domingo, agosto 07, 2022

La capacidad negativa










A John Keats, la capacidad de cuestionamientos y de detalles sobre su existencia, se vislumbraron en la juventud. El plantearse el indefinido y amplio sentido de vivir.   

La lógica humana que establecen teorías, prácticas, maquetas, experimentos, construcciones, progresos, destrucciones y un lugar etcétera dentro de un marco de juicios preconcebido, o por lo menos, la necesidad de preconcebirlos, para otorgar una estructura, o simplemente disfrazar un "ente", "idea", "objeto" en algo concreto.   Justamente el oximoron entre lo bueno y lo malo es lo "concreto". 

El cuestionamiento incómoda lo concreto, pero cada vez más "la productividad" se acerca a lo concreto. ¿Que ocurre que se flote en cuestionamientos que, probablemente, jamás se clarifiquen? ¿y cuantas preguntas, nunca tendrán una respuesta? 

Aplicar "capacidad negativa" es someterse a las alternativas respuestas. Las afirmaciones tienen cierto nivel de agresividad, que llevan al sometimiento de la "aceptación" de un "ente" aquellos que dudan, que dudamos.  Entonces al no contrariar, se nos ubica en el rol de compartir ese "ente", pero en realidad el asunto pasa por no tener vocación al debate, al conflicto, al pragmatismo. 

John Keats murió demasiado jovén de tuberculosis, a los 25 años, pero mientras tanto dejaba esta idea de manera contundente: "Estar en incentidumbres, misterios, dudas, sin ningún tipo de búsqueda irritable tras los hechos y la razón". 

Los hechos acaecen, la razón es según el sesgo de cada uno, y su suscripción a ciertos silogismos. Aunque en el fondo, todo es subjetivo, una construcción. ¿O sino quien (o qué) lo establece como objetivo? 

Hoy, el planteamiento de mis pocos dialogos que abarco, algunos no pasan más que un "cordial" saludo, es del momento, siquiera busco la aceptación, aunque mi búsqueda es poder re-avivar "las certezas" de les otres. Casi siempre me sale mal, pero es un ejercicio que me impuse. El saberme incierto en, creo yo, todos mis aspectos, me sumerjo a la disfrazada necesidad de las certezas, cuando establezco una conexión.  

Lo que se inclinó hacer Keats, en su etapa más sentenciada a morir, es dejarse llevar con la duda, o en realidad, descansar en la duda, e inmergirse en la misma como una "forma de vida", sin darle explicaciones a lo que no se entiende. 

Hoy, al tener demasiada información, sería muy necio no "saberse" ignorante, pero la necesidad de la pertenencia ante un ente finito sigue estando latente. 


jueves, julio 14, 2022

De populismo a elitismo

 








El populismo se asemeja a gobiernos demagogicos. La demagogia es una palabra de "aplicar" el estar mejor para todo el mundo, sin profundizar en las limitaciones, y promesas de cubrir los intereses y anhelos de una población.

¿Se cumplen? No, absolutamente no.

Pero los partidos políticos, en este último tiempo siempre prometen que se puede estar mejor y que todos serán felices. Por ejemplo, el ex-presidente Mauricio Macri, mostró un comportamiento populista antes y en el ingreso al poder, y luego condena a gobiernos, según él, "populistas, poniendose en el sector de los "elitistas".

Yo me pregunto: ¿Cuanta gente cree pertenecer a una elite?, seguramente mucho más de las realmente son, por pequeños actos, por viajes, por adquisiciones materiales, por méritos de haber conseguido un post-grado, un doctorado o cualquier otra laurea, o incluso menor. Entonces, el ubicarse en una "elite", hace que ellos y ellas se merezcan todo los que les pasa y si no abarcan mayor terreno, es porque gobiernos populista que alimentan a, según ellos "el 50% de vagos y ociosos", entonces tienen que haber un cambio de raiz. 

Pero gobiernos elitistas los encontramos en el feudalismo o en muchas regiones de Africa, donde un dictador y aquellos que "merecen" estar en buena posición (una migaja de la población total) acceden a la salud, a la educación de elite globalizada, a la comunicación, a la tecnología, al gas, a las cloacas. 

