraviesen los mares del pacifico, él era Guillermo Brown, el famoso almirante irlandés que combatió por la independencia de Argentina.  Hoy la casa Amarilla en la Boca es una réplica de la casa del almirante.

Más adelante seguimos con la historia Argentina, mediante la cadena Lavalle, Dorrego y Rosas, historias de traiciones y de alianzas.  En la tumba de Dorrego se habla del Tirano de Rosas, que se cambió el apellido por estar contra de su familia y su elección de casarse con Encarnación Ezcurra. 

Y seguimos recorriendo, parándonos en la tumba de Raul Ricardo Alfonsin, donde nos comentaron acerca de los habeas corpus para los desaparecidos allá por la década del 70, por integrar la conadep, en la etapa militar, organismo peligros. Y por sobre todas la cosas, por ser el primer presidente de esta democracia moderna y juzgar a los militares que ejecutaban el terrorismo de estado.  Obvio que las tuvo todas en contra, además de los militares, el sindicalismo y el propio justicialismo que le dio la espalda para tomar el poder.

Pasamos por la tumba de Salvador Maria del Carril, no necesariamente fueron recordadas sus funciones, como por ejemplo, gobernado de San Juan y sus facilidades en los negocios, siendo avasallante con las compras de campo.  Pero, se casó con una persona de un temperamento que lo excedía, tal es así que Salvador tuvo deudas siderales, por los excesos de Tiburcia, en el que tuvieron siete hijos. Un largo matrimonio de más de 50 años, donde por lo menos la mitad del mismo estuvieron enemistados por los derroches de Tiburcia, que justificaba sus gastos como gestos de amor. El monumento se lo ve a Salvador sentado, y a espalda el busto enojado de Tiburcia.

También se habló de la familia Leloir, pero sobre todas las cosas de Luis Leloir, donde la tumba de su familia es una de las más ostentosas, a pesar del perfil bajo con que se lo identifica. Leloir, por su lucha contra la diabetes, el cancer de riñon, de higado, entre otros descubrimientos. Asi como se vio la tumba de leloir, vimos la tumba de los Roffo que fue el pionero en la lucha contra el cancer de pulmón, donde investigó y concluyó de los efectos negativos del cigarrillo, donde fue vitupereado por ello.

Hay gente que vive por un sueño póstumo, el mismo lo tuvo David Alleno, que al ser segunda generación de sepultureros en el cementerio de Recoleta, tenía el sueño de comprar su propia tumba y fenecer ahí, de hecho mostraban alcancías donde Alleno juntaba peso por peso, para realizar su propia tumba y mandar a construir su monumento a Génova, donde se lo ve a Alleno con su regadera, su plumero y su gorro.  Alleno, una vez que hizo su transacción, entusiasmado, se suicidó y cumplió su sueño póstumo

También nos contaron la historia de Sarmiento, y su afán por educar a latinoamérica e igualar el nivel de alfabetización de Estados Unidos, que intelectualmente pasaba a Europa y al resto de latinoamérica por arriba y soñaba una isla, como la Martin Garcia, para que todos los niños de latinoamerica se alfabeticen. También, vimos la tumba de Eva Duarte y lo que hicieron con su cuerpo que se paseó por todos lados.  La de Horacio Quiroga, la de Huergo, la de Roverano, etc. 

Finalmente la parcela y monumento de Liliana Crociati de Szasak, que falleció en la luna de miel por un alud, El monumento está ella con un perro y el mismo tiene un poema muy sentido de su padre, donde la angustia de perder une hija, está sentidamente expresado en la lengua italiano.

Asi como el arte gotico, el art deco y otros que realmente no sé detalla, la arquitectura tiene un factor preponderante en uno de los lugares más visitados de la Ciudad de Buenos Aires y por suerte uno adquiere más historias para recapitular en este espacio.