miércoles, agosto 20, 2008

De descarte



Estos días en el que estoy con fiebre, luego de un viaje espectacular a Mendoza.
Se me dio plantearme una situación en la que fui despreciado o descartado. Tiene que ver con los mails y ciertas situaciones mediante a esto.
Por ejemplo, el grupo donde estaba corriendo, me descartó en los mails en donde contaban sus entrenos.

El otro son de ex-compañeros de trabajo en el que me caian bien y he sido ignorado para una salida, después de tanto tiempo.
Una visión optimista podría ser confusión en ambas partes, pero tengo a prueba varias situaciones de ignorancia sobre mi persona.

Los que corren, creen que soy un pelotudo que arruina el mundo del atletismo y, al no ir por una marca ni siquiera por un triunfo, es ignorado y humillado. Pero el parrafo de recién es la visión más pesimista y exteriorizada. El ser, mi ser, en el que la marginación por ser aburrido, poco protocolar y desagradable es como moneda corriente.

Carente de triunfalismo, nulo de talento, poca capacidad para venderse y por ende desinteres del otro por mis actividades. Sumándole mi caracter agresivo, depresión y limitación fisica y verbal.
Viendo el otro lado del asunto, sigo agradecido de la poquita gente en no solo me trata para sumar, sino que cuando nos juntamos puedo llegar a construir algo.

La cagada es el concepto confuso y el encasillarse cuando realmente sos despreciado.
Me he sentido despreciado muchas veces, supongo que desprecié también, pero el cambiar de concepto de las personas a veces duele y acrecente la desconfianza Y paradojicamente, que cómodo me siento cuando puedo confiar en alguien y que incómodo cuando creo confiar, y es solo un artilugio de agradabilidad.
Igualmente mi madre y mi hermano vivieron día a día la marginación cuando empeoraron de salud.
Siento que todas estas personas son talentosas, que todos son famosos y que todos tienen razón excepto yo.

Hoy, día con llovizna, con un trabajo que se volvió stressante, con algo de fiebre, puedo afirmar que soy material de descarte para una parte de la humanidad que seguramente estableceré otro concepto, para mutar con otro y así sucesivamente.

3 comentarios:

che gurisa dijo...

cuando nos sentimos mal fisicamente, todo lo vemos negro. Esperá a sentirte mejor para ver si la cosa se ve diferente.

Igual, es sabido, alguien que no quiere que seamos parte de su vida, es mejor que nos enteremos cuanto antes.

un beso grande, y hay una parte de la humanidad que te aprecia así como sos (me incluyo en esta).

montiko1 dijo...

Que duro es ser uno mismo y no lo que esperan los demás.

Mucho ánimo y mucho coraje!

Percho dijo...

Tal cual es ser duro uno mismo, pero para mi es mejor, prefiero no abstraerme a la masa, porque generalmente en las malas se borran.