lunes, noviembre 08, 2021

Mi retorno a recitales y Calle Corrientes

 









Mi último recital fue el 20/12/2019 para ver "Ciro y los Persas", por ende, 22 meses y medio sin asistir a un concierto. El 04/11/2021 en el Teatro Broadway, adquiriendo la entrada, dos meses antes, sin pensarlo, pensé que ver a "Turf", uno de las principales bandas que me acompañó en los últimos 16 años, y a la que más fui a ver. 

Paralelamente, desde junio del 2020, no me subía a un subte, arribé a la estación tipo 20:00 hs, el cartelito de cuando iba a venir se actualizaba una y otra vez, por lo cual, lo esperé 20 minutos, con un amontonamiento de gente inesperado y con una esperaba en su longitud que no tuve en cuenta, por lo que los nervios se amontonaban.  

Una vez que bajé del subte, me alivié y fui cantando a viva voz canciones de Turf, enfoncandome al disco que cumple 20 años: "Turfshow" que, como hicieron, con "Siempre libre", iban a tocarlo completo,  en el orden que lo editaron y lanzaron a la venta. Fui "disfrado" con la remera que compré hace dos años que tiene la leyenda: "Turf, siempre libre" y un sombrero negro y los anteojos. 

Llegué a las 20:45, me sacaron una foto horrorosa, aunque si es por estética, ya tengo que estar resignado, total la líbido no es (por suerte) la de antes, y no tengo que "prepararme" para lucirme con nadie. Aunque un puñado de veces he aparentado y es cuanto más asco me doy de mi mismo, pero hay dejarlo atrás, porque es irrevante, esa sensación que deviene a bajón puede durar un dia a lo sumo. 

El show comenzó a las 21:15 hs y el teatro tuvo un aforo del 100% (cuando saqué la entrada había muy pocas "islas" individuales y era del 50%, por lo cual esas islas se rellenaron y vendieron). "Aforo", palabra muy usada para teatros, cines, espectaculos deportivos, etc; por la vuelta de los diferentes "lockdown". 

Comenzaron con el primer tema "La emoción", que era sólo percibirlo y disfrutar el ambiente, pero ya mis gritos comenzaron con "Chicas malas".  Por fortuna, el estado físico que tengo hoy, me permitió cantar y saltar sin importarme el resto, quería descargar todo lo que podía, por esta "vuelta" a los recitales.  Vaya a saber cual es el siguiente y si realmente habrá un posterior después de este, aunque lo disfruté como si fuera el último. 

Tocaron todo el disco, y con "la chispa de mi mente" dejé todo, soplaron las velitas de los 20 años del disco. Luego vino, un espectaculo de marionetas, con el humor que generaría un programa de chimentos. Realmente, no me causo gracia. 

La segunda parte fue con los temas inéditos: "Malas decisiones", "¿Cual?" y "Voy dejando atrás". También cantaron "Disconocidos", "Casanova", "Magia blanca", "No se llama amor", "Pasos al costado" y Panorama.  Como epílogo invitaron a Miguel Mateos a cantar el clasiquísimo "Tirá para arriba", supongo que elegido para levantar a la gente luego de tanto tiempo de angustia.

Salí harto contento y se me llenaron los ojos de alegría transitar la nueva peatonal de Corrientes con las pizzerias repletas, disfrutando de una noche de un clima espectacular, observé a "Guerrin", a "Banchero", a "Los inmortales" , otras pizzerías repletas de gente, percibiendo un disfrute excepcional. Pasé Callao, y ya no había gente, yo continué cantando las canciones de Turf, haciendo una parada en un Kentucky de Billinghurst y Corrientes, para comer y leer el libro en francés en que hoy dia, estoy inmerso. 

Salió una noche espectacular, esas que no se olvidan y que se atesoran. Ergo, otro buen plan en solitario. 


martes, octubre 12, 2021

Burgio una de las pizzerías clásicas cierra.

 









Cerrando un reportaje agradable de Sebastián Davidosky a Fernando Blanco, uno de esos tipos buenazos, que amó su trabajo por los tiempos de los tiempos. 