Hablan de iguales oportunidades, pero los elitistas están en una posición mejor, a las que ellos, ni en pedo comparten, porque se la merecen. 

Los gobiernos populistas, al estilo 1984, para salvaguardar a gran parte del pueblo, han realizado más obras de inclusión social que los gobiernos de derecha-elitistas y exclusivos. Los números están presentados en Argentina con Perón, Nestor Kirchner, Illia por menores niveles de pobreza contra los gobiernos de Menem, Macri, que beneficiaron a una clase elitista. Lo que acontece, es que la clase elitista estuvo muchísimo mejor con estos gobiernos de derecha que cuando la brecha se junta. 

Pero el populismo está arraigada a la corrupción, para ensuciarlos y que se enuncie: "se perdió una oportunidad extraordinaria, pero se robaron todo".  No obstante no cual, hay chivos expiatorios que hacen aplacar a gobiernos que aplican "justicia social".  

Justicia social, existe en los extractos menores, en lideres que se observan en los invisibles y se extiende en una comunidad que no accede a los beneficios de la "elite", pero cuando tienen acceso a "algo", las elites creen que es injusto. Que puede ser, porque los medios elitistas hablan de meritocracia y sacan a relucir impuestos existentes para alimentar las argumentaciones del "ahogo" de los elites. 

Que, de ello, los sectores medios, están ahogados, por la volatilidad que se encuentran al tener "beneficios" y al perderlos por "crisis" que licuan los ingresos de los que y los que no tienen. Pero los que no tienen, sólo necesitan comer. Y hoy, el 30% de los chicos y las chicas del conurbano crecen con una sub-nutrición.  

¿Y de que va el populismo? Y va que apunta a la luna y llega muy por debajo, pero va en la senda popular y visibiliza al pueblo, pero no dejan de estar por debajo de una línea de pobreza, ya que manteniéndolos en esa línea son más sumisos para "darle algo" y no lo que corresponde para cruzar esa lineas.

El elitismo, el mercado regularán a los pobres y confía en los aportes de la población para vivir en armonía. Es decir, la teoría del derrame que nunca se aplica. Incluso afirman que, en general, si un meritocrático le va muy bien, le va a dar trabajo a un popular, como servicio doméstico, arreglos en la casa, turismo y todo lo demás.   Pero, al pensar solo en él y ella, la vanidad crece y el dinero no es infinito. Si un elitista tiene 10 veces más de poder compra, le saca el poder de adquisición de bien de consumo a un cantidad importante de gente y de manera exponencial.


jueves, junio 30, 2022

2do Trimestre 2022

 









El contexto se hace duro, al suscribir con el entorno, y asumir que ya perdí la batalla, que me arrastro como un fracasado sin ideas, bajo hipotésis de la gente civilizada a la que enfrenta los embistes, para no desvalorizarse. Ya me declaré desvarolizado, o con un valor vital que resulta anodino, ominoso, aversivo, etc.

¿Y que sucede con eso? Que, como coloqué en algún posteo del 2022, vibro bajo, pero con la meta de estar por encima del 2020, aunque se apenitas, no importa, no creo que se presenten grandes novedades, cuando la perturbación, la falta de rumbo, y sobre todo el discernimiento.

En que se basa Discernir? Hoy en elegir lo menos peor posible. No suelen ser buenas elecciones las que se presentan en el discenimiento en sí, pero cuando la gente normal y civilizada, tiene "grandes sueños" que piensa que "el futuro es mejor" (algo que escribió Spinetta en plena instalacción de los ideales y utopías), yo no, sólo me muevo como una oruga o gusano, por el piso, sin planes "hermoso", sino que discierno. Si en el discernimiento sale algo bien, es el privilegio y el regalo.

Lo bueno de este trimestre es haberme consolidado en una estructura con cuatro pilares: 

El primero es el movimiento, a través del gimnasio, del yoga e incluí la natación, si bien no me apasiona, me gusta la forma en que me anestescia.  Extraordinariamente juego a la pelota y salgo a trotar, donde se emplea un esfuerzo mayor, y el jugar a la pelota me veo expuesto. 

