martes, agosto 21, 2007

Hoy le toca al gitano : SANDRO






Su voz, su temblorosa y potente voz. ¡Como me envuelve los sonidos que emite! ¡Y como juguetea con ellos! La omnipresente voz me llama muchisimo la atención.

Sandro no puede dejar de llamar la atención por sus movimientos, por su voz y por su semblante. Hasta el rock ha homenajeado a este cantante que alternaba entre la música popular y sus actuaciones rememorables.


Roberto Sanchez nació en Banfield, Provincia de Buenos Aires, el 19 de agosto de 1945. De muy chico tenía gran admiración por Elvis Presley, es por eso que posee grandes similitudes con "el rey del rock", en su temblorosa voz y en sus movimientos.

Apenas con 15 años, Sandro arma la primer banda : "El trio Azul", unos años después forma el gran grupo "Sandro y los del fuego". Mostrando a flor de piel sus dotes de carisma. En 1965 debutó, cinematograficamente, en "Convención de Vagabundos" junto a la banda que formaba para ese entonces.


Su explosión a la fama saltó con el tema : "Quiero llenarme de ti" en 1967, del cual actuó en la pelicula con nombre homonimo, batiendo records de taquilla en todo el pais en 1969. En está pelicula, cuyo argumento inocente y entretenido, compartió actuación junto a Walter Vidarte, Soledad Silveira y Marcela Lopez Rey. Ese mismo año realizó otro exitaso llamado "La vida continú". Así no paró hasta el año 1973 realizando 10 peliculas más. Mientras tanto, además, realizaba una gira por todo latinoamerica y EEUU: donde cantó en el Madison Square Garden. Ahí fue apodado como "Sandro de América" y con muchisima razón.


Rescato dos peliculas parecidas o de igual fórmula: "Siempre te amaré" y "El deseo de vivir"; en la primera hacía de un pedante corredor de automoviles del cual el personaje de fanfarrón chocaba mucho a la teleplatea, pero al tener un grave accidente el personaje cambia abismalmente su caracter. En la segunda hacía de un polista multimillonario que con su pedantería enamoraba a la mujer del doctor que le diagnosticara la muerte en corto tiempo.


Sandro estuvo sin tocar cinco años, dentro de Argentina y parecía que los pronósticos no auspiciaban una vuelta tan exitosa que la tuvo en 1978.


En 1988 batió records de Luna Park e hizo unos recitales que emociaba a cualquier tipo de público, luego siguió derrochando alegría por todo el país.


En 1990 condujo el programa "Querido Sandro", donde tenía conotación musical. Martin Fierro para dicho programa .


Para fines de la decada del 90', Sandro realizó una cuarentena de Gran Rex, teatro para 5000 albergar personas. Si bien Sandro ya tenía muchas limitaciones de voz y de salud, se la rebuscaba con su gracia y carisma para envolver a su amado público.


Sin dudas, Sandro es uno de los músicos populares que más carisma y más envolvente que conocí y es por eso que le rindo mi pequeño homenaje en estas lineas, agradeciendóle por siempre.

2 comentarios:

anita dijo...

ME ENCANTA SANDRO, y lo digo con mayusculas, jaja, soy conciente que hoy en dia llega hasta a ser bizarro, pero soy fan de el!!!

Percho dijo...

Si comparto tu admiración hacia él. Este domingo me ví varias peliculas, algunas ya la he visto.
Me encataron, por más bizarras que parezcan hoy dia.
Besos