Un señor o señora ambicioso/a: "Ah 50 años haciendo lo mismo. ¿Como progresaste, eh?" Y que se dice a ese tipo de personas, yo por mi lo escupiría al codicioso y saldría corriendo, porque seguro va al gimnasio y me caga a trompadas por su versatilidad y volatilidad, aunque es probable que me alcance y me muela a golpes, jajaj. 

Fernando Blanco se mostró un tipo simple, que no se renovó con la tecnología, sin renovación de su estructura típica de pizzería de los 60's, con el nuevo marketing, que abuelos pasaron su costumbre a sus hijos y estos a los nietos y asi sucesivamente. 

Fernando Blanco salía del colegio desde muy chico y tenía tareas que, según él la realizaba con alegría, hasta que muy joven se hizo cargo de la caja y no dejó de trabajar por tanto tiempo. Pero un señor que trataba de gran manera a sus empleados, porque estuve allí y había una mancomunión, con un dueño presente. 

Como expresé más arriba, la fallada es de las viejas pizzerías, como Angelin, como el Fortin, como Guerrin, y un poco como Banchero. 

En Burgio tengo periodos, primero el Barrio de Belgrano es el tercer barrio de importancia en mi vida, por vagabundear, por ir al colegio en ese barrio, por ir al Cine Arte y al Lido.  Y justamente por reunirme con el viudo de mi madre una vez por mes y comer una pizza con cerveza con Eduardo, donde se ponía a hablar con un veterano donde recordaba viejos momentos.  

En una época iba al cine Arte más seguido que al Gaumont y culminaba en Burgio a comerme una pizzita y tomarme un vaso de moscato, mientras leía el libro de turno, ya relajado por la película que ví y respirando en un ambiente donde, tal vez (o no, son especulaciones) me sentiría más cómodo que hoy con toda la tecnología en plena perturbación. Pero hay pruebas que con libros en papel y diccionarios me pude guiar. Tal vez, más lentamente, pero ¿Quien me apura?

Burgio contaba con una fugazzeta rellena muy sabrosa, la faina era común, si bien Angelin me gusta también, no puedo definir cual es la mejor pizza, sino es que el momento de calma, sin ambicionar nada, me llevan.  

Sé que tengo una personalidad cambiante, que puedo mutar de refugios, pero cuando Fernando Blanco habla tan bien de su pasado, y que cumple un ciclo sin reclamar ni recriminar ni quejarse del pais (de mierda, como dicen los cipayos que, aún, viven lamentablement por ellos, en este territorio).  

Me enterneció bastante la historia del ex(?) dueño de Burgio, y que hoy dia, tiendo a alimentarme con la retórica de esta gente, donde me quedo a escucharlos, a apreciarlos con luminosidad y con una sonrisa clavada en mi cara. 

¡Gracias "Burgio" por ser parte de grandes veladas!


viernes, octubre 08, 2021

Mañana feliz de feriado en la reserva

 











El 08/10/2021 volví a la reserva luego de 6 meses. Si bien troto una vez por semana, sea en el parque Centenario mayoritariamente, y  rara vez en la cancha de Ferro. Hoy volví a este lugar que hace 20 años, fui la primera vez con el grupo de entranamiento a la carrera de Ferro Carril Oeste, guiado por Mónica Rios. Recuerdo que corrimos 4 personas en un lugar desconocido, que durante años se me hizo habitué ir casi todos los domingos. 

Son esas mañanas extraordinarias, donde "el logro" es solo ponderado por mi persona.
Fui a la Reserva en bici, y en la radio Mega 98.3, pasaron un especial de Turf, no hay mejor impulso que escuchar temas de Turf, que forma un parte importante en la banda de sonido de mi vida, sobre todo en la primera década del 2000, e ir contento cantando por las calles semi-vacias de la Ciudad de Buenos Aires, además la alegría de los oyentes pidiendo fervorozamente los temas alegres de esta banda, cuyo disco "Turf Show" cumple 20 años, y el 4/11 estaré en el Broadway celebrando, una vez más siendo espectador y agitando lo más posible, a pesar de mi edad y estado fisico. Además hace casi 2 años que no voy a un recital (el último fue de Ciro y los Persas)

