lunes, julio 17, 2006

Rutina























Millones de caras y ninguna mirada complice,
solo de sujetos que buscan algún abrazo,
que se parten en innumerables pedazos,
yendo hacia el lado contrario de sus intereses.

Suspiros humedos exhalando el blanco humo,
rostros cansados y resignados espiandose.
Todos juntos dentro del mismo cubículo,
pero cada uno pensando en vaya a saber que.

Luego de dos dias, vuelvo a la loca rutina
que se considera normal en el dia a dia,
es una simple elección y redención a la vez
que cada mañana me demuestra este tren.

1 comentario:

aterciopelada dijo...

Rutina que nos ahoga y no nos hace sentirnos vivos. Siempre mirando el mas allá, siempre buscando un imposible. Imposible para lo que me rodea, para la sociedad, para mí familia, incluso para mí misma.
Rutina que te odio, algún dia me gustaría echarte de menos para saber que aunque vuelvas te iras de nuevo y podré sentirme libre al fin.

:)