lunes, junio 25, 2007

Dia del Tango - Carlos Gardel (1890 - 1935)












Ayer, mientras miraba una pelicula de Gardel : "El dia que me quierás", y algunas grabaciones de sus canciones con su grupo de guitarristas y co-autores de las canciones que interpretó.
No podía dejar de emocionarme, no podía estar ajeno a su sonoridad, su timbre, sus maneras de expresar y sobretoda su sonrisa.
La sonrisa de Gardel es la gran marca registrada que denota confianza, alegría y muchisima pasión.
Su sonrisa está más allá de una foto o de querer agradar al prójimo, está en su naturalidad y en su pureza de que lo que se está haciendo se disfruta, y en consecuencia sus ojos brillan y su rostro se embellece. ¡Que lindo es sonreir con esa naturalidad y ese desprejuicio!



Dejo una reseña del gran cantor (no solo de tangos) del Río de la Plata y del mundo:

Carlos Gardel nació el 11 de diciembre de 1890 en la ciudad de Toulouse, al sur de Francia, con el nombre de Charles Romuald Gardès. Fue hijo natural de Marie Berthe Gardès y a los 2 años llegó a Buenos Aires con su madre. Pasó su infancia y adolescencia en el barrio del Mercado de Abasto, donde lo apodaron, primero, "El francesito" y, luego, "El Morocho del Abasto".
Carrera hacia el éxito


Pronto se convirtió en cantor habitual de reuniones y cafés.

En 1911, conoció a José Razzano, apodado "El Oriental" por ser uruguayo, con quien formó un dúo de canciones criollas.

Al binomio se lo conoció como "El Morocho y el Oriental".

Por esa época, Carlos Gardès cambió su apellido por el que lo haría famoso: "Gardel".

En 1912 grabó quince canciones para el sello Columbia Records (luego CBS y, más tarde, Variety), acompañándose él mismo con su guitarra.

El primero de los temas, "Sos mi tirador plateao", lo volvería a grabar más tarde con el título de "El tirador plateado". El repertorio aún se componía de canciones criollas.

En 1917 fue el primer cantor oficial de tangos, al estrenar el tango-canción "Mi noche triste" (de Samuel Castriota y Pascual Contursi), ya que, hasta entonces, el tango era sólo música sin letra.



Ese mismo año filmó y estrenó su primera película, "Flor de durazno", e inició su etapa discográfica junto a José Razzano con el sello Disco Nacional (luego Odeón, hoy EMI) y el tema de Ángel Villoldo, "Cantar eterno".

En los años '20 llevó el tango por Europa, haciéndolo conocer en España y Francia. En 1925 se separó amistosamente de "El Oriental", José Razzano.

Desde su regreso a Argentina en 1926 se dedicó casi exclusivamente a la fonografía.

En los años '30 ya era una figura célebre en Argentina, Uruguay y en varios países europeos, motivo por el cual la empresa cinematográfica Paramount Pictures Corporation lo convocó para protagonizar cuatro películas, rodadas en Joinville, Francia. Entre 1934 y 1935 conquistó el mercado de Estados Unidos, donde grabó discos, cantó en radio y filmó películas muy exitosas que extendieron su fama a toda América, todas ellas dentro del género musical y destinadas a su lucimiento como cantante.

Luego llegó la gira por Centroamérica en 1935: Puerto Rico, Venezuela, Aruba, Curaçao y Colombia: donde murió en Medellín en un accidente de avión, junto a su elenco de músicos, el 24 de junio de ese mismo año.

3 comentarios:

merak dijo...

sólo decir que me encanta... lo demás sobra.
abrazos

EUCHY dijo...

Me fascina!!! Te gusta Chico Novarro?
Besos

Percho dijo...

Hoy se cumplen 76 años de su muerte. Es inevitable, al escucharlo, que no se me dibuje una sonrisa.