Con la bici agarré Avellaneda, Mitra, Rawson, Don Bosco, luego Alsina, Av Belgano y voilà, la Reserva Ecológica. Até la bicicleta, fui a mear a un arbol, ya que los baños estuvieron cerrados. Y me puse Turf en mi mp3 y anduve por la recta más larga hasta Cordoba que diviso a una persona que, en el momento no recordaba el nombré y se lo blanquée de una. Fue el "pulsador" para que muchos lindos recuerdos de carreras, donde esté blog, alberga un pseudo-relato de casi todas la maratones y ultramaratones (entre otras carreras) en que participé y en que sólo me invade la emoción de haberme sentido en movimiento en diferentes contextos, climas, ambientes, estados emocionales, fisico y estrucurales.
Con él me econtraba todos los domingos, además de su padre y su mujer, en la epoca de los fondos largos, paraba en el 5,3 km, charlaba, a veces compartia un mate y luego entraba a la reserva a completar el resto.
Compartimos tantos viajes, alegrías, maratones, ultramaratones (cuando eramos menos de 20, se me viene a la mente Rio Tala y Famatina que fueron mortales), recordaba el nombre de su padre o apodo: "Coco", pero el me dijo Fernando y sigue corriendo y va por la maratón 66 o algo así, y corrió descalzo un par. Loquísimo, pero supongo que feliz haciéndolo, como él se lo tomaba y su esposa se acopló en un mismo plan.

En fin, pude completar la vuelta entera de la reserva, ya que estaba toda habilitada, y hace tiempo que no lo hago entera, luego hice la vuelta por el camino del medio, y de hecho, mientras rodaba no pensaba en llegar al final, ni me preguntaba "¿Cuanto falta?", como solía hace, sino que disfruté cada paso, a un lindo ritmo (nada que "envidiar" a lo que era hace diez años atrás, por lo menos hoy) y llegué con toda la lucidez, para volver silbando bajito y feliz en bicicleta.
Feliz y todo desordenado, como reza la estrofa de "Desordenado" de Turf, al cual tuve presente en el trayecto

Dicen que hay que encontrarse a uno mismo,
algunos lo llaman equilibrio,
como si nunca hubieses estado
feliz, y todo desordenado.
Que resuenen las campanas,
que todos sepan que el tiempo es hoy.

Celebro esta jornada y por este acotencimiento: "Vivir vale la pena"

viernes, octubre 01, 2021

3er Trimestre del 2021

 










Y ya pasó las tres cuartas partes del año.  Lo que se destaca como fortaleza es el orden que establezco, si bien, apoyado en una especie de basamento algo inestable, el tener la premisa del orden, el privilegio (o no sé como llamarlo) de poder elegir que voy a hacer durante el día es como decir: "Vamos por algo". Aunque sé, que ese algo tiene un precio, quizás más barato, que el competir, tener reconocimiento o ser examinados.  

Estas premisas, a menudo, me han puesto nervioso. Por eso no estudio algo que me de un título, sopesado por una nota de aprobación ( o no), no procuro ser mejor que nadie, de hecho me considero que soy peor, así les dejo tranquilo en sus competencias.  Tal vez, cuando juego a la pelota (donde casi siempre llego entusiasmado y contento a casa a comer alguna torta y/o pastelitos y/o facturas) hago un "acting" de que me enojo cuando pierdo, pero se me pasa en 2 segundos.

Julio y Agosto fueron meses de recuperación en la bolsa y Septiembre no terminó mal, por lo que saco una diferencia que me ayuda a vivir esta vida "cara", en contraposición a la austeridad que pongo en el dia a dia, cocinándome y no comprando casi nada afuera de mis rutinas de cocina que se basan: en guisos de verduras y arroz, polenta con salsa, tortillas, sopas, fideos salteados con brocolis, cebolla, aji, hongos, etc. Con eso me basta, aunque el chocolate a la noche no falta.  Los desayunos suelen ser con tostadas con manteca. 