El segundo es el enfrentamiento del dolor, la quejadumbre, la depresión y la ansiedad. Es decir, las sensaciones que todos los dias afectan mi cabeza en la cual trato de domesticar, pero muchas veces no puedo. Lo fáctico es lo que trata de neutralizar estas sensaciones, pero es inevitable derrapar y caer en el barro. ¿Hacer planes? No, me deprime hacer planes, porque hay muchas posibilidades que no los cumpla...Y ya no me gusta soñar, excepto cuando duermo, que está buenisimo dormir y soñar.  Sino, que los realice la gente valiosa y reconocida. Los planes plenamente burgueses, ya fueron.

El tercero es el desarrollo/manutención de mi intelecto, a pesar de mi dispersión, de modo que me "obligo" o tengo como rutina leer un par de libros: uno en un idioma diferente al español y otro en español. Luego, continúo con el Duolingo, más la práctica del alemán por Busuu (menciono marcas, parezco película comercial yanqui. Y si, me entrego al sistema, porque nunca supe salir del mismo).

La cuarta y está ligado con la segunda, además, hoy es la más importante, es la economía.  Si bien, sin salud no soy nada, y realmente sé que estoy en pleno proceso de deterioro, pero sin economía no resolvería el tema este. Estoy haciendo malabares, incluso como lo hace la gente "valiosa y civilizada", para administrar mis gastos. Pienso muchas veces cuando tomar el café en una cafetería y en cual, para salvar ciertos gastos variables, aunque como el paso del tiempo, la inflación y la pérdida de poder de compra, hace que reflexione sobre salidas que ya no realizo, por ejemplo: los tours por capital, tomar un taxi o remis, irme de viaje, comprarme ropa, comer afuera, entre otras cosas.  Fue un trimestre duro, a pesar que en junio hubo cierto alivio, pero el temblor de la volatilidad me sacude día a día.

El próximo trimestre es el invierno, seguiré volando bajito, y haré lo posible para que no sea el peor año de mi vida, discerniendo en lo menor peor posible.







domingo, junio 12, 2022

Mimeme

 












Las especies actúan por genética, por aprendizaje, por costumbres y/o como un eslabón de un sistema que tiene como fin la preservación. Las abejas por ejemplo no tienen un valor individual, haber nacido te da una tarea para sobrevivir a la manada.  

La sinopsis entre hormigas y un tipo de pulga para alimentarse mutuamente, realizando su trabajo de alimentación: la hormiga trae la hoja, el pulgón succiona de la misma y en esa succión queda construído un hongo que sirve como alimento para las hormigas. 

Estableciendo una estructura estable de la evolución que tiene como origen el "seno" familiar o aquellos que alimentan, crían y cuidan, desde un principio a sus descendencias genéticas o adquiridas.  Por ejemplo, los pájaros cucús tienen padres adoptivos, ya que sus ascendentes genéticos los dejan en nidos ajenos, porque sus genes no le transfirieron el "como" construir sus propios nidos.

Todo estas conductas heredas son productos de un factor genético y/o de aprendizaje, pero ¿Que sucede con los seres humanos? Se mimetizan y no solo actúan por los genes, sino por al mimetizar es sobre "la cultura". Me queda la duda si el ser humano es adaptable o no, o tiene grandes serios de mortandad, cuando cambia completamente de cultura.  Por ejemplo: ¿Cuanto tiempo permanecería vivo si compartiera en tribús de cualquier lugar? Una semana? un mes? No creo que más tiempo. 

Mimetizar viene de imitar, para profundizar la definición que le da Richard Dawkins: "Una idea, conducta, estilo o moda que se trasmite de persona a persona dentro de una cultura". Entonces Mememe, en los tiempos de hoy se reduce a "Meme", donde una conducta humorística, absurda, burlona, sarcástica, a través de alguna imagén se hace viral, y se transfiere por redes sociales o las comunicaciones que los seres humanos "normales y civilizados" de la cultura que comparto, las republican y muy rara vez lo crean.  

