jueves, julio 12, 2007

Uniendo los cerros congelados



El domingo 8 de julio del 2007, antes de las 9 de la mañana, salimos con un remis a La Falda, desde Capilla del Monte. El agua nieve caía incansablemente sobre el parabrisas del auto, y las gotas hacía que se congelara, inhibiendo en gran medida, la visión del conductor.

Me anoté en la carrera en la Municipalidad de La Falda y con la inscripción te dan un vale para el almuerzo y una remera musculosa blanca con letras rojas de uso obligatorio. Me la coloco arriba de una remera de manga larga azul térmica, y debajo de esta tenía puesta otra remera blanca de algodón. Calzas y pantalones en la parte de abajo. Gorrita en la cabeza y los auriculares con el MP3 preparado.

La largada, que fue 10:30 hs., nos recibió con agua nieve y frío. Con el cuerpo congelado y la mente alterada me disponía a correr los 30 kilómetros que separan La Falda con Capilla del Monte.

Largué con la canción de Los Piojos “Todo Pasa”, no podía cantar aún, pasé el primer kilómetro a 5:01, me pareció muy rápido, sabiendo a en subida. Los otros 4 kilómetros me agitaron bastante, mi rostro congelado aguantaba como podía y mis piernas empezaban a tornarse más fuerte, pero mis respiración era un tanto agitada, lo que aconteció es que una interminable subida en caracol me sorprendió al principio.

Pasando el kilómetro 5, aproximadamente( escribo aproximadamente porque me guíe por los mojones de la ruta ya que ningún kilómetro fue marcado), empiezo a cantar, “Crónica TV” fue mi levantada, deliraba con “Vamos ya, alejemósno hacia otro lugar”.

El primer dispenser de agua fue en el kilómetro 7. A está altura el grupo de 5 personas del pelotón se redujo a 3, ya que dos quedaron en más atrás. Los compañeros de ruta era un señor de gran porte de la Provincia de Santa Fé y un Cordobés, estos me acompañarían alrededor de 20 kilómetros. A partir del 7, me estabilicé, y cantaba y gesticulaba más seguido. Por ejemplo no se que habrán pensado cuando balbuceé: “Los azules me persiguen porque fumo marihuana, yo los mando a …” (Intoxicados), igualmente poco me importó.

En el kilómetro 8,5 pasamos el pasaje de Huerta Grande, le digo a la persona que cobra: “A la vuelta se lo pago”, “Bueno” me contestó.
Temas como “Ocaso”(Adicta) me ayudaron a pasar alegremente el supuesto kilómetro 10.


En medio de la carrera había un móvil entrevistando, que salía en vivo en una radio. Yo canté en el celular la canción de Turf: “Pasos al costado”, que divertido.

El kilómetro 16 me encontró bien, no estaba cansado, pero aquí, en el punto más alto de la carrera, nevó. Tenía fuerza en las subidas, ya que me separaba de los otros dos, y torpeza en las bajadas porque me volvían a alcanza. Uno de ellos estaba asistido por un auto (Ya que los dispensers con los vasitos chiquitos de agua aparecieron cada 6,5 kilómetros aproximadamente) y compartía lo que tomaba.

En el 21, sonó “Día Perfecto” y justamente sonaba “subiendo la cuesta” en una de las peores de todas. Yo hacía el pasito del video mientras corría: abriendo los brazos y mirando para cada uno de los costados.

El agua nieve caía en forma horizontal y el frío comenzaba a acechar aún más. Yo estaba sintiendo el cansancio, sabía que tenía que parar en algún momento a tomar mi Gatorade que lo tenía sujeto en el porta-botella de la caramañola. Así fue, que en el kilómetro 26 aproximadamente, me quedé atrás de los otros compañeros de pelotón, y ví a un corredor desecho que caminaba. Caminé junto a él 100 mts y compartí el líquido, después le dejé la botella y seguí a rienda suelta.

El empujón me lo dieron los temas : “Somos” (A. Decadentes) y “Estupendo”(Azafata), en este segundo me mandaba los grititos afeminados que el cantante produce en parte de la canción; los cuales no me hicieron sentir para nada la última gran cuesta.
“Está saliendo el sol”(Intoxicados) me hizo entrar a Capilla del Monte, me quedaban 700 mts., aquí alcanzó y pasó a uno de los dos que estaban en el pelotón, además de que paso a otros rezagados.


Llegué con “El día de la fiebre”(Adicta) y es ahí donde crucé la meta escuchando: “Tu estás bien tienes todo, Yo voy mal”, lo cual fue una gran mentira:
llegué,disfruté y estoy bien por ello.

5 comentarios:

EUCHY dijo...

Gracias.. y espero que se estén encaminando las cosas con lo del trabajo... besote.

anita dijo...

Percho, sabés que cuando lei lo de esta carrera, pensé que era un cross!! Como decía eso de "Uniendo cerros" me hice la cabeza que sería una carrera entre las sierras cordobesas!
Por eso no entendia la queja de la falta, o directamente mal marcaje de kms.

Bueno, veo que como "casi" siempre la disfrutaste con tu musica y tu alegria al correr

un beso grande!

Anónimo dijo...

hola

Anónimo dijo...

ya a pasado mucho tiempo, de la carrera de 2007, pero quiero aclarar, que evidentemente no puede mesclarse una competencia, con el placer de escuchar musica, el circuto estuvo marcado y parcializado,¿me pregunto como podes acordarte de la musica que ibas escuchando,tan poca bola le das a una competencia?

Percho dijo...

La palabra competir es mala palabra en mi diccionario personal.
Saludos
Percho