Y las meriendas galletas con humus, o grasosas y azucaradas o las ensaladas que me sobran de los jugos verdes que me hago de lunes a sabado, ya que los domingo suelo desayunar fuera para leer (aunque leo casi todos los dias, hoy dia en francés, en el trimestre fue en italiano) y un libro para el baño es castallano, asi me saco la boludez de ver "fotitos" en el Tinder que me genera ansiedad.  Y debo agradecer que casi nadie es compatible conmigo, y cuando lo es, se borran por "pesado".  

Con respecto a los entretinimientos hoy veo reportajes varios, escucho la radio o veo la radio especialmente "Futbol y muerte" con Sebastian Wainraich, Fabregas, Corallo y Pink, donde se me pegó el "no me hableessss" del "feo" Larramendi. Realmente, hoy día, es lo único que lloro de la risa, porque hacen el grotesco de 4 imbéciles que se creen inteligentes y críticos y van al choque por cualquier boludez.

Sigo la quinta temporada de "Billions" con un inglés dificil ya que hacen referencias a lugares, canciones, personajes históricos yanquis y de la mitología romana, griega, series, películas y sus elencos, a lo que no entiendo de donde son. Además con un fuerte lenguaje urbano yanqui. 

Con la actividad física, muy constante, puedo sentirme mejor o peor unos días que otros, pero me metí en un programa con Vanessa Bartlet de 60 clases, donde las primeras 6 semanas lo hacía 5 veces por semana, pero a medida que aumentaba la duración lo desdoblé en 2/3 por semana y le estoy agradecido porque mejoré mucho mi recuperación hacia al cansacio y mayor flexibilidad y por ende menos dolor (exceptuando la mandibula y la panza cuando tengo atracones o algo asi). 

Voy casi siempre 3 veces por semana al gimnasio, donde 1 hora me basta para una rutina muscular. Al despertarme, también suelo hacer algo, sea yoga, cardios corto, elongaciones y chi gung. Todo el trimestre fui a jugar a la pelota todos los sábados, algo inédito en mi, y me sentí más veloz que nunca (aunque no necesariamente sea asi), pero no implica que juegue mejor o tenga más habilidad. Y troto, generalmente (si no se me baja la presión antes, el 20% de las veces) más de 12 kilómetros.

Todos los días hago curso por duolingo llevando una racha de 1300 dias, y de lunes a viernes hago alemán en buzzu. Los domingos baño de inmersión. 

En fin, es ordenado, pero como dije hay un basamento de depresión, de dolores de cabeza y hasta de nervios, hinchazones estomacales, que no me agarren tres dias de lluvia seguidos en bicicleta para ver a mi hermano, donde me desconpongo y llego agobiado y enojado (sucedió a principio de Septiembre), que no se me rompa algún electrodomestico como la juguera o la minipymer.  

En conclusión, este año viene ordenado, más o menos como puedo darlo, sé que fallo en la parte social como siempre. Hoy día puedo conversar con una persona más de media hora y es Alejandra, que creo que es la única persona que me considera y respeta, y para no contaminar la cosa, nos veremos una vez al mes o algo asi. Todos/as los demás solo llaman o acuden cuando necesitan algo de lo poco que puedo dar. Perdí, realmente, el entrenamiento del ida y vuelta con la gente. Aprendi a sentir aversión, como ellos/as sienten por mi. En el mercadeo: la oferta es igual a la demanda. 

En fin, este último trimestre espero seguir la senda de lo que va del año, incorporando un curso de Excel financiero con Solver, y volviendo a nadar entre mis múltiples actividades físicas. Seguir con los idiomas, culminando mi libro en francés, viendo la serie en inglés y aprendiendo alemán. Así, incorporo palabras (que luego desprendo de mi mente) como una situación lúdica. En realidad estoy apegado a lo lúdica, a veces observo conversaciones de gente con menos edad que yo, pero muchísimo más adulta en lo que respecta vivir en esta sociedad y bajo este denso sistema.  Ellos y ellas son más responsables, más cuidadosos, más multi-tareas, más abarcativos/as, más sensibles y vaya a saber que más, pero en serio los veo y digo: "Guau, puede ser mi padre o mi madre". 



lunes, septiembre 20, 2021

Colisión en la calle 3 Arroyos

 







El sábado 18 de Septiembre del corriente año. Tuve un turno para realizar el Eco Stress, solicitado por la cardiologa, que hoy día, veo una o dos veces por año para el "apto físico" (creo que tanto fisicamente como psiquicamente no estoy apto para hacer nada en este entorno).  