Generalmente "Meme", es secuestrar una idea original y la va mutando. Es como la idea de Dios que lleva más de 5000 años pululando en las mentes y el seno popular de todas las religiones, porque el ser humano nace con un pánico ancestral a la muerte. Hasta que alguien "inventó" ese "Meme" sin ser probado, aún, cientificamente su existencia. 


sábado, junio 04, 2022

Cumpleaños extraordinario, asumiendo una vida ordinaria.

 












Mi vida sucumbió hace unos años, y toque un fondo, que puede aún desfondarse. Yo contribuí muchísimo a tocarlo y me di manija sin encontrar ni rumbo y rebotando como un flipper en cada quejido, búsqueda del otro u otra para ciertas ayudas, favores, en cual me dio mucha vergüenza.  La pandemia fue el golpe de "nock out" para decepcionarme de lo limitante que puede volverse el entorno y lo confundido y pertubado que puede caer. 

Tengo dólores, sí, constantes, crónicos, etc. He búscado manera de no enfrentarlos, sino asumirlos y tolerarlos. Incluso bajando el precio a ciertas aperturas que pueda llegar a tener. Un "hasta que llegué" es el mantra para volver atrás, retroceder. 

Pero intentando olfatear hasta donde puedo caminar, y chocar, sin angustias, sin recelos, sin expectativas, sin objetivos de lo extralimitable.  No mejoro, avanzo, tolero y retrocedo. 

La ordinariez está basada en mi moderación y la autosatisfacción de moverme, de buscar una continuidad en la alimentación, pero también que la "prohibida", es decir lo rico, lo dulce, lo salado; sea saboreable y apreciable, y bancar el precio.

Los momentos bajos, que son mucho, reacciono con resignación, con la cabeza gacha pero avanzando.

Hoy, fue un día que planifiqué hace un par de meses. Sabía que hoy iba a volver al cine, luego de 27 meses, cuando vi "La Protagonista" una película chiquita y olvidable. 

La de hoy: "Franklin. La historia del billete" también es olvidable por la violencia, por la falopa, por los asesinatos, pero queda como la vuelta al Gaumont. No sé cuando repetiré, pero me saqué una espina de ir al cine. Un cine con el 25% a lo sumo de la capacidad, a pesar que la entrada estaba sólo $90. 

A la mañana fui con la bici hasta la reserva, donde pude disfrutar este dia nuboso, con humedad y frío. Luego desayuné en un lugar que lo pienso mil veces antes de ir, pero me di la libertad de hacerlo: "La panera rosa" donde comí una torta de zanahoria que disfruté cada bocado.

Y a la noche volví a la parrilla vegana, donde me comí algo simil a un asado, bien grasoso y disfrutable

Volví a ir caminando (y cantando) al Gaumont, donde se pasó volando el camino.

Y me sentí contento, infantil, caprichoso, ridículo, inmaduro, y todo lo que pueda decirme una persona "normal", pero cuando escuche "canción normal" de Smitten, recordaré todo este día. 

Salió muy bien la "fiestita", ahora vuelta a la vida ordinaria, ajustada, austera, metódica y casera. 

Lo bueno que ya no me interesa la edad, por lo menos en dos años, porque no hay nada que aparentar con ella, que me digan viejo de mierda, limitado, o lo que sea. Va a estar todo bien. De hecho, me trazó una idea de rumbo para los próximos 700 dias. 


domingo, abril 24, 2022

Maratón del "profesor hippie"

 







Domingo a la tarde, decidí mandarme al sobre después de comer y comenzaba justo la película "El profesor Hippie" con la actuación protagonica de Luis Sandrini, interpretando al profesor de historia Horacio "Tito" Montezano. 

La primera vez que la ví, creo que fue a los 11 años, por canal 13, y me maravilló cuando en una de las  primeras escenas el profesor descubre todos los machetes de les alumnes, excepto el que escucha por audifono y la cinta la lección.  

Les alumnes protagonistas en este caso son Nélida, interpretado por Soledad Silveira, que tiene la contra de contar una madrastra que la detesta y el padre no tenía idea que hacer. El otro es el noviecito es Jorge que trata de contenerla (Oscar Orlegui). Aparecen Pablo Alarcon como un actor que siguió con trascendencia. 

