martes, julio 10, 2018

D-Generación (artrosis por doquier)




















"Asi como heredamos las deudas, heredamos la artrosis, jojojo", se reía desinteresadamentente, la eminencia Jorge Learreta, con quien me atendí y no me sentí humanizado, simplemente, me dio un diagnóstico para decirme que me ponga todos los dientes, para que comience a trabajar. 
Pero todo tiene su particularidad. La artrocentesis que hice con otro maxo-facial fue, por ahora, un fracaso, ya que el dolor de cabeza y la limitación para masticar es mayor.  
La artrosis la tengo en la cervicales, la tengo en la mandibula, y seguramente en el inicio de las lumbares. 
La artrosis se suele tener a los 65 años de edad, por ende, yo, fisicamente, tengo esa edad, mentalmente ni idea, no tengo certezas, no tengo madurez, no tengo prestancia, no tengo posición. 

Ahora, ante el dolor, ante la confusión. ¿Como combatirlo? Primero, tratar de anatesciarme, pero no con medicación sino con dispersión. La gente no me dispersa, pero la evito. Cada reunión que tuve, terminé destruído (ir a tomar un café, una cena o algo asi). Así como clases de idiomas y demás situaciones de tensión. La tensión me destruye y  dispara los dolores que las enfermedades que tengo se activan. 

Los descansos son inevitables, la vida se me apaga y debo adaptarme y hasta disfrutar de esos apagones. Por ahora leer, puedo y me da cierta tranquilidad.  Creo que es lo único que puedo hacer a lo largo de una hora. Casi cualquier actividad fisica deviene a un desafío al que pierdo por goleada. 

La gente alrededor está más sano de lo que creo, por más que tenga una alimentación peor y costumbres más destructivas como el alcohol, el cigarrillo, la grasa en demasía. En fin, yo los observo y ellos no se marean al hablar, no se dispersan, están atentos, se rien, disfrutan a pesar de sus vicios y excesos. Me pregunto si por mis excesos estoy pagando mi decrepitud corporal. Supongo que si, y lo merezco. Ante eso, debo actuar como corresponde: calma, ejercicios posturales (veinte mil veces al dia), menos ruido (chau recitales), y si puedo natación (como para sentirme vivo).

En esta estoy solo, de un despojo no se puede sacar nada,  por ende, comenzaré siendo un despojo llegando a la degradación misma o encontrar algo que disimule el dolor y me permite vivir más pleno. Hoy el camino es patético, pero se que valores tengo para no hacer que el sufrimiento sea sublime.

2 comentarios:

Juan Manuel Vattuone dijo...

Dejate de joder y sali a disfrutar de la vida

Percho dijo...

Aprovechá que no sentis dolor y disfrutala. ¡Buena suerte!