Tomé la bicicleta, con un día espectacular, un templado sol que brindaba el calor placentero en diferentes lugares de mi cuerpo.  El camino estuvo bueno, porque si bien estaba acostumbrado tomar por Martinez y luego virar hacia El Cano, está vez, agarré Superí, ya que tenía que ir para el lado de Villa Urquiza. La zona de la calle La Pampa, forrado de arboleras, con las casas colmadas de enredaderas sea en sus tejas o en las paredes. Caserones grandes como cuando, supongo, se compuso el tango: "Barrio de Belgrano, caserón de tejas", de Sebastián Piana y Catulo Castilla, allá por los años 1940's. 

Llegué al chequeo, en la Avenida Alvarez Thomas, me hicieron una ecografía en el corazón, me hicieron caminar/trotar en la cinta con cierto grado de elevación y con barbijo, y me tomaban la presión. Y luego, mareado, ya que con el barbijo el aire no circula y se envicia, más con el cuerpo expuesto a pulsaciones elevadas. Me acosté mareado y pensé en respirar cada vez más lento, donde respirar entreno todos los días, para bajar los cambios (que en realidad no tengo). 

Volví con la bicleta por Triunvirato, luego combatientes de Malvinas, El cementerio de Chacarita, y Trellez, todo en la misma mano que los auto iban, en Tres Arroyos, justamente agarré la ciclovía en el sentido contrario de los autos.  Y cuando pasó por el Velatorio de Tres Arroyos, donde velaron a Maradona, en la esquina había un auto estacionado en la ochava, eso me impidió ver quien venía, supongo que al auto que pasaba por la trasversal, también.  

Entonces al no frenar ninguno de los dos, chocamos.  En ese segundo que me venía ver el choque, pensaba como caer, por lo que maniobré para tener el menor daño posible, a pesar del pequeño envión y vuelo, me quedé tirado con vista al mural de Maradona y la gente que estaba esperando en el velatorio se acercaba a la esquina.  

El señor se bajó y me preguntó si quería llevarme a algún lado, algunos raspones en la espaldo y sangre en el codo, yo lo salude y le dije que "no pasaba nada", cero orgullo y tratar de disipar cualquier trato. 

Volví con cierto ruido en los pedales, y tranquilo, volviendo en el mismo sentido de los autos, los casi 3 kilómetros que restaban. 



domingo, agosto 29, 2021

Tiempos compulsivos

 









Dedico esta entra a esta miniserie, que me levantó un poco las emociones. Hoy, en la vida real, ante mi anestecia ordenada ante lo económico, los asuntos para hablar (casi no hablo) y la movilidad (de manera moderada, sin ningún proyecto como antes, porque no me da el cuerpo).

Mi entrenimiento es nulamente productivo, como las carteras que el personaje de Glora Carra (Teresa) confeccionó, y en lugar de hacerlas por hacer, quería ingresar en el mundo de los normales, y ser reconocida por venderlas, cosa que no se la vendía a nadie.  

¡Ojo! hay gente que puede vender la nada misma, con la persuación, otros como yo, hoy dia, no puedo vender (casi) absolutamente nada porque no se presentar ni el producto, vivo con  dudas, más mi desequilibrio mental hace que la gente se aburra de mi vida y está perfecto, los entiendo rotundamente, por eso trato de no sentar ningun "resultadismo" en el dia a dia. Nimiedades que pueden llevar horas.