Homero Carpena integra el "enemigo" mayor en las tres películas de la saga, donde el "clan" Salvatierra no se banca el progresismo del profesor Montesano, que es el que le enseña a realizar una huelga contra este justamente por injusticias en contra de les alumnes. 

Montezano sufre la huelga, sufre una suspensión por sacarse una foto con pelo largo para salvar las papas a les alumnes. Y hay tres bandas, dos de ellas con las canciones beats que me encantan como "El extraño del pelo largo" y "Sábado", interpretados por La Joven Guardia y Los Náufragos. Y con la nostalgia que no fue de no haber nacido en la fusión entre la música beat y los comienzos de la identidad poetica y artística del Rock nacional. Por eso, finales de los 60's y mediados de los 70's es una gran etapa de la cultura en Buenos Aires. 

El final que se va el tren, hay uno de les alumnes que, seguramente, tome conciencia que está saliendo a cámara, la vé sonríe, y supongo que piensa: "Que bueno quedar en la masividad aunque sea 7 segundos".

El profesor se va a Esquel, a la Patagonia Argentina, es el inicio de "El Profesor Patagónico", la segunda parte de esta saga, en el tren conoce a una maestra que será la encargada de una escuela rural (Gabriela Gili) y a un sacerdote (Piero). Se hacen amigues les tres, y cada uno con sus tareas.  Acá se reflejan como son dejados de lado las escuelas rurales y cuanto trabajo de los mismos que laburan ahí. Es así que el profesor hippie decide llevar a les alumnes a hacer arreglos y reformar la escuela rural. 

Se encuentra, nuevamente con otro Salvatierra que lo suspende, les alumnes le hacen huelga por apañar a les hijes donde él para para dormir, comer y esas cosas. Pero estes hermanes le jugaron una mala pasada cambiando las pruebas y lo cagan a Montezano. Acá laburan Jose Luis Mazza y Celia Cadaval.

También tienen un papel estelar los cantantes de moda y divertidos que hacen un popurri: "Mar del Plata en alpargatas", "Porque sos un gordo bueno" y Piero canta el gran "Juan Boliche", "Mi viejo", "Llegando llegaste".

Gabriela Gili tiene un accidente que necesita una larga recuperación en Buenos Aires, Montezano renuncia, y se encarga de la escuelita rural. 

Tal es asi, que está dos años en la escuela y da comienzo al "Profesor Tirabombas", vuelve a Buenos Aires, ya que se venció su interinato, quiere jubilarse, pero no le conviene, ya que el sueldo de la escuela rural es una mierda, entonces, su amigo, que ahora es director del consejo escolar de Buenos Aires, le dice que siga un año más, y bueno, sigue un año en el Nacional Buenos Aires y oh casualidad sus sobrines, son sus conviviente, ya que el vive en lo de la hermana. Tiene dos en quinto (un repetidor , Guillermo Ruano y una adolescente Monica Jouvet) y el cantante melódico Silvestre en cuarto año. 

Acá aparecen como actores y actrices trascendentales: Diego Botto que hace un personaje que exige ver revisionismo al profesor de historia y lo único que quiere Montezano no volver a tener problemas en "defender" los derechos de les alumnes. Oscar Martinez que tiene el rol de un genio en quimica y llega a crear una bomba. Beatriz Taibo como la compinche, profesora de quimica. Max Berliner como el rector que se enferma y lo reemplaza la hermana de Salvatierra, el "clan enemigo" de Montezano. Diego 

El problema ahora es el comedor, que Salvatierra al hacerse cargo del rectorado lo clausura, les chiques lo arreglan, pero el curso de 5 "B" lo sabotean tirandole ratas, gracias al alumno malvado Adrian Ghio. Antes de esto, hay un número musical que comienza con Katunga y les alumnes y profesores (Taibo y Sandrini) haciendo sketchs. 

Para culminar la saga, Montezano rompe la renuncia y todes les alumnes le cantan el tema "El profesor Hippie"  que dice, más o menos asi:

Al profesor, hippie le decimos,

Su corazón es todo juventud.

