lunes, enero 22, 2007

LOBOS 30 km










“Fuera del mundo” vociferé al terminar la carrera, y eso es lo que me hace correr, construir un mundo aparte fuera de este, tan competitivo y tan aniquilador.

Corrían las 8:15 hs de la mañana y yacía en el cordón de la vereda esperando el Gran desafío de Lobos. Mirando al sol y hablándole con mi mente rogándole que no me debilite.
Sin querer y en forma imprevista, largo no se a que hora la carrera, en mi cosito de MP3, sonaba un tema down del grupo Adicta llamado “profundidad” y ese es el grado en que mis emociones hacen por cada carrera larga. Mi salida fue despaciosamente, creo que el primer kilometro me dio 5:23, pensé y me dije “Al ritmo que puedas, perdete con la música y el paisaje”. Luego de los 1200 mts rodado, comenzó un camino de tierra, que me acompañaría casi toda la carrera.
Los primero 5 kilometros me encontraba un tanto duro, entonce mi estrategia para que sea más placentero era cantar y ahí, en el kilometro 5, puse mi piloto automático gracias al tema de Turf: “Viajando en jet set”. En el kilometro 10, alcanzo y luego paso a las mujeres que finalmente serán ganadoras. Allá por el 14 se me desajustaba la caramañola en la que llevaba el gatorade. El “Corazón sobre todo” de Estelares me hizo feliz, porque aún está presente, es el receptor de todas mis emocionas, con Corazón en venta de Calamaro(otra vez el motor que bombea sangre presente).
Los kilómetros 16 a 20 pasaron desapercibidos, solo comí una naranja y piloto automático, en el 21 observo que el tiempo realizado era 1:49:30, por ende la media la haría en aproximadamente 1 hora con 50 minutos.

En el 22 me pasan las mujeres ganadoras, que iban en un pelotón de cinco personas. Mi ritmo se embarullaba y se hacía costoso, dependí de la música que escuchaba, iba a para en el 25, pero el tema “Fuego” de Intoxicados me dijo que no. Entonces en el kilometro 26 decido parar y caminar para tomar el gatorade; “Cuatro personalidades” y “Yo no me quiero casar” dieron rienda suelta a que empiece a entrar en ritmo.

En el 28 y piquito las canciones "de La hoya" y precisamente "Fuera del mundo" me empujaron a acelerar un poquito más. Llegué cómodo y en cuanto a tiempo con la segunda parte más rápida(creo que 30'' no más), pero no busqué ser más veloz. La verdad está carrera me hizo feliz y en Mardel también lo habia sentido, por ende repito la sensación, así que "esto es lo mio, para conmigo". No tuve nauseas ni nada por el estilo lo cual me pasa a veces en carreras y entrenamientos. El no percibir practicamente dolor, mantener la alegría y descargar las tensiones justifican mi absurda felicidad.

1 comentario:

ag dijo...

jaja! te acabo de contestar en mi blog, y finalizo diicendo... —me parece que te vi en una foto del foro, puede ser amarillo? y veo la solución aquí en primera plana!

tenemos que coincidir en alguna carrera, porque ya sos una leyenda de como "corres tus carreras" al ritmo de tu porpia melodia....! eso tengo que verlo (por lo menos desde atras que es donde seguro voy a estar)

Viste que me puse como objetivo Rosario, es tu culpa eso.

beso!