Y la gente normal (y productivamente virtuosa en un mundo donde manda el capital) que sufre de transtornos, son apartados, echados a un lado, porque pueden tener un brote, porque acercarse les da verguenza e incluso pueden degradar su nombre, sus costumbres. La gente normal quieren juntarse con otros normales y no tener contaminación alrededor. Por eso hay tantos libros de toxicidad, porque ellos carecen de suciedad, ellos están limpios. Y yo creo, realmente, que es asi, que ellos viven en su "cielo", el mio es el orden infantil e inutil que me imparto hoy dia, con estadisticas pelotudas, con informes erráticos y mecanizados, con idiomas que no puedo hablar, sino solo jugar, con actividad fisica que carece de competencia. 

El personaje de "Esteban", que lo encarna Rodrigo de la Serna, me causa empatía, pero más de mi pasado, con las locuras que hacía en el trabajo, con el impulso de la violencia (para ocultar mi cobardía y fragilidad), con mis reflexiones (que parecían inteligente, pero eran bastante pelotudas), con las ganas de garchar y saber que al concretarlo era mi paraiso, mi "gol" en la vida, con el anhelo de hacer algo que, hoy dia, pienso es demasiado, pero en realidad, lo subestimaba y eso era una contradicción.  Ni hablar de lo pelotudo que fui en los trabajos, con amigues, con parejas, con desconocidos....y bueno Esteban pudo encontrar su rumbo, a pesar de ser temerario, manipulador, ironico, iba al choque, mitomano (un gran inventor de historias, de hecho el primer capítulo dice que es casado con dos hijosm entre otros armados de escenas). El capítulo que consigue trabajo es el que más choca, y cuando se junta con el padre.

La contrafigura fue el personaje de Pilar Gamboa, que era la que razonaba sobre los asuntos, y cuando le excedía se "automutilaba", se cortaba.  Yo antes, me pajeaba, hoy dia mi "automutilización" es la comida. Me enterneció mucho el personaje.

Tal vez, tenga diferencias varias con Guillermo Arengo, un tipo que se encerraba en su teléfono, que tenía reflexiones profundas, pero al perder algo, reaccionaba con un resentimiento incontrable y derrapa en la verba. 

Fernan Miras (el doctor Buso) quería que todo funcionase, pero la cagaba el mismo, además era el encargado de los "locos", y el que tuvo que guiar el grupo, como podía.  A la vez se pelea con la mujer (Julieta Vallina), que lo engañaba, y que su hijo sufría por las riñas que ambos tenían.  Buso no era muy paciente con la gente, y se creyó indispensable, haciendo el padre de todos.

Julieta, interpretado por Paola Krum, recién recibida de psicologa, que viene de Santa Fé, y que con casi 40 años, era apenás una practicante, por haber dejado millones de carreras. Tuvo un novio que la golpeaba, pero también algunas perturbaciones mentales y fobias. Se mete con el doctor Buso y va creciendo su personalidad en sus capítulos. Esteban estaba enamorado y obsesionado con ella.

Gloria Carra hacía de Teresa, una mujer culpógena que para salir de esas culpas tenía que disociarse en otra persona llamada Matilde que vivía descontrolada y se garchaba todo lo que caminaba. Hay una escena donde su hijo recibe solo a los "mayores" y tiene que soporta el rechazo de una madre que lleva a su hijo al cumple y dice que "los otros" tenían razón, no tenía que haber venido (obviamente por loca), me mató esa escena, me identifiqué mucho con toda la gente normal que hace bien las cosas.

Marilu Marini hacía la madre de Esteban, una persona que traía chongos a su casa, para satisfacer su sexualidad, y supongo, no estar sola. En este mundo, los locos pagamos el placer de alguna manera, los normales creen que los tienen gratis. Tenía un amor-odio extraño con su hijo, donde hay escenas magistrales. Que bien que actúa Marilu Marini!

Esta el cobarde Ezequiel que se garchó a Sofi (Pilar Gamboa), la embarazó y no sabe como hacerse cargo, la cobardía es parte de este doctor.