Para volar nos regaló un libro de ilusiones

Nos dio una flor y un pizarrón con tiza de colores

El profesor (hippie) nos ha brindado tanto amor

El profesor (hippie) con el calor de la alegría 

Mi profesor, la luna le dejó.

Un corazón con cascabeles de fierro. 

Para volar nos regaló un libro de ilusiones

Mi profesor, al profesor, jamás te olvidaremos

Para volar nos regaló un libro de ilusiones

Mi profesor, al profesor, jamás te olvidaremos





viernes, abril 08, 2022

Del entusiasmo a la desidia.

 










La imagén retrata a como veo la pelota de fútbol en todos sus ámbitos.  

El entusiasmo se va disipando en cada paso, incluso en despertarme cada mañana. No soy partidario de la muerte, porque voy hacia cada satisfacción mínima, que si caigo en comparaciones, promocionaría e intensificaría las ganas de matarme.  Pero me sé errante y que el bolsillo de los "entusiasmos intensos" está cada vez más roto.

Muchas veces me hablé de moderación, aunque hay me resbalo de la misma, para tener que cambiar por otras estructuras que me permitan seguir marchando. ¿Estructuras? Si, porque vivir el caos no es buen negocio, y caminar de estructuras de otres, me angustia mucho más.  

Mis estructuras, en un plano pragmático y razonable, son fútiles, improductivas, e incluso parecen excrementos, pero son mi mal menor, aunque no deja de ser un mal.

¿Que es un bien hoy? Realmente no lo sé, tal vez la satisfacción de algo que dura 5 minutos, como sacar la saciedad al comer algo sabroso.

Pero, vamos al punto, de algo que ocurrió el sábado dos de abril del presente año.  Fui a jugar con el pie medio flojo, porque ya la semana anterior trabé con alguien y el juanete me quedó adolorido. El hacer "perro boca abajo" o apretar el dedo pulgar del pie, hizo (y haca) que el dolor se intensifique. 

Fui a jugar a la pelota, con la bicicleta, donde como ultimamente no "cazé" un fútbol en como pararme, al patear la pelota me dolió mucho el empeine y al dibujar ciertos giros también. 

No obstante, el partido era muy parejo. Yo fui al arco, y sentí el clima ríspido que se vivía dentro de la cancha, el mejor jugador (el que concretó más goles) se lesionó y tuvo que entrar un muchacho que no tenía la menor idea donde estaba parado.  Los del otro equipo llegaron constantemente a mi arco. Yo sacaba todas las pelotas que podía. 

Hasta que acaeció lo determinante, en cuan origina la consecuente decisión de no volver a jugar (más o por un tiempo) con esta gente.  Quedamos arrojodados en el piso con un hombre, lo cual la cabeza queda cerca de mi gluteo, yo estaba mirando hacia otro lado para salvar una pelota, y cuando desequilibrio (ya que estaban en cuclillas), involuntariamente, caigo con la rodilla sobre su cabeza. El hombre dijo que "le pegué una patada en la cabeza", lo cual se paró a putearme, y yo lo miré atonito, hasta que adelanto un paso y me pegó un cabezaso. 

Eso me entristeció, además fue fortalecido por los otros que decían que le pegué una patada en la cabeza, que cobre penal, que estoy loco. Sólo calentura de ellos, porque el tipo les vendió "la patada en la cabeza". 

El partido siguó ríspido, pero yo ya me quería ir, porque la decepción fue grande, porque la violencia fue adrede y el enojo de los demás me sobrepasó.  Los de mi equipo festejaban, yo pagué, me cambié y me fuí.  

Como Kafka escribió en sus libros implicitamente, todos van a tratar de perjudicarte en esta "competencia", incluso aquellos parecen que quieren ayudarte.  Esto les sucede a las personas débiles y con poco interés a esparcir.  Kafka no tuvo la suerte de vender tantos libros en vida. 

Mientras tanto, el fútbol de los sábados a la tarde se clausura, se cambiará o dormiré la siesta (que es lo más cómodo y menos triste que hago).