Gaby (Maruja Bustamante) una persona que se auto-subestima y que los demás, en parte la subestiman, es la recepcionista, no tiene los parametros fisicos que la sociedad de los normales requiere para se aceptado, por eso tiene su comportamiento es bastante directo, sin apariencias, y sin pruritos en la lengua. En una charla con Krum le dice: "Supongo que no debes tener ninguna amiga para salir conmigo. No te preocupes que yo tampoco".

Marcelo D'Andrea hace del director de la clinica y el Doctor Buso no tiene ningún problema en enfrentarlo en defensa de los "enfermos mentales" (como ustedes los normales nos llaman).  

También actúa Carla Peterson que es obsesiva compulsiva y que tiene que bancar como la dejan, y alucina que esta con gente, porque la soledad es parte común de la vida intima de cada uno y una. 

Maria Abadi que hace de la circunstancial novia de Esteban, y se llama como su psicologa enamorada: Julieta, que contiene a Esteban, pero explota con su patología también, a pesar de vivir una vida normal. 

En conclusión, me gustó y sensibilizó mucho esta serie/novela.



lunes, agosto 16, 2021

Pil Trafa (1959 - 2021)

 








Algún dia me debo escribir sobre mi relación sobre la "música punk-rock" en la Argentina, y lo ligado que está con personas solitarias, y "fuera de sektor".  En mi experiencia en recitales de temática "punk", muchos hombres y mujeres solos/as.  Supongo que la manera de alzar la voz, era gritar las canciones que este estilo. 

Enrique Chalar cuyo pseúdonomi "PIL" se corresponde a la remera que tuvo John Lydon, después de la separación de Sex Pistols, en que abrevia "Public Image Limited". Y para rellenar ese nombre le agrega "trafa" en lo que una "piltrafa" es un ser imperfecto.

A Pil Trafa le gustaba la música, pero supo que no tenía talento, cosa que me identifico, sobre el gusto al punk, y supongo que al no tener oído, no tener una voz afinada, pero hay mucho que decir y que disrumpir, y "Los Violadores", en un contexto de mierda en la Argentina, sea social, económico y político, surgieron con "destrozos" varios. 

La violencia reflejada a la insatisfacción, a la exigencia a perfeccionarse, a formar parte de una ideología donde la duda no es parte de la misma. En fin, ¿Quien se banca a uno o una que te dice que no es feliz? Los que afirman su felicidad tienen una responsabilidad muy grande con ver con ojos optimistas al mundo, y como dijo Pil "cae en un abismo".

Me gustaron mucho "Los Violadores a fines de los 80's" pero el tema "Sin Ataduras" que hablan de los extremos políticos sea el consumo loco y el de hacer mierda al otro. Asi como el formar fila y no tener casi nada permitido, pero que hay solo una cabeza y los demás somos todos iguales y compartimos "los recursos" que nos regala un estado benefactor y ultra-poderoso.  Todo tiene sus pros y contras, aunque dudo de los pros en cuanto al colectivo. Supongo que hoy dia, se vive en un gris, aunque imponerse al otro u otra que no opina como vos, es un delincuente. 

Volviendo a Pil Trafa, el tipo era cultísimo y tenía en claro la historia de la humanidad, asi como su decepción, supongo que eso lo tornaba un tanto nervioso.  Recuerdo un reportaje con Antonio Birabent: "Rock and Roll" que se lo notaba drogado, pero que tenía una claridad en las opiniones que me llamaron la atención. 

Recuerdo haber comprado el disco "Bajo un sol pais" donde, además del tema principal que habla de "la felicidad" de un político abusando de su poder y de su casta, "oficial u opositor" y el fundamentalismo ya anticipado de "la grieta" que tantos se jactan y se colocan del lado "correcto". 

Luego "Rey o reina" que comenta la historia política en la Argentina o "le Rouge et le noir". 

Los ví un par de veces en el marco de Recitales, me perdí el Luna Park del regreso con Stuka, porque estuve afuera, sino, posiblemente concurría. 

Se fue otro maestro musical, al cual admiré por su apertura y honda sabiduría. Esa sabiduría que no te examina algún jurado, doctor, o letrado para decirte que sos una persona de jerarquía e intachable. 

¡Gracias Pil!